Inicio / Deportes / Alonso no es pionero: Sainz ya probó el Toyota de Le Mans

Alonso no es pionero: Sainz ya probó el Toyota de Le Mans

Carlos Sainz, bicampeón del mundo de rallys y campeón del Dakar, es un referente del motor en el mundo y precursor de casi todo lo referente al automovilismo en nuestro país. Amante de la velocidad y con un ADN competitivo como pocos, el madrileño de 55 años no esquiva opciones para ponerse a los mandos de cualquier vehículo. Y así ha sido siempre. Y casi siempre el primero.

El test de Fernando Alonso en Bahréin con el TS050 Hybrid que seguramente pilotará en la próxima edición de las 24 Horas de Le Mans 2018 no ha sido el estreno de un piloto español al volante de un prototipo de Toyota de la mítica cita de Resistencia. Hace 19 años, Carlos Sainz ya tuvo esa experiencia. El Matador competía con la marca de la originaria Koromo en el WRC y fue invitado a probar en Montmeló el GT-One TS020, el arma nipona para asaltar el triunfo en el circuito de La Sarthe.

Poco trascendió de aquella prueba, pero el escocés Allan McNish, tricampeón de las 24 Horas de Le Mans (1998, 2008 y 2013) y piloto de Toyota en F1 (2002), también presente en el trazado de Barcelona recordó ese día en una entrevista con ‘Autosport’ el 29 de enero de 2003. El por entonces piloto de Porsche lo relataba así: “Recuerdo a Carlos Sainz conduciendo el Toyota. Sus primeras vueltas fueron bastante divertidas. Entraba continuamente en boxes y apenas podía llevar el coche recto, no estaba acostumbrado a la capacidad de respuesta de la dirección. Al final del día, yo estaba fuera de la pista y pasó el GT-One. Pensé para mí: ‘Qué rápido está yendo Brundle (piloto oficial de Toyota en Le Mans 1998 y 1999, y con 158 GGPP de F1 disputados y nueve podios)’. Cuando llegué a boxes descubrí que era Sainz el que conducía el coche. Recuerdo que estaba a menos de un segundo de los tiempos de Brundle en menos de un día”.

McNish quedó alucinado con la capacidad de aclimatación al volante de Sainz y no dudó en alabarlo: “Fue impresionante teniendo en cuenta que yo al principio del día le iba siguiendo en pista y apenas podía llevarlo recto. Hizo un enorme esfuerzo y un trabajo excelente y acabó yendo muy, muy rápido. Me demostró que si sabes conducir, puedes conducir. Descubrí que los pilotos de rally tienen un control del coche más amplio que los pilotos de circuito y quizá la diferencia es que estos saben cómo llegar al límite de manera más consistente”. Eso sí, Sainz no llegó nunca a correr en Le Mans, algo que Alonso, que ayer probó el Ligier de las 24 Horas de Daytona, está muy cerca de hacer.



Fuente: AS

Sobre

Ver también

Crutchlow no se cree las disculpas de Fenati e insiste

Si hay un piloto que siempre dice lo que piensa, sin pelos en la lengua, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + dieciocho =