Inicio / Animales / CatDonalds y CatHotels, una iniciativa que aúna ingenio, solidaridad, reciclaje y arte urbano para proteger a los gatos de la calle

CatDonalds y CatHotels, una iniciativa que aúna ingenio, solidaridad, reciclaje y arte urbano para proteger a los gatos de la calle

Llobregats es una asociación sin ánimo de lucro cuyo objetivo es “ayudar a mejorar la vida de los felinos de ciudad mediante el método CES (captura, esterilización, suelta)”. Una asociación que ha tirado de ingenio para ofrecer unas soluciones a los gatos de la calle que aúnan reciclaje y arte urbano y que “logran una dignificación del entorno de la colonia felina y que sus miembros estén controlados tanto en número como en estado de salud” y que está despertando, merecidamente, el interés incluso más allá de nuestras fronteras.

La primera vez que vi en redes sociales sus CatDonalds, puntos de comida y bebida, y sus CatHotels, refugios en los que descansar y protegerse de las inclemencias del tiempo, me dije a mí misma que era una iniciativa digna de conocer en profundidad, para que fuera un ejemplo para otros, para que sirviera de inspiración.

Así que me puse en contacto con ellos, con José Luis Rodríguez Espinosa y Pepi Rodríguez, para que me contaran un poco más de esta iniciativa y tuvieron la amabilidad de contestar a mis preguntas.

¿A quién se le ocurrió esta idea?
Somos una pareja que desde hace más de una década hemos cuidado de las colonias felinas de nuestro barrio. Los días de lluvia o frío se nos partía el alma verlos esperando bajo los coches empapados o congelados de frío esperando su única ración de comida diaria tarde en la noche para ser más discretos. Cuando nos convertimos en gestores de colonias vimos la oportunidad de terminar con ese sufrimiento tanto de los voluntarios como de los pobres gatetes. Trabajamos en un punto de reciclaje y se nos ocurrió la idea de intentar adaptar los contenedores que la empresa municipal desechaba por estropeados porque disponían ya de los permisos y estudios necesarios. Además también estaba la necesidad de dignificar las zonas evitando las típicas bandejitas de plástico reutilizadas por los voluntarios y los restos de comida que los vecinos bienintencionados les bajaban atrayendo insectos. No se nos ocurrió otra cosa mejor que instalar los puntos visibles para que todo el mundo viera que estaban bien alimentados.

¿Qué tipo de contenedores estáis usando y cómo los obtenéis?
Nos adaptamos a los que surjan dependiendo del lugar donde vayan a ser instalados. Si es un lugar céntrico y con poco espacio instalamos los pequeños donde tienen la comida, agua, bandeja para comida húmeda y si la/el voluntaria/o lo necesita también zona para almacenaje. Si es un lugar más apartado o protegido instalamos los grandes con cajas de porexpan para que puedan descansar tranquilos. Incluso hemos reciclado un congelador horizontal y lo hemos convertido en CatHotel para una voluntaria que nos pidió uno y en ese momento no disponíamos de ningún contenedor.

¿Qué criterios seguís en su ubicación?
Primero y principal que la colonia se mueva lo menos posible. Primamos el bienestar de los felinos no causándoles un estrés innecesario por traslado. Segundo el entorno. Si es vía pública mejor un CatDonald pequeño junto a una farola, en el lugar menos transitado y más discreto. Si es un parque o una instalación municipal entonces estudiamos la colonia, la ubicación y de lo que disponemos. Según van llegando diferentes materiales a nuestras manos vamos haciendo adaptaciones y/o modificaciones a los que ya están instalados estando siempre en mantenimiento y nosotros en constante reciclaje/reutilización.

Algo que hace que los CatDonalds/CatHotels sean diferentes y prácticos es que los que están en zonas limítrofes con bosques han sido diseñados y adecuados pensando en evitar que otros mamíferos –como los jabalíes o aves- puedan acceder al pienso, alimentarse privando a los felinos de su comida y acercarse demasiado a zonas habitadas, en concreto tenemos dos que han llamado la atención del departamento de protección animal de la ciudad de Barcelona pues actualmente tiene un verdadero problema con ese tema.



Lo de que estén decorados con arte urbano me parece un acierto. ¿Quién os está ayudando en este sentido?

Si el que has visto es este…

…has de saber que ese gato es uno de los integrantes de las colonias que cuidábamos cuando éramos los gestores responsables. Puedes ver su foto aquí. Este contenedor tiene además luz led reutilizada y el graffitero que lo decoró es: @Tuttigraffiti.

Queremos que sean un escaparate para concienciar el respeto hacia los demás seres vivos. Compramos las pegatinas por Internet, pero también están los graffiteros solidarios que, viendo esta labor, se ofrecen para decorarlos; dignificándolos y promoviendo su arte de una manera diferente que embellece la ciudad.

¿Contáis para llevar a cabo esta iniciativa con algún tipo de ayuda pública?

Ninguna. Todo lo que hemos hecho ha sido iniciativa nuestra, con materiales reciclados y lo que ha habido que comprar de decoración ha corrido a nuestro cargo.

¿Cuántas colonias y en qué lugar se están beneficiando de los Cathotels y los CatDonalds?
Pues la verdad es que contabilizamos más de medio centenar de ellas repartidas en varios municipios. Y esperamos que en breve se comiencen a multiplicar mucho más por el gran interés que está generando esta iniciativa.

¿Los gatos los han aceptado bien? ¿No hay animales reacios a usarlos?
Como bien sabes los gatos son desconfiados, pero a la vez muy curiosos. Algunos al principio pueden asustarse pero cuando ven a sus otros compañeros de colonia acercarse y comer entonces se olvidan de sus temores y van. Terminan por disfrutarlos y utilizarlos. Recordamos un post muy emotivo en Facebook que hizo una voluntaria al ver cómo los gatos de su colonia tenían la comida asegurada en el CatDonalds incluso en días de lluvia. Ese es la mejor carta de presentación y nuestro mayor orgullo.

Creo que está teniendo repercusión en otros países. ¿podríais resumírmela?
Pues la verdad es que son muchísimos los lugares desde los que nos están mostrando su interés. En septiembre pasado el Ministerio de Agricultura de Andorra nos solicitó una reunión a la que acudimos y en la que estuvieron presentes los responsables de los diferentes comunes (ayuntamientos), las asociaciones del país y los responsables de la preciosa gatera oficial que inauguraron hace tan solo un año. El Ministerio de Medio Ambiente de Holanda también lo está estudiando, así como ciudades como Barcelona, Medellín, Buenos Aires, Camberra, Filadelfia, etc. También asociaciones punteras como la New York Feral Cats, con miles de voluntarios, utilizó material audiovisual sobre nuestros refugios en sus cursos. Desde la SPCA de Toronto llegaron a solicitarnos algunos.  Hemos participado como Gestores Éticos de Colonias Felinas en una ponencia promovida por la Universidad Rey Juan Carlos y el Ayuntamiento de Móstoles. El pasado mes de noviembre pudimos participar en la IX Semana Europea de la prevención de residuos con un concurso online (opta al premio europeo) que contó con un jurado de excepción formado por las escritoras Rosa Montero y Espido Freire y la Cat Welfare Award Agnès Dufau.

¿Cómo se os puede ayudar?
Difundiendo esta iniciativa que facilita la vida de los felinos. Nosotros nos ganamos la vida con nuestro trabajo y esto lo hemos hecho por amor a ellos. Hemos montado esta asociación para poder contribuir a que toda colonia pueda tener su instalación digna, visible, decorada y reciclada; sin olvidar que el CES es igual de imprescindible para lograr el equilibrio y la aceptación tanto de partidarios como de detractores de los felinos.

Podemos dar fe de que esta experiencia nos ha demostrado que la ciudadanía, cuando ve los resultados de un exhaustivo control de natalidad y salud felina como de la dignificación a través de la reutilización, aplaude, apoya y vigila las colonias viéndolas como ‘sus pequeños vecinos’.

Si alguna asociación que gestiona colonias en otro punto de España quiere llevar a cabo una iniciativa semejante, ¿qué pasos les recomendáis que den?
La mejor manera es que [email protected] [email protected] les muestren a sus respectivos consistorios el beneficio de ponerla en práctica en su municipio, ello les supondrá un ahorro considerable en los costes de reciclaje de los puntos limpios, un ahorro en las subvenciones a las asociaciones para compra de esos materiales (que en su mayoría NO DAN) y en prestigio por la repercusión mediática, la mejor gestión de los residuos –alargando su vida útil-, la optimización de los presupuestos municipales –ahorrando en costes- y el cuidado, visibilización y dignificación de las colonias felinas.

Sin olvidar que en los puntos limpios hay un sinfín de materiales que a los refugios, protectoras y asociaciones les irían de fábula, que por no disponer de recursos suficientes no pueden permitirse y que a los ayuntamientos les supone un elevado coste deshacerse de ellos. Además de que estas iniciativas son muy apreciadas y valoradas en la Unión Europea llegando a ganar premios y renombre tanto para los voluntarios como para los ayuntamientos.


El deseo de Llobregats es que “toda colonia felina pueda disfrutar de las mejores condiciones mediante el reciclaje preservando el medio ambiente y minimizando los costes. Por lo que ponemos nuestra experiencia -en gestión de colonias felinas urbanas como en el reciclaje para la visibilización de dichas colonias- a disposición de profesionales, administraciones y asociaciones para efectuar talleres, charlas, proyectos, etc”.

Se les puede contactar desde este formulario online o desde sus redes sociales.

Por último, que conste que también adaptan instalaciones abandonadas para que puedan utilizarlas las colonias felinas. “Aquí puedes ver el antes y el después de una instalación de antena de telefonía móvil y otra junto a la Policía Municipal”, me cuentan.

Y ya de colofón final, ambos han escrito un libro solidario con sus vivencias como voluntarios desde al óptica de una gatita abandonada al poco de nacer y hasta que finalmente es adoptada. “Está basada en hechos reales y pretende dar voz a la situación por la que pasas muchos animales incluso en los mal denominados ‘refugios’ y que más bien son campos de exterminio”. Aquí se puede adquirir el libro físico y aquí su versión online en Amazon.

La entrada CatDonalds y CatHotels, una iniciativa que aúna ingenio, solidaridad, reciclaje y arte urbano para proteger a los gatos de la calle aparece primero en En busca de una segunda oportunidad.




Fuente: 20 Minutos

Sobre

Ver también

Ojalá San Valentín fuerce la buena suerte de Romeo, que necesita un hogar

Este catorce de febrero lo voy a dedicar a intentar forzar la buena suerte de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: