Inicio / Animales / Ahora resulta que hay tantos perros de terapia como de caza, un 0,4% del total

Ahora resulta que hay tantos perros de terapia como de caza, un 0,4% del total

Al menos eso afirma el estudio de la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía, AMVAC, del que ya os hablé la pasada semana.

Estupefacto se podría quedar uno viendo los resultados de este sondeo hecho en las clínicas veterinarias de la Comunidad Autónoma de Madrid. Este país está lleno de perros que se usan como instrumentos de caza. Para comprobarlo no es preciso acudir a un entorno rural en el que sea frecuente esta actividad, basta con ver cómo abundan por las aceras urbanas animales afortunados que pasaron de ser herramientas a miembros de una familia, o pasarse por cualquier perrera y protectora (por sus webs vale) y ver la gran cantidad de perros de caza abandonados esperando aún su segunda oportunidad.

Claro que en realidad no sorprende nada. Hay otra explicación a este dato absurdo y es que la mayoría de los perros usados como instrumento de caza no han visto una clínica veterinaria ni de lejos. Eso explica además el hecho de que la abrumadora mayoría de los descartes de caza a los que las protectoras rescatan a tiempo no tengan el (obligatorio) chip implantado.

Si queremos saber el porcentaje de perros de caza existentes en España no podemos acudir a estudios elaborados por veterinarios. Ni siquiera serviría recurrir a los registros oficiales vinculados a chips y cartillas. Aunque se pidiera el dato de a qué se va a dedicar a ese animal, no serviría de nada, porque un porcentaje importante jamás pasaría por ahí. La mayoría de los perros de caza existen al margen de cualquier registro. Existen, nacen y mueren, sin que conste en ningún sitio.

Sakari, el galgo atigrado, proviene de un pueblo de Badajoz. Tenía un dueño cazador que se quería deshacer de él, y de su compañero Kyril.

Las condiciones en las que nos han llegado son de pena, esqueléticos, con heridas por todo el cuerpo, con ese olor típico de los lugares en los que los tienen, con un pánico atroz y con una mirada perdida que poco hay que imaginar para saber la vida que han llevado. Nos los trajimos sin un mísero collar, despojados de todo, hasta de su dignidad de ser animales.

Ambos han sido usados para cazar, pero uno de ellos está peor, la vida que le han dado es muy dura, ha tenido hasta 3 propietarios diferentes, todos lo han usado para el mismo fin y ha pasado de mano en mano como pura mercancía. Con 5 años a sus espaldas son muchas las temporadas de caza que este animal tiene padecidas en sus huesos.

¿Qué decir del mercadeo de estos animales? Son comprados, cambiados por otros, usados, probados, criados, acostumbrados a una vida en la que una muestra de cariño les suena a algo nunca visto. Así están estos dos pobres galgos, no saben jugar, no saben lo que es una cama con unas mantas, no saben lo que es una caricia…

Está en manos de la protectora cordobesa El amigo fiel.

Contacto: [email protected]

La entrada Ahora resulta que hay tantos perros de terapia como de caza, un 0,4% del total aparece primero en En busca de una segunda oportunidad.



Fuente: 20 Minutos

Sobre

Ver también

Os presento a Martín (‘Mastín’), el protagonista de una novela juvenil centrada en la protección animal

Traigo noticias importantes, al menos para mí. Un proyecto muy personal del que iré dando …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: