Inicio / Vida Sana / Cortylandia, el fenómeno de masas que arrancó con un tren

Cortylandia, el fenómeno de masas que arrancó con un tren

Fue el mes de diciembre de 1979 cuando La Santa María, la máquina de tren que ese año estaba en uso en el Parque de Atracciones, animó las navidades de niños, y también de mayores, en Madrid. Se colocó en el centro de El Corte Inglés de la calle Preciados, y fue allí y con esta puesta en escena donde arrancó Cortylandia. La idea surgió dentro del departamento artístico de la cadena de distribución, como reclamo para dar a conocer la ampliación del citado edificio, y a la vez crear un punto de encuentro para niños y mayores, y que recordara, eso sí, a pequeña escala, las atracciones de Disney World. El siguiente año se escenificaron varios cuentos populares;en 1982, una representación de Papás Noeles voladores sobre unas de las primeras fuentes cibernéticas de la ciudad… Desde entonces, el pistoletazo de salida de la Navidad lo dan estos grandes almacenes con su montaje navideño.

Cada año se han creado nuevas instalaciones que han rotado por distintos centros de la geografía española, donde El Corte Inglés está presente, y siempre con motivo de alguna celebración, como la Feria de Abril, en Sevilla, o las fiestas de San Mateo, en Valladolid. Una de las creaciones más impactantes fue el espectáculo de Gulliver, en 1985, cuyo montaje supuso un gran reto, ya que medía más de 18 metros de altura y pesaba tres toneladas de peso. En 1989 se recreó una escena de El Quijote; en 1993, de Aladino; en 1994, de El bosque animado; en 2001, de El señor de los anillos… Para construir los escenarios de Cortylandia no se escatiman recursos y se emplean madera, escayola, poliéster, poliestireno expandido, cables, tubos, y hasta los primeros animatrónicos (muñecos mecanizados) se encargaron a una empresa alemana que trabajaba para algunos de los más prestigiosos parques infantiles.

En todo el proceso de instalación, programación y mantenimiento intervienen unas 40 personas, que hacen posible que cada año la Navidad comience cuando suena el estribillo de “Cortylandia, Cortylandia…”. De hecho, la canción, que ya forma parte del imaginario de niños y mayores, es obra del compositor Álvaro Nieto, quien empezó con Los Pasos y entre otras, fue el autor de la canción Gavilán o paloma, que popularizó Pablo Abraira. En la actualidad, es el hijo del citado compositor quien se encarga de la animación musical.



Fuente: Cinco días

Sobre Nueva Teleindiscreta

Nueva Teleindiscreta
La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

La nicotina llega a los dormitorios aunque se fume en el salón

La nicotina del tabaco llega a los dormitorios infantiles en los hogares donde se fuma, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: