Inicio / Cine / Diez amores de cine

Diez amores de cine

El amor lo puede todo, o eso dicen. No sólo es el gran protagonista de nuestras vidas, sino también de la gran pantalla, donde el anhelo de un «te amaré para siempre» suena demasiado bien en las voces de los clásicos del cine.

1.El primer amor («Mi chica», 1992)

El divertido Macaulay Culkin que siempre se quedaba solo en casa, no quiso dejar abandonado a su corazón en la ficción y qué mejor comienzo que con su primer amor. ¿No está mal no?

2. Amor de bajo coste («Pretty Woman», 1990)

La magia de Hollywood es capaz de conseguir lo inimaginable, hasta transformar a una prostituta de Los Ángeles en el sueño de cualquiera y despertar la envidia de muchas. Un Richard Gere a su lado nunca estará de más.

3. Amor al borde de la locura («Atracción fatal», 1987)

Ninguna terapia de pareja ha visto tan buenos resultados como con este filme. Una desquiciada Glenn Close ha hecho plantearse al mundo los efectos secundarios de la infidelidad y seguir la buena recomendacón de proteger a tu familia antes de iniciar una relación con un psicópata.

4. Amor de verano («Grease», 1978)

Las noches estivales se hacen más cortas en brazos de esos amores fugaces en los que la distancia es historia y sólo priman los besos y caricias sin importar si quien tiene en frente es quien dice ser en realidad. Todo se perdona al son de unos buenos bailes y canciones.

5. Amor de sangre («Drácula», 1992)

Recorrer medio universo en busca de la media naranja es muy romántico, pero alimentarse de su sangre quizá pueda echar por tierra la relación más sólida.

6. Amor más allá de la muerte («Ghost», 1990)

«Hasta que la muerte nos separe» no surtió efecto para Sam Wheat (Patrick Swayze), que hizo hasta lo imposible para lograr decirle a su amada Molly (Demmy Moore) un te amo.

7. Amor propio («La La Land», 2016)

Asistir a un musical es un plan muy sensiblero, aunque si ya son los protagonistas no tiene precio, y si no que se lo digan a Emma Stone y Ryan Gosling.

8. Amor con fecha de caducidad («Nueve semanas y media», 1986)

La pasión desenfrenada no tiene límites y menos si roza el sadomasoquismo y es que, a veces, las secuelas de un divorcio pasan factura. Menos mal que Elizabeth (Kim Basinger) y John (Mickey Rourke) no duraron ni tres meses.

9. Amor imposible («Los puentes de Madison», 1995)

A veces las mejores relaciones no pueden ser captadas ni por el mejor fotógrafo de «National Geographic». El propio Robert Kincaid (Clint Eastwood) bien lo supo en los brazos de Francesca (Meryl Streep), lástima que sólo quedara en un breve recuerdo.

10. Amor eterno («Titanic», 1997)

Es idílico que el gran amor de nuestra vida surque los mares viento en popa a toda vela. Bien lo sabe Jack (Leonardo DiCaprio), que cedió su lugar a su amada Rose (Kate Winslet), en aquella tabla que tantos desvelos ha despertado a los que sí pensamos que el amor no ocupa lugar y mucho menos el pobre Jack, al lado de Rose, en contra de lo que piensa su director, James Cameron.



Fuente: La Razón

Sobre Nueva Teleindiscreta

Nueva Teleindiscreta
La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

«El autor», una gran película

Ha constituido todo un soplo de aire fresco, cargado de ironía y de salvajismo hábilmente …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: