Inicio / Animales / Cadáveres de lobos decapitados colgados en Asturias

Cadáveres de lobos decapitados colgados en Asturias

Aparecen en Asturias cadáveres de lobos decapitados y colgados en señales de tráfico.Cadáveres de lobos decapitados colgados en Asturias

Desde la “Asociación de Vigilantes de Seguridad Privada de Asturias” (AVISPA), nos envían estas macabras imágenes de la cabeza de un lobo colgando de una señal de tráfico en La Doriga, concejo de Salas, Asturias. Desgraciadamente, no es la primera vez que se ven estas terribles imágenes de lobos colgados en señales en las carreteras asturianas producto de caza furtiva y totalmente condenables que demuestran la crueldad para con las especies no cinegéticas y la fauna salvaje. Desde AVISPA se denuncia que “estos delincuentes persiguen intereses espurios y crematísticos de particulares, en un afán de venganza desmedida y altamente peligrosa, más propia de psicópatas y enfermos mentales que de ciudadanos del mundo rural”.

También denuncian que la Administración, como siempre, “mirando para otro lado ante estos graves atentados al patrimonio natural”, jugando a “dos bandas” y queriendo contentar a todas las partes, sin aportar, de manera y forma definitiva una verdadera solución adoptando las medidas necesarias, tanto desde el punto de vista científico como en la persecución de oficio de estos hechos tan lamentables.

Desde AVISPA advierten que es necesario que la Fiscalía de Medio Ambiente del Principado de Asturias actué urgentemente iniciando las diligencias de investigación para que sobre los autores recaiga todo el peso de la ley por los hechos sucedidos, y para poner coto, de una vez por todas, definitivamente, con estos actos de “terrorismo ambiental” contra los lobos.

Los lobos no son animal comunes.

Cadáveres de lobos decapitados colgados en AsturiasHay algo atávico en los lobos, imaginario humano que hace que todo lo que rodea a esta especie se convierta en algo pasional, en un conflicto enconado en el que la opinión se muestra de forma vehemente. Un símbolo de la naturaleza más salvaje, de la libertad más esencial, de la buena salud de los ecosistemas. Un depredador, una amenaza para el hombre, un animal impredecible en el que no se puede confiar. Las visiones equilibradas no abundan.

El pasado mes de marzo, miles de personas se manifestaban en Madrid para pedir la protección de los lobos en todo el territorio nacional. En abril, el Grupo parlamentario de Podemos, En Comú Podem, En Marea y Equo presentaba una Proposición No de Ley precisamente para pedir que se proteja a la especie. Mientras, los conflictos en las zonas loberas no dejan de sucederse y en mayo, tras una reunión de ganaderos de Ibias (Asturias) con la alcaldesa, uno de ellos se encerró en las oficinas de la Consejería de Desarrollo Rural en Cangas de Narcea para exigir una solución ante los ataques de los lobos a sus terneros, 20 este año, según aseguraba.

Es el cuarto lobo en poco más de dos meses.Cadáveres de lobos decapitados colgados en Asturias

En ese tiempo, han aparecido cuatro lobos muertos en distintos lugares públicos de distintas zonas asturianas a modo de mensaje macabro dirigido, quizá, a las Administraciones. El último de los lobos encontrado colgado, aparecido en la mañana del lunes 30 de mayo, una cabeza decapitada con un machete que colgaba de una señal de tráfico en el concejo de Salas.

Tanto la Asociación de Vigilantes de Seguridad Privada de Asturias (AVISPA), que encontró la cabeza, como la Asociación de Guardas del Medio Natural del Principado de Asturias opinan que el ejemplar no murió de forma violenta. Todo apunta a que se trataba de un ejemplar viejo y en no demasiado buena condición física que pudo ser encontrado ya muerto o cercano a la muerte. “Tenía la dentadura muy gastada, como de un animal de unos ocho o nueve años y con problemas físicos”, explica a este diario Jorge Cuesta, coordinador general de AVISPA. “Es probable que haya muerto por causas naturales, pero la cabeza parece que ha sido cortada con un machete, o quizá un hacha… Hace falta mucha fuerza para eso”, opina.

Para Cuesta, al igual que para otros miembros de las guarderías del medio natural y grupos conservacionistas, indica una forma de crueldad intolerable que habla del grado de tensión que se ha acumulado en algunas zonas loberas. “Desde mi punto de vista, mucho más mortal que la propia muerte del animal lo es la exhibición de cadáveres de esta forma. Lo que se está haciendo es apología de la extinción de los lobos”, dice Luis Miguel Domínguez, presidente del grupo de defensa Lobo Marley. “Desafortunadamente, esto empieza a ser muy habitual”, dice Jorge Cuesta.

Los ganaderos quieren presionar a la Administración y a enseñar los dientes a los conservacionistas.

El hecho de que hayan aparecido casos anteriores, uno de ellos en Pola de Lena en el que apareció el cadáver entero colgado, habla para Domínguez de algo más que una locura perpetrada por un habitante cabreado. “Implica cierta infraestructura del odio, no es un hecho esporádico”, dice Domínguez. “Este lobo es un cadáver político. Viene a presionar a la Administración y a enseñar los dientes a los conservacionistas”, opina.

Para los expertos que están sobre el terreno la solución pasa por gestionar la especie de una forma totalmente contraria a la actual. “Debería hacerse una gestión más técnica con controles puntuales de los lobos, conducidos con criterios técnicos y no batidas aleatorias como se hace ahora”, asegura Pablo Pérez, vicepresidente de la Asociación de Guardas del Medio Natural del Principado de Asturias (AGUMNPA).

Según los últimos estudios, este tipo de batidas descontroladas hacia los lobos, provocan más ataques al ganado y agravan la situación social que se vive en la Asturias más rural. “Se producen más daños de lobos al ganado cuando las batidas se hacen de forma indiscriminada sin tener en cuenta criterios técnicos, porque lo que se genera es la desestructuración de las manadas, que al ser más débiles buscan el alimento en las presas más fáciles, que son el ganado”, explica Cuesta.

En los últimos cinco años, se han producido 15.000 ataques certificados por la guardería. Una cantidad que habla de cifras poblacionales de lobos muy superiores a las que se estiman en el Principado. “Esta situación se sigue dando porque el lobo no tiene protección ninguna. Ni es especie cinegética ni está protegida”, opina Domínguez.

 

Fuente: Asturiasverde

 

Sobre Carlos Marcos

Carlos Marcos
Caballa con alma de comercial Junior, polivalente y creativo. Soy extrovertido y proactivo. Me gustan "mis churris", el Marketing online y la publicidad. Soy Community Manager y Colaborador de la Revista Teleindiscreta.

Ver también

Puigdemont planea declarar la independencia y convocar elecciones

Se agota el tiempo y la contrainformación se ha adueñado de la realidad. Muy pocos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: