A la hora de irnos de viaje, elegir entre llevarnos una maleta o una mochila no es una decisión que se deba tomar a la ligera, puesto que una mala elección nos podría fastidiar el viaje.

Para evitar que esto te pase, hemos recopilado una serie de pros y contras basados en preguntas sencillas como por ejemplo cuánto tiempo dura tu viaje, qué vas a hacer, durante que estación del año viajarás, cuántos desplazamientos tendrán lugar una vez llegues, qué clase de infraestructuras tiene tu destino o qué piensas traerte de vuelta.

Article preview thumbnail

Para simplificarlo lo más posible, lo más conveniente es separar los tipos de equipaje en 3 tipos: maletas, mochilas pequeñas (de las que caben bajo el asiento del avión) y mochilas grandes (las típicas de los mochileros).

Pros y contras de las maletas

Las maletas son la mejor opción si te vas a dirigir a un solo destino y planeas quedarte allí hasta la fecha de vuelta a casa. En este tipo de viajes no existe una necesidad real de transportar tu equipaje a todas partes, por lo que son lo más recomendable si viajas a casa de un familiar o si has reservado una estancia larga en un hotel.

Pros

  • Las maletas de cuerpo rígido son muy resistentes a los golpes y a las inclemencias de algunos viajes, con el añadido de que podemos cerrarlas con llave, código o bien con un candado, si nos preocupa la seguridad.
  • Pasearse por un aeropuerto con una maleta provista de ruedas es mucho más cómodo que llevar una mochila cargada a la espalda.
  • Volver a guardar tu ropa en una maleta es muchísimo más fácil que guardarla en una mochila de carga superior, a menos que seas un maestro del Tetris.
  • La mayoría de las maletas, especialmente las de cuerpo rígido, son impermeables.
  • Algunas maletas facilitan separar la ropa sucia de las limpia. Organizar la ropa con en una maleta es mucho más fácil, permitiéndote separar con facilidad.

Contras

  • Llevar una maleta se acaba haciendo pesado, más aún en suelos con adoquines, tierra o cualquier otro suelo que no sea liso y uniforme.
  • Arrastrar una maleta en una ciudad llena de gente o en el transporte público suele ser tremendamente molesto, puesto que dispondrás de una menor movilidad y tendrás que ir con mucho cuidado de no chocar o golpear a nadie.
  • Precio. Al final siempre vamos a caer en lo mismo, el dinero. Una buena maleta, de cuerpo rígido, con buenos cierres, ruedas silenciosas y buenas asas, te puede costar un par de cientos de euros.

Si andas buscando una buena maleta, tenemos una selección hecha por los lectores de nuestros compañeros de Lifehacker o también te podemos sugerir la Timbuk2 Co-Pilot debido a que cuenta con varias opciones de organización del interior y ofrece un fácil acceso al compartimento superior.

Article preview thumbnail

¿Cuándo elegir una maleta?

Como decíamos antes, la maleta es especialmente destacable cuando te vas a dirigir a un destino turístico en el que no vas a necesitar transportar nada más durante tu estancia o si viajas a algún evento en el que necesitas llevar cierto tipo de ropa, como por ejemplo, un viaje de negocios o a una boda.

Pros y contras de las mochilas pequeñas

Las mochilas pequeñas son la opción más sensata para fines de semana largos o viajes cortos. También son adecuadas si eres de los que prefiere viajar con un equipaje muy específico y no te importa hacer la colada de vez en cuando durante tu viaje.

Article preview thumbnail

Pros

Contras

Si no tienes muy claro por donde empezar a buscar una de estas mochilas, no te preocupes, tenemos también una recopilación de las mejores mochilas del año pasado, otra basada en los gustos y la experiencia de los lectores de Lifehacker así como una guía para que aprendas a elegir la que más se ajuste a ti.

Article preview thumbnail

¿Cuándo una mochila pequeña es mejor?

La mochila pequeña es la reina de los viajes cortos y las escapadas de fin de semana, otorgando mucha movilidad y facilidad de transporte.

Pro y contras de una mochila grande

Este tipo de mochilas pueden ser tu mejor opción si quieres combinar movilidad y capacidad, a cambio de sacrificar algo de resistencia.

Article preview thumbnail

Pros

Contras