Donald Trump: EEUU sanciona a la Agencia Espacial de Irán

Donald Trump: EEUU sanciona a la Agencia Espacial de Irán


EEUU ha decidido sancionar a la Agencia Espacial de Irán, así como a dos de sus institutos de investigación. Las nuevas sanciones prohíben las interacciones de ciudadanos o empresas estadounidenses con la Agencia Espacial Iraní y bloquean los activos que pueda tener bajo jurisdicción estadounidense.

Mientras tanto, pese a que en los últimos días se hayan incrementado los esfuerzos diplomáticos para que Irán vuelva a cumplir con sus obligaciones del acuerdo nuclear, y de esta manera salvarlo, parece que los países europeos no han logrado satisfacer las demandas de Teherán.

La decisión de nuevas sanciones llega días después de que Estados Unidos lanzase el nuevo comando de las Fuerzas Armadas, cuya misión será proteger los intereses de su país en el espacio y con el que busca contrarrestar la influencia de China y Rusia, además de defenderse de posibles injerencias de Irán y Corea del Norte.

El comunicado oficial, emitido por el secretario de Estado, Mike Pompeo, aseguraba que «EEUU no permitirá a Irán usar su programa de lanzamiento espacial como excusa para progresar en sus programas de misiles balísticos. El intento del pasado 29 de agosto de lanzamiento de un vehículo espacial subraya la urgencia de esa amenaza».

La respuesta iraní llegó horas después a través de un tuit de su ministro de Comunicaciones, Mohamad Yavad Azarí Yahromí: «El universo y un futuro brillante pertenecen a todos, ¡no a unos pocos!», junto a una fotografía del universo.

El intento al que se refería Pompeo es un supuesto ensayo espacial del Gobierno iraní para lanzar uno de sus satélites, el cual según Washington fue fallido. El ministro Yahromí negó que fracasara el lanzamiento y mostró imágenes del satélite ‘Nahid 1’ en el Centro de Investigaciones Espaciales.

Yahromí explicó que ‘Nahid 1’ es «un satélite de telecomunicaciones» que será puesto en una órbita a 250 kilómetros de la tierra pronto, en principio durante el mes de septiembre, y que puede estar en el espacio durante 2 meses y medio.

EEUU cree que, detrás de estos intentos espaciales, la República Islámica oculta un proyecto para desarrollar misiles balísticos con capacidad para llevar ojivas nucleares y viajar a grandes distancias, potencialmente con capacidad para golpear países de Europa y Oriente Medio.

Con el nuevo Comando Espacial, EEUU busca garantizar la hegemonía estadounidense en un territorio que resulta «crítico», ya no solo para el desarrollo de operaciones militares, sino también para el día a día de todos los ciudadanos, ya que actualmente gran parte de la tecnología depende de las comunicaciones satelitales.

Salvar el acuerdo nuclear

El presidente iraní, Hasan Rohaní, aseguró el miércoles que es «poco probable» que se llegue a un acuerdo con Europa respecto al pacto nuclear en los próximos días, por lo que Irán seguirá adelante con su plan de reducir más compromisos nucleares.

“Es poco probable que alcancemos un acuerdo con Europa hoy o mañana. Anunciaremos el tercer paso de Irán, que acelerará las actividades de la Agencia de Energía Atómica de Irán (AEAI)», dijo Rohaní.

El presidente iraní adelantó que Irán dará a Europa «otro plazo de dos meses» para continuar con las negociaciones, el tercer ultimátum de estas características que plantean desde mayo pasado, según informa la agencia Efe. Este viernes termina el plazo de dos meses dado por Irán a los europeos en julio, cuando anunció que, como segundo paso, aumentaría el enriquecimiento de uranio por encima de los niveles acordados.

Esta semana se supo que Irán, que busca que la UE logre contrarrestar las sanciones estadounidenses, ha obstruido la investigación de la OIEA sobre el almacenamiento nuclear y de elementos radioactivos en una instalación en la capital de Teherán.

Desde la salida unilateral de EEUU del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), los países europeos firmantes (Francia, el Reino Unido y Alemania) tratan de mantenerlo vigente, pero, Irán alega que en la práctica no está adoptando medidas efectivas. , Rusia y China son los otros países que forman parte del acuerdo.

Las autoridades persas exigen a Europa que facilite sus exportaciones petroleras o que les otorguen una línea de crédito, para compensar las sanciones estadounidenses. «Nuestro regreso a la plena implementación del acuerdo nuclear está sujeto a la recepción de 15.000 millones de dólares durante un período de cuatro meses», apuntó el martes el viceministro de Exteriores y negociador nuclear iraní, Abas Araqchí.

En esa línea se sitúa la oferta de Francia a Irán de una línea de crédito de unos 15.000 millones de dólares, que estaría garantizado por los ingresos petroleros iraníes, hasta fin de año si Teherán vuelve a cumplir plenamente con el acuerdo nuclear de 2015. La medida está sujeta  a que Washington la apruebe no lo bloquee, según fuentes occidentales e iraníes.

Todo esto supondría que el presidente estadounidense Trump emita exenciones algo que es poco probable dado el estatus prioritario que le ha asignado a las sanciones iraníes. Especialmente porque la línea de crédito daría un respiro de las sanciones que han paralizado su economía y cortado sus exportaciones de petróleo.




Deja un comentario

5 × 2 =