Cristiano - Sarri, es la guerra

Cristiano – Sarri, es la guerra


Tensión entre Cristiano Ronaldo y Maurizio Sarri. El delantero portugués de la Juventus no encajó bien su segundo cambio consecutivo en un partido y se marchó directamente al  vestuario sin saludar a su entrenador. Además, según parece, abandonó el estadio antes de que finalizara el partido ante el Milán, con victoria para los turineses gracias al gol de Paulo Dybala, que había entrado por el luso. «No tengo ningún problema con él», aseguraba el italiano. El de Madeira no lo ve igual a juzgar por su reacción.

Corría el minuto 55 en el Juventus – Milan cuando Maurizio Sarri decidió mover el banquillo. Quien le sobraba en el campo no era otro que Cristiano Ronaldo, quien por segundo partido consecutivo -también lo había hecho en el duelo de Champions League- abandonaba el campo antes de lo que él quería y no ocultaba su desaprobación. El portugués se marchó sin saludar a su técnico, mostrando su enfado levantando el brazo y dirigiéndose directamente al vestuario. En su lugar entró el argentino Paulo Dybala, que se encargó de meter el único gol de la noche y dejar los tres puntos en el estadio bianconero.

Sarri, que ya había aludido a un problema en la rodilla del luso como razón del primer cambio y de su consecuente primer enfado en la noche de Champions, volvió a aludir a su estado físico como motivo de la sustitución y también de la reacción del portugués. «No tengo ningún problema con Cristiano Ronaldo. Es más, debería agradecerle que haya jugado este partido a pesar de no estar en las mejores condiciones. En este último mes ha tenido molestias en la rodilla y esto ha sido un problema para él», aseguraba el ex del Chelsea.

«Es natural que un jugador se enfade por dejar el campo, especialmente cuando el trabajo ha sido duro para él. Todos los jugadores intentan dar lo mejor que tienen, pero un entrenador si que debería estar preocupado si no se molestan cuando son sustituidos», decía el técnico italiano intentando quitar hierro al asunto. Sin embargo, se hace evidente que empieza a haber tensiones en el vestuario de la Juventus y la reacción del luso podría haber molestado a sus compañeros. «Si es cierto que se fue antes de que acabara el partido, es un problema que lo deberá resolver con sus compañero de equipo», advirtió Sarri.

 


Deja un comentario

seis − 5 =