Home / Deportes / Benidorm, todo un ‘trampolín’ para Rubi y Paco López

Benidorm, todo un ‘trampolín’ para Rubi y Paco López

Este domingo, Espanyol y Levante tendrán un particular duelo en los banquillos, con dos técnicos bastante noveles en Primera, pero que están llamados a ser la sensación del curso. Rubi y Paco López son dos jornaleros, que se han tenido que ganar la oportunidad ascendiendo del barro de la Segunda B. Curiosamente, les une una ciudad, Benidorm, donde entre los años 2008 y 2010 entrenaron sucesivamente al club alicantino.

“El primero en llegar fue Paco López, en la temporada 2008-09. Había sido jugador aquí y necesitábamos un entrenador porque el Levante nos fichó a Luis García Plaza”, cuenta Antonio Sevilla, miembro de la dirección deportiva de aquel conjunto. “Paco es una persona maravillosa, una de las mejores que te puedes encontrar en este mundo. Pero el equipo no lo hizo él, y no acabó cuajando”, comentó. De hecho, no acabó la temporada.

Al año siguiente, llegó Rubi. “No teníamos unos buenos informes suyos. Había descendido a Espanyol B y luego al Ibiza, aunque a él lo echaron antes de acabar la temporada. Pero su sistema nos encajaba”, introduce Sevilla. “Realmente, fue genial. Yo había jugado toda la vida a fútbol, pero desde el primer día ya te dabas cuenta de que Rubi está un peldaño por encima en conocimiento. Tenía una manera de trabajar bonita, ofensiva y novedosa, y el equipo jugaba muy bien y ganaba… Íbamos con un tiro”, relata el miembro de la dirección deportiva.

Pero se acabó el dinero. En los últimos meses, y sin cobrar los jugadores, Rubi no pudo sujetar el grupo y finalmente fueron bajando posiciones hasta quedar fuera del playoff. “Hubo una espantada general. Rubi se fue también”, comentó.

Para Sevilla, que Rubi haya llegado a Primera no es una sorpresa. “Tenía mucha capacidad, los propios jugadores percibían que sabía muchísimo. Recuerdo que nos ayudó a estructurar el fútbol base. Hizo charlas a los entrenadores, les orientaba… Luego no pudimos desarrollarlo, pero fue la primera vez que intentamos trabajar con esa metodología”.

Caminos. En Segunda B, ambos se enfrentaron en tres ocasiones. Y Rubi siempre salió mejor parado. Con el Ibiza, ganaron 3-2 al Benidorm, mientras que cuando el técnico perico dirigió al club alicantino, este se impuso por 0-3 al Alcoyano de Paco López. En la segunda vuelta, empataron (2-2). “Paco es un trabajador del fútbol, es muy pasional, pero cuando estaba en Benidorm le faltaba crecer. Creo que su etapa en Villarreal le ayudó a ganar más conocimiento”, concluye Sevilla.

Ambos se verán las caras nuevamente mañana, como ya les vieron hace nueve años y como se alternaron en el banquillo del Bendiorm, un trampolín para los dos jornaleros.



Fuente: AS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + 11 =