Inicio / Tecnología / Apple quiere sus propias gafas de realidad aumentada

Apple quiere sus propias gafas de realidad aumentada

Apple quiere entrar en el negocio de las gafas de realidad aumentada y estaría ya manteniendo conversaciones para avanzar en este proyecto con varios proveedores, según avanza hoy  Boomberg, que cita a varias personas familiarizadas con el asunto. El dispositivo, que se lanzaría si prospera en 2018, tendría una pantalla muy próxima al ojo que mostraría imágenes junto con otra información. Para funcionar, las gafas, al igual que ocurre con el Apple Watch (el reloj inteligente de la compañía) deben conectarse al iPhone.

El gigante tecnológico, que no ha querido hacer comentarios sobre la noticia, buscaría con esta apuesta una nueva línea de negocio que le permita impulsar su negocio, tras la desaceleración de las ventas del iPhone en los últimos trimestres.

Según la agencia citada, Apple estaría pidiendo ya a sus proveedores un pequeño número de pantallas para hacer las pruebas, pero aún no habría pedido una cantidad suficiente como para llevar a cabo una producción a gran escala. Si el proyecto sigue adelante, la multinacional estadounidense se sumaría a otras compañías que han apostado también por lanzar al mercado gafas similares, en algún caso con escaso éxito. Alphabet (matriz de Google), por ejemplo, decidió discontinuar sus gafas de realidad aumentada, las famosas Google Glass. Tras lanzarlo con gran expectación en 2012, fueron rápidamente retiradas del mercado tras recibir fuertes críticas por problemas de privacidad, por su elevado precio (se estrenaron con un precio de 1.500 dólares) y la incomodidad de las mismas.

También Snapchat, la popular aplicación de mensajería, lanzó la semana pasada sus propias gafas Spectacles, con doble cámara y capacidad de grabación de vídeo de hasta 30 segundos. A diferencia del modelo de Google, estas tienen un precio de 130 dólares.

El lanzamiento de las gafas de Apple, si finalmente se produce, sería el segundo producto que estrena el actual presidente de la compañía, Tim Cook. El primero fue el Apple Watch, que pese a ser líder en su mercado, no ha alcanzado de momento el éxito cosechado por el iPhone y el iPad. Tampoco hay que perder de vista que Apple muchas veces prueba productos y después los cancela antes de ver la luz.

La estrategia de la compañía de la manzana en el negocio de las gafas inteligentes parece apostar más por la realidad aumentada que por la realidad virtual. Otros titanes del sector como  Facebook (con la compra de Oculus), Samsung, Sony, la citada Google, Microsoft y HTC, se han decantado por los cascos de realidad virtual, aunque algunos de ellos como las HoloLens de Microsoft combina también la realidad aumentada. La virtud de esta última, frente a la realidad virtual, es que con ella no se pierde la vista sobre lo que rodea al usuario.

Cook ya aseguró a principios de este año que su empresa seguiría invirtiendo mucho en realidad aumentada. En 2013, Apple ya compró la compañía PrimeSense, una startup israelí responsable del sensor de Kinect de Microsoft por 360 millones de dólares, y más recientemente compró Metaio, otra startup que desarrolla software de realidad aumentada (la cual agrega información o imágenes a escenas del mundo real) y FlybyMedia.

Cinco días

Sobre Nueva Teleindiscreta

Nueva Teleindiscreta
La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

La información económica más completa en español

El objetivo es claro. “Ser el gran portal de economía en español del mundo”, afirma …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 2 =

Close
Síguenos en: