Atlético de Madrid - Barcelona: Griezmann vuelve al Metropolitano

Atlético de Madrid – Barcelona: Griezmann vuelve al Metropolitano


La jornada 15 de la Liga Santander pone su punto y final por todo lo alto. El liderato está en juego en el Metropolitano en el duelo que mide al Atlético de Madrid con el FC Barcelona. Dos de los grandes de nuestros se ven las caras en un encuentro con más morbo de lo habitual, tras la tensión vivida el pasado verano entre los dos clubes con el pago de la cláusula de Antoine Griezmann por parte de los culés.

Precisamente, el francés será uno de los principales protagonistas del partido. Griezmann vuelve a la que fue su casa y el recibimiento que le espera no será precisamente plácido. El juego montado con su salida del conjunto rojiblanco crispó a una afición que no le brindará una estancia cómoda en el Metropolitano.

El Barça, mermado por las lesiones pero con su tridente de lujo

Los de Valverde se juegan el liderato, que de momento han perdido tras la victoria del Real Madrid. De no ganar, cederán la primera plaza en solitario a su eterno rival y principal competidor en la lucha por el título. Por ello, se espera que el técnico barcelonista disponga de su tridente de lujo, en el que Griezmann empieza a encajar cada vez mejor. Los barcelonistas llegan, eso sí, mermados por las bajas. Sin sus laterales titulares y con Ousmane Dembélé hasta febrero fuera de los terrenos de juego, pocas son las opciones que le quedan al técnico de cara a medirse a los atléticos.

Las dudas pasan por quién ocupara el mediocampo. Busquets y De Jong parecen dos fijos, pero en el Metropolitano podría entrar en juego también Rakitic como ya sucedió ante el Drotmund. Vidal y Arthur son los otros dos futbolistas que podrían entrar en lugar del croata. El equipo quedaría formado por: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Firpo; Busquets, Rakitic, De Jong; Messi, Griezmann y Luis Suárez.

Un Atlético en crisis

El Atlético no pondrá el liderato en bandeja a los azulgranas, como vienen demostrando en los últimos años. Sin embargo, los de Simeone no pasan por su mejor momento ni mucho menos. Aunque son quintos y podrían terminar la jornada igualados a puntos con su rival de sacar los tres puntos, las sensaciones no son precisamente las que deberían.

El mal de cara a puerta que muestran los rojiblancos les ha condenado a encadenar una racha de resultados nada favorable. Sólo una victoria en los últimos seis partidos, entre los que hay que incluir tres empates y dos derrotas. Las dos últimas, precisamente, fueron en Champions League y han comprometido bastante el pase a octavos de final de la competición, a expensas de que se dispute la última jornada de la fase de grupos.

En Liga, los de Simeone tampoco han mostrado su mejor cara. Los rojiblancos se han abonado al empate desde hace dos meses, sacando hasta siete en los últimos diez encuentros. Sin embargo, ante el Barcelona los atléticos están obligados a ganar, si no quieren perder el tren de la cabeza en la lucha por el título liguero.

Morata y Joao Félix se presentan como el remedio de Simeone para poner fin a la crisis. Los dos serán de la partida en ausencia de Diego Costa, el otro integrante del tridente rojiblanco. Todo apunta a que el técnico apostará en el medio por guardarse más las espaldas que por irse al ataque con jugadores del tipo Correa, Vitolo o Lemar.

De ahí que lo que se vea este domingo en el Metropolitano sea una apuesta muy similar a la que dispuso el argentino ante la Juventus en Champions, con la única duda de si llegará Giménez. De no hacerlo, el equipo quedaría conformado por Oblak en portería; Trippier, Felipe, Hermoso y Lodi en defensa; Saúl, Herrera, Thomas y Koke en el centro y los mencionados Joao Félix y Morata como dupla ofensiva.


Deja un comentario

nueve + diecinueve =