Donald Trump y Netanyahu planean un posible tratado defensivo tres días antes de las elecciones en Israel

Donald Trump y Netanyahu planean un posible tratado defensivo tres días antes de las elecciones en Israel


El presidente estadounidense, Donald Trump, ha hablado este sábado con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y han estudiado la posibilidad de firmar un posible tratado defensivo entre ambos países, una noticia que podría afectar a las elecciones israelíes, previstas para el próximo 17 de septiembre.

«Hoy he mantenido una conversación telefónica con el primer ministro Netanyahu para tratar la posibilidad de avanzar con un Tratado de Defensa Mutua entre Estados Unidos e Israel que anclaría aún más la formidable alianza entre nuestros dos países», ha explicado Trump a través de su cuenta personal en Twitter.

«¡Espero poder seguir con esa conversación tras las elecciones israelíes, cuando nos reunamos este mismo mes en Naciones Unidas!», ha añadido el inquilino de la Casa Blanca.

Estados Unidos e Israel tienen ya unas intensas relaciones militares que se plasman cada año en 4.000 millones de dólares en ayuda militar estadounidense. Además Trump y Netanyahu tienen una estrecha relación personal y Trump incluso aparece en los carteles de la campaña electoral de Netanyahu.

Netanyahu, por su parte, ha agradecido su gesto a Trump y ha destacado que Israel «jamás ha tenido un amigo mejor en la Casa Blanca». Además ha señalado que espera poder reunirse con Trump en la Asamblea General de la ONU en Nueva York «para avanzar en un histórico Tratado de Defensa entre Estados Unidos e Israel».

La intervención de Trump podría ser crucial, ya que las encuestas pronostican un empate virtual entre el partido de Netanyahu y la formación Azul y Blanco liderada por el ex jefe del Estado Mayor israelí Benny Gantz.

El propio Gantz ha salido al paso de la propuesta, que considera un «grave error». «Un acuerdo así sería un grave error para la seguridad del Estado de Israel porque un tratado de defensa mutua nos obligaría a coordinar nuestra seguridad con Estados Unidos», ha argumentado.




Deja un comentario

once − 8 =