Inicio / Ciencia / Crean un robot que aprende un idioma como lo hace un niño

Crean un robot que aprende un idioma como lo hace un niño

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts han desarrollado un analizador semántico que aprende el lenguaje de la misma forma que lo hacen los niños, lo que permitirá a un robot aprender a hablar de forma más rápida y natural.

Se trata de toda una proeza tecnológica, ya que hasta ahora los analizadores semánticos utilizados en computación basan su aprendizaje en oraciones creadas por seres humanos que describen la estructura y significado que ocultan las palabras. Con este sistema tradicional se han creado por ejemplo sistemas de reconocimiento de voz, como los de Alexa (el servicio de voz ubicado en la nube de Amazon) o Siri, el asistente inteligente de Apple.

En un artículo presentado en la conferencia Empirical Methods in Natural Language Processing celebrada en Bélgica, los investigadores del MIT describen un analizador que aprende a través de la observación para imitar más estrechamente el proceso de adquisición del lenguaje de un niño, toda una revolución en el campo del aprendizaje automático.

Para aprender la estructura del lenguaje, este analizador observa videos subtitulados, sin otra información, y asocia las palabras de los subtítulos con los objetos y acciones grabadas. De esta forma, puede usar lo que aprendió sobre la estructura del lenguaje para predecir con precisión el significado de una oración, en algún momento incluso sin necesidad de apoyarse en  el video.

Imitando a los niños

Este sistema imita la forma en la que los niños aprenden un idioma: lo hacen observando su entorno, escuchando a las personas que los rodean y conectando lo que ven con lo que escuchan. De manera similar, el nuevo sistema también observa el entorno, establece relaciones y aprende el idioma.

Gracias a este sistema, un robot dotado con este analizador puede adaptarse a situaciones domésticas especiales: por ejemplo, al lenguaje coloquial que empleamos en familia. Es capaz de observar nuestras expresiones, aunque no estén totalmente ajustadas a la gramática, de aprender lo que significan y de entender una orden que podamos darle, según explica uno de los artífices de este descubrimiento, Andrei Barbu, en un comunicado del MIT.

El analizador también ayudará a comprender mejor cómo aprenden el lenguaje los niños pequeños. “Un niño tiene acceso a información redundante y complementaria de diferentes fuentes, como padres o hermanos que hablan, así como información táctil e información visual que le ayuda a entender el mundo”, añade el también coautor Boris Katz.  “Procesar toda esta información sensorial es un rompecabezas increíble. Nuestro trabajo ayudará a entender mejor cómo ocurre este tipo de aprendizaje en el mundo cotidiano”.


Fuente: Tendencias 21

Sobre Nueva Teleindiscreta

La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

Las campañas para tirar menos alimentos son ineficaces

Según una investigación de la Universidad de Illinois, en Estados Unidos, las campañas de concienciación …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 3 =