Inicio / Noticias / España / Cospedal defiende equiparar el salario de los militares al de los policías

Cospedal defiende equiparar el salario de los militares al de los policías

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha defendido hoy avanzar en la equiparación salarial de los militares con los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil y con este fin ha encargado un estudio “serio y riguroso” en los órganos competentes de su ministerio.

Cospedal ha hecho este anuncio durante su discurso en la ceremonia de la Pascua Militar, que ha presidido Felipe VI en el Palacio Real en presencia de su padre, don Juan Carlos, con motivo de su 80 cumpleaños.

La reivindicación de la ministra tiene lugar después de que el Ministerio del Interior haya acordado equiparar los sueldos de la Policía y Guardia civil con otros cuerpos de seguridad autonómicos.

Ante el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, y la cúpula militar, Cospedal ha subrayado que la igualdad salarial es una demanda planteada desde hace muchos años y que las asociaciones militares han vuelto a plantear ahora al comprobar la disposición del Gobierno a incrementar la retribución de los policías y guardias civiles.

Cospedal ha señalado que en la última reunión del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas ya informó de su disposición a mejorar los sueldos de los soldados y marineros.

En su exposición sobre las prioridades para el nuevo curso, la ministra ha reafirmado su pretensión de abordar un plan inversor para mejorar los medios y capacidades de las Fuerzas Armadas en un plazo de 15 años.

Se trata de “una cuestión de responsabilidad”, por lo que la ministra ha vuelto a tender la mano a los partidos de la oposición para consensuar una ley de financiación y sostenibilidad de las Fuerzas Armadas.

Estos programas mejorarían la seguridad del país, pero además, según Cospedal, “representan un impulso extraordinario para la economía española, la innovación tecnológica, la investigación y la creación de empleo”.

Otra idea en la que ha hecho hincapié ha sido la mejora de las condiciones de trabajo de los soldados en los cuarteles, su conciliación familiar y la igualdad entre hombres y mujeres.

Ha avanzado que antes del verano se aprobará un plan integral de orientación laboral dirigido a facilitar alternativas profesionales a los militares que se ven obligados a abandonar el Ejército.

También verá la luz el Plan General de Cultura y Concienciación de Defensa para que los ciudadanos se sientan “orgullosos” de los militares y guardias civiles y conozcan mejor su labor.

Tras recordar a los caídos en acto de servicio, Cospedal ha reafirmado el compromiso de España con las 16 misiones en las que participa en el extranjero, integradas por 2.500 soldados, una cifra a la que se añadirán 250 más este año, distribuidos en Mali, Afganistán e Irak.

Ha remarcado que esta contribución es “una carta de presentación ante la comunidad internacional” y “la expresión del compromiso con el orden y la estabilidad, del liderazgo en la lucha contra la tiranía en todas sus formas”.

“Participamos esas operaciones porque en ellas desplegamos los valores que nos definen como país. Y eso nos hace más grandes”, ha añadido.

Entre los retos que Defensa tiene que abordar de forma inmediata, Cospedal ha puesto el foco en la amenaza de las noticias falsas y de las campañas de injerencia, así como en el uso delictivo del ciberespacio, que buscan “desestabilizar” el país.

A su juicio, no habrá plena seguridad si no se toman medidas contra quienes “buscan manipular la percepción del ciudadano para orientarla en favor de intereses de terceros”.

“No debemos llamarnos a engaño: esas injerencias externas sólo pretenden desestabilizar los países y llevarlos a un clima más propicio para intereses geopolíticos y geoestratégicos que no son los propios de las naciones afectadas”, ha advertido.

Se trata, ha añadido, de “la consolidación de un nuevo campo de batalla en el que la influencia sobre la toma de decisiones” del pueblo español “es el objetivo de las acciones que en él se llevan a cabo”.

La ministra ha hecho esta reflexión después de los avisos que el Gobierno hizo antes de las elecciones en Cataluña del pasado 21 de diciembre sobre las injerencias detectadas en las redes sociales procedentes de territorio ruso en favor del independentismo.

A juicio de la titular de Defensa, “esta nueva forma de enfrentamiento” debe percibirse como “uno de los dominios más peligrosos” que España y los países de su entorno deben acometer de forma “conjunta y coordinada”, potenciando sus servicios de inteligencia.

Después de algo más de un año como ministra, Cospedal ha elogiado “el amor incondicional a España, la lealtad a la Corona y el sentido del deber” de los integrantes de las Fuerzas Armadas.

Ha agradecido a la cúpula militar, encabezada por el jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), general Fernando Alejandre, su “lealtad, vocación de servicio y permanente apoyo” mostradas desde su nombramiento el pasado mes de marzo.

Cospedal también ha afirmado hoy que «no hay particularismo capaz» de quebrar la vocación de España de emprender los retos como una nación «cohesionada, abierta, vertebrada y plural».

De Cospedal ha transmitido ese mensaje durante su discurso en la ceremonia de la Pascua Militar, presidida por Felipe VI en el Palacio Real en compañía de su padre, don Juan Carlos, como homenaje por su 80 cumpleaños.

Sin hablar expresamente de la situación en Cataluña, la ministra ha reiterado el compromiso «sin reservas de las Fuerzas Armadas con la unidad y el futuro de España».

«Todos y cada uno de nuestros militares han decidido dedicar sus vidas profesionales a custodiar y proteger nuestra esfera de libertad: la que marca la línea divisoria entre la democracia y la arbitrariedad», ha sostenido.

De Cospedal ha recordado el 500 aniversario de la vuelta al mundo de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano bajo los auspicios de la Corona de España que se conmemora este año.

A su juicio, aquel «momento estelar» con el que España dio sus primeros pasos como «una aspiración de vocación global» representó «una visión pionera entre las grandes naciones» que ha de inspirar «en las horas de incertidumbre y dificultad».

«Aún poseemos todo aquel caudal de energías, aquella determinación que marcó para siempre nuestra identidad. Desde cualquier perspectiva, hemos recuperado nuestro tono vital. Lo hemos hecho en estos últimos cuarenta años irrepetibles: un largo trecho en la vida de un hombre, apenas un suspiro en nuestra larga historia como nación», ha destacado.

Ante las nuevas metas en común que aparecen en el horizonte, De Cospedal ha asegurado: «No hay particularismo capaz de quebrar nuestra vocación de emprenderlos unidos, y de proyectar al futuro la continuidad histórica de España como nación cohesionada, abierta, vertebrada y plural». EFE



Fuente: La Razón

Sobre

Ver también

La red de Correa, «un entramado con una polifacética actividad delictiva»

La sentencia a la primera época de la trama Gürtel constata cómo el empresario Francisco …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × tres =

Close
Síguenos en: