Inicio / Deportes / Baloncesto/Basket / Chasson Randle: un escolta en cuerpo de base que imparte charlas en centros de menores

Chasson Randle: un escolta en cuerpo de base que imparte charlas en centros de menores

Según informaba Gigantes este domingo, el Real Madrid está cerca de contratar a Chasson Randle (1,88 metros y 24 años). Se trata de un base anotador que también puede actuar de escolta y cuya llegada respondería a la necesidad del club blanco de reforzarse tras la baja de larga duración de Sergio Llull. Nacido en Rock Island, ciudad del estado de Illinois, ocupa plaza de extracomunitario. Lo que significa que para jugar en la Liga Endesa en el Madrid deberían dar la baja temporal a Trey Thompkins o Gustavo Ayón (a día de hoy, los dos únicos extracomunitarios en su plantilla). Una disyuntiva que no se daría en la Euroliga.

Trayectoria deportiva

Pero, ¿quién es Chasson Randle? Quien llegara a ser considerado uno de los mejores bases de la NCAA durante la temporada 2014-15 se quedó sin ser seleccionado en el draft 2015. Aquel verano disputó la Liga de Verano en las filas de los Warriors, pero su agente seguía sin recibir oferta alguna desde la NBA. Tras cuatro años de experiencia en Stanford, no se lo pensó e hizo las maletas para mudarse a la República Checa. Allí pasó la campaña 2015-16 en la que conquistó la liga checa convertido en uno de los puntales del Nymburg.

Su exitosa experiencia europea le permitió volver a disputar en julio de 2016 la Summer League, esta vez con unos Knicks con los que llegaría a debutar en la segunda mitad de la pasada campaña. Pero antes de que esta oportunidad le llegara tuvo que hacerse un nombre en la G League (la Liga de Desarrollo) con la camiseta de Westchester, el filial de los Knicks. Allí brilló como un explosivo anotador capaz de anotar con solvencia desde el perímetro (firmó un 42{fe2702e425ec7488a194966976621fc3ee0e72237fe4d352f4f561176a6de497} en triples lanzando 6,2 por noche). A comienzos de 2017 vio cumplido su gran sueño tras firmar con los Sixers un contrato de diez días. Randle aprovechó los distintos problemas físicos que arrastraron Sergio Rodríguez y TJ McConell para disputar un total de 8 encuentros con los de Philadelphia antes de ser cortado a finales de febrero.

Cuatro días después, las puertas de la NBA volvieron a abrírsele gracias a unos Knicks que esta vez sí apostaron por él. 18 partidos disputó con los de la Gran Manzana, consiguiendo en cuatro de ellos dobles dígitos en anotación. Igual que antes con el Chacho, en Nueva York coincidió con otros dos jugadores (Willy Hernangómez y Maurice Ndour) con pasado en el equipo que ahora podría convertirse en su nueva casa, el Real Madrid, tras ser cortado por los neoyorquinos poco después de completar con los Thunder el traspaso de Carmelo Anthony.

¿Cómo juega?

Echando un vistazo a los números cosechados a lo largo de su carrera, incluyendo los de Stanford, donde es su máximo anotador histórico, comprobamos que Randle es un base finalizador y realizador más que un director de orquesta al uso (encuentra mejor a sus compañeros en transición que en el juego en estático). De hecho, suelen definirle como un escolta en el cuerpo de un base (mide 188 centímetros) que compensa su déficit de altura con sus 2 metros de envergadura. Es capaz de crearse sus propios lanzamientos gracias a su destacado manejo de balón y velocidad con el mismo. Con el paso de los años también se ha convertido en una fiable arma exterior, además de sacar provecho de las situaciones de pick&roll. Defensivamente cuenta con potencial para marcar diferencias (tiene la envergadura y velocidad de pies necesarias), pero a pesar de su facilidad para robar balones no es una faceta en la que destaque. Su poca predisposición a trabajar atrás a menudo se traduce en lagunas que los rivales suelen aprovechar. Aunque eso sí, en el caso de aterrizar en el Real Madrid, hay que tener presente que sus oponentes no tendrán el nivel de los bases NBA.

Comprometido lejos de las canchas

Lejos de las canchas, Randle obtuvo el graduado en estudios afroamericanos por la Universidad de Stanford y ha iniciado un máster en Psicología. Tiene tres hermanas (Lakisha, Lamera y Khaliyah) y es hijo de Willie y Gwen Randle. La infancia y adolescencia de Chasson fue privilegiada en comparación con las de algunas de sus primeros compañeros en el mundo del baloncesto. “Algunos de mis amigos más cercanos no lo lograron y quedaron atrapados en la espiral de violencia y delincuencia de las calles”, rememora. Esta suerte y las enseñanzas de sus padres (su madre nunca dejó de repetirle la importancia de dar sin esperar nada a cambio) acabaron haciendo de él una persona comprometida con su entorno. Tanto que en su corta vida ya ha visitado en más de diez ocasiones un centro de reclutamiento juvenil en Iowa para impartir charlas que ayuden a los menores a reconducir su camino.

La primera vez que acudí estaba nerviosísimo”, explica en un artículo publicado en ESPN. “Es una de esas personas a la que escuchar cuando habla. […] Más que fijarse en las cosas, trata de buscar soluciones. Eso es lo que admiro de él”, recalca Johnny Dawkins, su entrenador en Stanford. Con su compromiso, actitud y ejemplo Randle ha ayudado a diversos jóvenes a encontrar otro sendero vital alejado de las calles. “Conocí a un chico que estaba recluido por meterse en líos en el colegio y que estaba relacionado con asuntos de bandas. Le gustaba el baloncesto, así que echamos unas canastas juntos. La última vez que volví a casa fui al centro comercial y le vi. Me contó lo mucho que valoraba el tiempo que pasé con él. Para mí eso es lo gratificante”, explica. Sin duda, su gran triunfo.


Fuente: AS

Sobre

Ver también

Partidos de NBA hoy viernes 18 de octubre: horarios y TV

La NBA, que arrancó este martes con un Boston Celtics-Philaldelphia Sixers, sigue su curso con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 4 =