Inicio / Música / 2016, El año en que dijeron adiós grandes estrellas de la música

2016, El año en que dijeron adiós grandes estrellas de la música

Cierra 2016 convertido en un camposanto musical. La despedida por sorpresa de George Michael, en la madrugada del lunes, a los 53 años, no ha sido más que la puntilla a un año en el que se nos ha quedado cara de catafalco. Este ha sido el del canto del cisne, marcado por la pérdida de tres gigantes, Bowie, Prince y Leonard Cohen, pero, al margen del capítulo de leyendas, también hemos despedido a grandes artistas con maenos protagonismo.

No empezaba bien el año, cuando el uno de enero despedíamos a Natalie Cole a los 65, pero es que diez días después llegaba el primer gran disgusto. David Bowie falleció a causa del cáncer que llevaba un tiempo ocultando, aunque sí pudo dejar un testamento musical, su disco «Blackstar». Todavía no sabíamos que no sería el único que dejase sus últimas voluntades grabadas en canciones. Pero es que no había terminado enero, cuando se marchaba por sorpresa Glenn Frey, cantante y guitarrista de los Eagles y autor de buena parte de sus grandes éxitos, incluida la letra de «Hotel California». Después, la tragedia se cebó con Jefferson Airplane, que, con apenas unas horas de diferencia dijo adiós a dos de sus miembros por separado: Paul Kantner, cofundador de la banda, debido a un fallo multiorgánico; y Signe Anderson, su primera cantante, por causas desconocidas.

w el «quinto beatle»

El 9 de marzo es otra de las fechas tristes de 2016, cuando nos dejaba George Martin, «el quinto beatle», a los 90. Martin era el responsable de algunas de las revoluciones del cuarteto, entre ellas, el memorable «Revolver». Y apenas dos días después, eclipsado por el adiós al mítico productor, la mala noticia la daba la familia de Keith Emerson, teclista y responsable del sonido progresivo de Emerson, Lake and Palmer al mando de su inmenso sintetizador modular. Y no será el único miembro del trío que fallezca en 2016. En marzo se fue también Frank Sinatra Jr. y poco después la inmensa leyenda del country Merle Haggard y la del soul Leon Haywood. Prince sólo tenía 57 años cuando certificaron su defunción por causas que estuvieron coleando unas cuantas semanas y que terminaron certificando la ingesta de un potente analgésico opiáceo. No habíamos llegado a la mitad del año, cuando, el 21 de mayo, fallecía John Berry, fundador de la mítica banda de rap Beastie Boys. El hip hop lamentaría además la partida de Phife Dawg de A Tribe Called Quest, que han anunciado su retirada con el disco que acaban de editar.

w la música en español

La música latina y española han sufrido graves pérdidas también: con un día de diferencia hubo que despedir al saxofonista argentino Gato Barbieri y a Manolo Tena, ilustre voz del pop español en solitario y con Cucharada, y que parecía haber vuelto a enderezar el rumbo. La leyenda del tango Mariano Mores fue llorado incluso por Calamaro y México se estremeció con los pañuelos al viento por Juan Gabriel. El flamenco también ha tenido funerales, los principales en un mes de julio negro: los de Juan Habichuela, Juan Peña «El Lebrijano» y José Menese.

Al margen de los grandes nombres, este año que termina también ha sacado la guadaña con grandes instrumentistas de la época dorada del rock and roll. Por ejemplo, tres acompañantes de Elvis, como Scotty Moore, Rob Wasserman y Wayne Jackson, y Bobby Vee, cantante pop de finales de los años 50. Además, se rindieron obituarios a Bernie Worrel, teclista de Parliament-Funkadelic y Talking Heads, y a la figura inclasificable de Allan Vega, líder de Suicide.

Sin embargo, los dos últimos meses han resultado especialmente duros de tragar. La lista de defunciones en noviembre y diciembre ha sido sencillamente estremecedora. El 11 de noviembre desapareció Leonard Cohen, quien hacía poco acababa de presentar su epitafio discográfico, «You Want It Darker» y no dudó en comentar cómo afrontaba su propia muerte. El impacto de la noticia del adiós al canadiense no permitió rendir los homenajes merecidos a otro gigante, Leon Russel, un auténtico tótem del blues y el rock. Pero ahí no quedaba la cosa: siguieron enormes músicos como Mose Allison, Sharon Jones, Greg Lake (también de Emerson, Lake and Palmer) y Rick Parfitt (guitarrista de Status Quo). Como decía ayer Madonna en Twitter para despedir a George Michael, «2016, ¿puedes irte a la mierda de una vez?». Sólo nos quedan cinco días para enterrar a este año trágico.



Fuente: La Razón

Sobre Nueva Teleindiscreta

Nueva Teleindiscreta
La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

Teatro Real, mucho más que ópera

El año 2018 no será uno más en el Teatro Real de Madrid, celebrará el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: