Inicio / Deportes / Benedito da por cerrado el voto de censura, denuncia al club y ya ha destruido las papeletas

Benedito da por cerrado el voto de censura, denuncia al club y ya ha destruido las papeletas

Agustí Benedito dio por cerrado su intento de voto censura cargando contra la directiva que no aceptó ampliar el plazo de recogida de firmas hasta el próximo día dos de octubre. Benedito explicó que por este motivo ha presentado una demanda ordinaria contra la junta para defender a los derechos de los socios al considerar que se han vulnerado sus derechos.

Benedito anunció también que no entregará las papeletas al club tal y como le exigió el miércoles el vicepresidente Jordi Cardoner y confesó que llevó las 12.504 papeletas que obraban en su poder al notario de Barcelona José Angel Ruiz Prado, para que las contara y las destruyera.

“Hay que tener mucha cara para decir lo que dijo Cardoner el miércoles. No hay ninguna obligación por parte del proponerte de entregar las papeletas si no se llega al límite, pero es que además hay muchas personas que no querían que se entregaran sus datos al club. No se fían ellos y nosotros tampoco”, aseveró.

Benedito se mostró convencido de que de haberse ampliado el plazo hubiera logrado su objetivo, que estaba cifrado en 16.570 apoyos. Lo explica según la siguiente proyección numérica: “Ayer teníamos recogidas 12.504 firmas, esperamos recibir entre hoy y mañana unas 1.500 más por correo, lo que nos situaba en un umbral de 14.000 antes del partido, por tanto, si no llegan a atentar contra el derecho del socio era previsible alcanzar el mínimo del voto de censura. El voto de censura iba a triunfar. Nunca como hasta ahora los socios han mostrado su disgusto contra una junta que no parece que vaya a durar mucho”.

Relató Benedito las dificultades que le ha puesto el club a lo largo del proceso: “No esperábamos hasta que punto ha sido complicado este proceso por la actitud del club. Nops han puesto constantes palos en las ruedas, problemas grandes y otros no tanto. Para empezar, los plazos, pero también la logística. Dejando a un lado el precio de las carpas (1.300 euros por carpa y día) quisimos instalar nuestras fotocopiadoras y nos lo prohibieron. Nos ofrecieron cuatro alquiladas que eran muy lentas y que se estropearon a la primera, aparte de que tenían un contador que controlaba cuantas hacíamos. Eso acabó derivando en unas colas tremendas. También la seguridad del club no ayudó en nada, pusieron trabas para acceder al estadio”.



Fuente: AS

Sobre

Ver también

El Madrid vuela y Cristiano sufre

Noche feliz en el Bernabéu, coronada con un resultado rotundo, 3-0, en el que figura …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + tres =