Inicio / Deportes / Baloncesto/Basket / Boston Celtics, a un triunfo de la Final imposible

Boston Celtics, a un triunfo de la Final imposible

La increíble temporada de los Boston Celtics, por lo dura y lo difícil que ha sido desde el primer partido, puede tener guardado un final apoteósico. Ayer, tras dos derrotas en Cleveland y con la gigantesca amenaza que representa LeBron James tanto en este tipo de partido como en el propio Garden en playoffs, los pupilos de Brad Stevens se sacudieron de encima el susto, volvieron a defender como en sus mejores días y, sobre todo, volvieron a mostrar ese hambre que ha caracterizado y elevado hasta este punto a este jovencísimo equipo.

La clave de los dos últimos partidos había sido el primer cuarto, en el que los Cavaliers se habían ido 15 y 16 arriba en Cleveland para no mirar atrás, distancias que los Celtics no habían sido capaces de recuperar. Pues bien, ayer, todo lo contrario: 32 puntos, seis triples (13 intentos), un Jayson Tatum espectacular en los dos aros y una defensa que, pese a seguir sufriendo en los cambios ante LeBron (como le pasa al 99% de los equipos…), cerró todas las vías de ayuda al rey que no se llamaban Kevin Love (18 de los 19 del equipo entre los dos). ¿Resultado? Los Celtics habían dejado los primeros cuartos negativos: +13 y todo de cara en un Garden en el que todavía no han perdido un solo partido esta post temporada (10-0).

Larry Nance y Jordan Clarkson dieron esperanza a LeBron desde el banquillo con minutos de buena ayuda (un par de rebotes y otro par de triples), pero aquello solo duró un abrir y cerrar de ojos. Con el rey exhausto, descansando algún que otro rato extra y sin la chispa ni la velocidad necesarias para realizar sus barbaridades habituales, la segunda parte fue completamente verde. LeBron había tirado del equipo en el tramo final de la primera y se había marchado al descanso con 16 puntos (7/11 en los tiros), pero no le quedaban fuerzas…

En los Celtics sumaban todos en los dos lados, como en los dos primeros partidos. Aparecía Marcus Morris, los triples de Brown (dos) y de Marcus Smart (tres), el Al Horford de las noches de Boston y, sobre todo, un Jayson Tatum que a sus 20 años no deja de sorprender. El alero, que estuvo al pie del cañón de principio a fin, acabó con 24 puntos, siete rebotes, cuatro asistencias, cuatro robos y un buen puñado de desvíos. Jugó un encuentro sensacional, lideró a su equipo en los dos lados.

Los Cavaliers murieron poco a poco, superados claramente por la propuesta física de Stevens y completamente perdidos sin LeBron. Nadie más fue capaz de generar más que alguna gota suelta… El último coletazo llegó medidado el cuarto cuarto, cuando redujeron una desventaja de 21 puntos a solo 12 y tuvieron hasta tres oportunidades para bajar de dobles dígitos (dos triples de Clarkson…), pero no hubo manera… Los Celtics respondieron una vez más y cerraron un quinto que les deja a un solo punto de las Finales imposibles.

No voy a repetir la historia completa, pero sí hay que recordar que este equipo juega sin Gordon Hayward y sin Kyrie Irving y que sus dos máximos anotadores suman un año de experiencia entre los dos (Tatum+Brown). Estos Celtics llevan superando obstáculos desde el primer día, y ahora están a un solo paso de saltar a LeBron camino de las Finales. Camino de sus Finales imposibles. Qué historia. Qué futuro.



Fuente: AS

Sobre

Ver también

El ‘no’ de Paul George alejaría a LeBron James de los Lakers

A estas alturas no es ninguna sorpresa que el mercado NBA contiene la respiración a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cuatro =

Close
Síguenos en: