Inicio / Deportes / Confiar en la fortuna es una arriesgada estrategia

Confiar en la fortuna es una arriesgada estrategia

DESCARGA LA VERSIÓN EN PDF DE LA PREVIA DE LOS TEXAS RANGERS

El equipo más complicado de analizar, en la temporada 2016 de la MLB, fueron los Texas Rangers. Ahí otros que también suponen un enigma considerable, pero ninguno al nivel de este grupo que no es especialmente bueno en nada y que, como cuento de risa, acaba por encima de las 90 victorias y con sus opciones en playoff de dar la lata. Parece una cosa de locos.

Si nos guiamos por los números generales, los Texas Rangers estuvieron el año pasado a merced de uno de los peores bullpens de la liga, una rotación de pitchers titulares que les convirtió en la tercera peor defensa de la Liga Americana y un turno de bateo que en ningún momento se mostró élite.

Entonces, ¿cómo demonios consiguieron ganar la AL Oeste y pelear con los Toronto Blue Jays en las ALDS de playoff?

Siento tirar del recurso más barato que existe, de aquel que resulta irrefutable y muestra una apestosa vaguería en el análisis: la suerte. Pero es que no se me ocurre ninguna otra cosa.

Los Texas Rangers de 2016 tuvieron un récord histórico en cuanto a victorias por una sola carrera, con 36 victorias y 11 derrotas. Creo que eso no sólo no es sostenible sino que indica que la moneda acabará cayendo del otro lado.

Y en esas estamos en la versión 2017 de los Rangers que, en modo alguno, parece mejor que la del año pasado. Al menos sobre el papel. Y, siendo así, estimo que la moneda volverá a sus guarismos tradicionales de 50%, con lo que sus victorias decaerán.

En realidad, sí que atisbo una posibilidad de que sean mejores que el año pasado, y es si tienen a un Yu Darvish sano y competitivo durante todo el año. Si eso sucede, tendrán un 1-2 en la rotación titular de pitchers que no les hará ser la catástrofe que fueron el año pasado en el montículo.

Pero resulta que Darvish no ha tenido una temporada de esas desde el año 2013 y, aunque ya sé que el tiempo pasa muy deprisa, eso es hace ya cuatro campañas.

Sumadle que algunas de sus estrellas ofensivas serán Mike Napoli o Adrián Beltré, que pasan de los 35 años, y el potaje que te queda es uno que se asemeja mucho a lo que decía al principio: un equipo de tabla media que peleará en torno al 50% de victorias y que dependerá de la diosa fortuna para que esos guarismos vayan un poco a su favor cada día y acaben, nadie sabe cómo, en las 90 victorias.

No lo descarto, desde luego, pero me seguirá pareciendo cosa de brujería y de hachazo tras hachazo a la probabilidad.

El detalle histórico

Los Rangers no han sido un equipo muy exitoso que se diga a lo largo de su historia, incluso si se cuentan sus dos apariciones en las Series Mundiales en años consecutivos en 2010 y 2011, lo que demuestra que ganar el título es totalmente complicado. No olvidemos que el club ha conseguido un mantener una línea muy regular, con una plantilla que compite año sí y año también por el título divisional, pero cuando el calendario cambia a octubre, las cosas cambian. Es hora de aprovechar esta ventana de oportunidad.

Las tres claves del equipo

1. Darvish y Hamels tendrán que lanzar mucho y bien. El bajón de calidad es inmenso tras los dos primeros espadas del club con lo que es más importante si cabe que los dos ases sean capaces de superar las 425 entradas sobre el montículo. Un objetivo ambicioso, pero que se puede lograr.

2. Juventud divino tesoro. El ascenso imparable de Odor y Mazara está llamado a liderar en los años venideros a los Rangers, aunque esa progresión tiene que tener continuidad en 2017. Tampoco hay que olvidarse de lo que puedan lograr Profar y un todavía joven Elvis Andrus.

3. Los veteranos deben estar a la altura. Los Rangers es un equipo que combina sabiamente la presencia de los jóvenes con ilustres veteranos. El nuevo año no debe ser el inicio del declive de Beltré o Napoli si quieren jugar playoffs.

Lo mejor

1. Difícil encontrar mejores pitchers en los dos primeros puestos que Darvish y Hamels.

2. El talento y la juventud personificado en Odor, Mazara y un Profar recuperado.

3. La presencia de Jonathan Lucroy durante todo el año, que sólo ayudará al equipo.

Lo peor

1. La rotación tras Darvish y Hamels, motivo de nerviosismo para su entrenador.

2. La veteranía de Beltré y Napoli podrían suponer un problema y no pequeño.

3. El banquillo para el diamante experimenta una gran pérdida de calidad tras los titulares.

 

DESCARGA LA VERSIÓN EN PDF DE LA PREVIA DE LOS TEXAS RANGERS



Fuente: AS

Sobre Nueva Teleindiscreta

Nueva Teleindiscreta
La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

Fernando Alonso, doce vueltas sin problemas con el McLaren

“Fernando avanza desde el pit lane, un momento de orgullo para nuestro equipo”. Estas palabras …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: