Inicio / Vida Sana / «Desde 2013 hemos multiplicado la inversión en I+D por cuatro»

«Desde 2013 hemos multiplicado la inversión en I+D por cuatro»

-Tras unos años de incertidumbre, parece que ahora hay un marco de actividad más estable. ¿Cuál es el rol de AstraZeneca en el mapa de los laboratorios españoles?

-Estamos centrados en la investigación y la innovación. Nuestro objetivo es hallar medicamentos nuevos, desarrollarlos y ponerlos a disposición de los pacientes. Como laboratorio jugamos un papel relevante en España, no sólo desde el punto de vista de lo que podemos aportar a la sociedad en relación a los fármacos que ofrecemos, sino al talento que desarrollamos, a las apuestas que hacemos por la investigación nacional. También desde la perspectiva de la diversidad, en todo lo que es la generación de empleo y desarrollo de la mujer; y no sólo desde el punto de vista de género, sino también desde el de la edad. Somos, y pretendemos ser, un interlocutor, como compañía, que ayude también a la sociedad, al Gobierno y a las comunidades autónomas al desarrollo de la Sanidad y mejorar la salud de los españoles.

-En la línea de aportación a la investigación patria, ¿qué es lo que suma el laboratorio?

-Acorde a nuestro enfoque con el compromiso que tenemos, lo principal es que somos una de las compañía que más invierte, el 26% de la misma; AstraZeneca España juega un papel importante, es el tercer país de Europa con mayor número de investigación clínicas, actualmente hay 285 en marcha, con más de 58.000 participantes. Eso demuestra no sólo la calidad de la investigación y de los científicos españoles, sino también el compromiso del laboratorio con el país.

-¿Cómo está organizado su «pipeline» en las áreas más punteras?

-Estamos enfocados en tres grandes segmentos terapéuticos. El primero es respiratorio, aquí tenemos varios proyectos de nuevas moléculas para asma y EPOC, y también nuevos dispositivos y formas de administración. Estamos a las puertas de lanzar nuestro biológico para asma, que es un paso importante. Otra área es cardiometabolismo y renal, somos líderes en diabetes, presentes tanto en tratamiento en cientos de pacientes tipo 2, con opciones orales e inyectables. Tenemos futuras indicaciones que nos van a permitir dar soluciones a problemas de pacientes con insuficiencia cardiaca y renal. Destaca también un producto para infarto de miocardio, en el que seguimos ampliando usos. Apostamos fuerte en Oncología, estamos ya entre todos muy cerca de cronificar el cáncer. Ahora la gente se muere con el tumor y no por él, porque está controlado o resuelto y hay otras complicaciones. Quedan tipos aún con necesidades terapéuticas, pero si bien es cierto que trabajamos con moléculas pequeñas y en proteínas e inmunooncología, en cáncer de pulmón, mama, ovarios, próstata, también en un futuro páncreas… Tenemos una cantidad importante de oportunidades por delante.

-De todo esto, ¿están cerca de presentar alguna novedad?

-Tenemos muy reciente una en cáncer de pulmón y con mutaciones específicas, muy personalizadas. En muchos casos, estos requieren el diagnóstico de unos test con marcadores tumorales. Además de nuevas indicaciones en tumor de ovarios y páncreas, andan muy cerca.

-¿Presentarán nuevos datos en el próximo congreso europeo de Oncología Médica (ESMO)?

-Es cierto que AstraZeneca está muy presente en las citas internacionales gracias a la apuesta tan firme del laboratorio por la innovación.

-Según el último informe de Farmaindustria, la I+D en España en el sector bate récords y está en niveles de antes de 2008. ¿Qué aporta AstraZeneca?

-Las actuales condiciones de los científicos españoles y las del país facilitan la atracción de la inversión de global y seguir apostando por ella. Los compromisos adquiridos y cumplidos nos han permitido que desde 2013 multipliquemos la inversión de I+D por cuatro. Estamos en niveles históricos de ensayos y número de pacientes involucrados. Y resulta un orgullo internamente poder decir que somos uno de los paises que más contribuye a la I+D de la compañía a nivel mundial y que en España somos uno de los laboratorios que más ensayos tiene.

-Defienden desde el principio las políticas de transparencia. ¿Se ha normalizado su impacto en la industria?

-Como compañía e industria de innovación, las buenas prácticas son absolutamente críticas e imprescindibles. No se puede operar en un sector como este si no te ganas ese derecho. Es un paso más en ese camino, y estas políticas cumplen con lo que la sociedad demanda en cuanto a transparencia porque quiere saber cómo se hacen las cosas y cómo se invierte el dinero. Ahí ha habido una uniformidad y una apuesta clarísima por parte de Farmaindustria y los laboratorios, como nosotros, en asegurar que eso se hace bien. Y ahora ya está normalizado, a pesar del choque inicial, ha habido un trabajo de consenso y de explicación de los porqués. No puedes desarrollar investigación ni llevar a cabo estos proyectos de innovación sin los médicos, ni los investigadores; ellos han entendido que esta relación necesita ser transparente y abierta.

-Desde la fundación apoyan a los jóvenes investigadores y ayudan en la formación a los pacientes. ¿Cómo?

-La fundación juega un papel importante en ese compromiso que juega AstraZeneca con la sociedad. Tenemos, por un lado, toda la dimensión con pacientes para apoyarles en su propio desarrollo, campañas para ayudar a los asmáticos, diabéticos… y en las diferentes áreas en las que trabajamos, con la aspiración de ponerles en el centro. Junto a ello, desarrollamos una labor de apoyo a los nuevos investigadores con becas a los más jóvenes, que va ya por una cuarta edición. Algo novedoso, que ya tuve el placer de organizar cuando estuve en Brasil, es una colaboración con Nobel Prize Inspiration Initiative para acercar a los premios Nobel a estudiantes, aspirantes a investigadores, científicos… para inspirarles y que tengan la oportunidad de ver cómo han sido sus carreras, tanto a nivel profesional y personal. El año pasado fue la primera edición en España, y repetimos ahora –a finales del mes de septiembre– con May-Britt Moser, neurocientífica Premio Nobel Medicina 2014.



Fuente: La Razón

Sobre

Ver también

Cómo acabar con el infradiagnóstico del VIH

En un momento en el que el VIH ha pasado de ser una enfermedad mortal …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − 7 =