Inicio / Actualidad / Bud Spencer nos da el último bofetón

Bud Spencer nos da el último bofetón

Bud Spencer, el gran bonachón del spaguetti western.Bud Spencer nos da el último bofetón

El mítico actor italiano Bud Spencer, nuestro gran bonachón del spaguetti western, cuyo verdadero nombre esra Carlo Pedersoli,  murió ayer en un hospital romano a los 86 años. «Mi padre ha muerto pacíficamente. No padeció, estábamos todos con él y su última palabra fue ‘gracias’», expresó su hijo Giuseppe.

Bud Spencer nos da el último bofetónNació en Nápoles en 1929, fue actor, guionista, productor cinematográfico, cantante y compositor. También fué un gran deportista y campeón italiano de natación y participó en tres Juegos Olímpicos: Helsinki 1952 y Melbourne 1956 y Roma 1960. Tuvo un físico hercúleo y una gran simpatía. Medía casi dos metros, pesaba más de 140 kilos y a la mínima sonreía, lo cual escondía aún más sus ojos achinados con los que nos conquistó a todos los adolescentes de los 70’s y 80’s. Los críticos decían de él que no tenía talento interpretativo, pero daba igual. Adonde no llegaba su talento alcanzaba su presencia y su humor. «Desaparece un gran intérprete que supo divertir a generaciones enteras y conquistar al público con su grandísima profesionalidad»

Bud Spencer y Terence Hill formaron la pareja más popular del spaguetti western los 70 y 80.Bud Spencer nos da el último bofetón

En el séptimo arte, siempre ha habido parejas de cine y cine de parejas. Entre las primeras, están Humprey Bogart-Ingrid Bergman, Fred Astaire-Gingers Rogers o Spencer Tracy-Katherine Hepburn. Y entre las segundas Terence Hill y Bud Spencer, actualizada versión de «El gordo y el flaco» que se posó en el spaguetti western para delirio de los amantes de los mamporros a diestro y siniestro. Bud Spencer nunca paseó por el cine, sino que conquistó la pantalla a tortazos”.

Bud Spencer nos da el último bofetónBud Spencer siempre fue el fornido bonachón, de físico rotundo, capaz al mismo tiempo de una ternura sospechosa como de una agresividad espontánea a quien mejor no hacerle enfadar. Junto a su «partenaire» Terence Hill rodó a partir de finales de los 60 unos populares spaguetti western, «made in Europa», que sembraron de carcajadas las butacas de varias generaciones, que anteponían la comedia, los mamporros y las alubias a la violencia y los tiroteos. Títulos como «Le llamaban Trinidad», «Le seguían llamando Trinidad» o «Tú perdonas, yo no» perduran entre el más de medio centenar de películas y series de televisión que rodó entre los años 70 y 90.

Bud Spencer lo único que siempre quiso plasmar en sus películas es algo por lo que luchó en la vida real: terminar con la injusticia. “Mi violencia siempre fue cómica”. El intreprete Carlo Pedersoli, para los adolescentes de los setenta y ochenta, era un mito.                                       El Gran Bud Spencer ha sido, es y será inmortal. 

 

Fuente: Hoycinema

 

 

 

 

 

 

 

Sobre Carlos Marcos

Carlos Marcos
Caballa con alma de comercial Junior, polivalente y creativo. Soy extrovertido y proactivo. Me gustan "mis churris", el Marketing online y la publicidad. Soy Community Manager y Colaborador de la Revista Teleindiscreta.

Ver también

«The Big Sick» se lleva todos los halagos fuera de la competición

Las películas que se proyectan en la Piazza Grande pertenecen a ese grupo que se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: