Inicio / Actualidad / Dos hermanos Judokas españoles irán a los Juegos paralímpicos Río

Dos hermanos Judokas españoles irán a los Juegos paralímpicos Río

Los hermanos Gavilán, irán a los Juegos Paralímpicos Río: “Soñamos con una medalla”

  • Álvaro y Dani Gavilán, hermanos, se acaban de proclamar campeones de España de judo para ciegos y tienen ya la plaza para los Juegos Paralímpicos Río.
  • En la adolescencia les detectaron una enfermedad visual, pero no dejaron el judo.
  • Es el deporte paralímpico que menos adaptaciones tiene, cuentan.
  • No somos de salir mucho; nuestro plan ideal es cenar por ahí, ir a dar una vuelta a un parque y tomar algo con amigos o la novia, confiesan.
Tener un campeón entre sus miembros puede ser algo normal en una familia. Tener dos, ya lo es menos. Los Gavilán pueden presumir de ello. Álvaro y Dani, hermanos, son los campeones de España absolutos de judo para ciegos en sus categorías, menos 73 kg y menos 66, respectivamente. Además, han conseguido clasificar su peso para disputar los Juegos Paralímpicos Río 2016.

Dos hermanos Judokas españoles irán a lasDos hermanos Judokas españoles irán a los Juegos paralímpicos Río, campeones de España“Suponemos que no habrá muchos en nuestra situación”, cuentan los hermanos sobre el tatami que les ha visto crecer. Por ello, entre otras cosas, son el orgullo de su familia. “Mi madre, sobre todo, está muy contenta; también Arturo, nuestro hermano pequeño”, comenta Álvaro.

Dani tiene 26 años; Álvaro, 23. Aunque sus historias individuales comenzaron a escribirse hace ya dos décadas y casi siempre se han dado la mano. Y sin los típicos piques de quién es mejor: “¡Nos llevamos muy bien!”, dicen mirándose el uno al otro. Algo que se ve con charlar apenas 5 minutos con ellos. Su idilio con el judo empezó “cuando yo tenía 6 años y me llevaron a clases de karate y judo”, cuenta Dani. “Luego me apuntaron a mí también al gimnasio del barrio”, apuntilla Álvaro.

Su enfermedad visual, un obstáculo superado

Desde entonces, y entre esfuerzo, trabajo y éxitos, los dos hermanos crecieron con el judo como denominador común. Pero pronto iban a tener otro. Una enfermedad visual que empezó a mostrar sus primeros síntomas cuando tenían 17 años. Se trata de la enfermedad de Stargardt, hereditaria, y que se caracteriza por una degeneración de la zona central de la retina que se estanca a los 21 años. “Después de que me la diagnosticaron dejé el judo durante un tiempo porque no le veía sentido”, cuenta el mayor, Dani.

Pensó dejar el Judo, pero luchó

Un palo que les cambió su forma de entender este deporte. “Antes de la enfermedad, lo practicábamos por aquello de hacer deporte. Sí que cuando éramos cadetes o juniors entrenábamos más duro, pero no esperábamos llegar muy lejos”, dice Álvaro, que también empezó a tener los síntomas en la adolescencia. Sin embargo, asumida la realidad, “vi que tenía posibilidades en esto y decidí tomármelo muy en serio. La verdad, no esperábamos llegar hasta donde hemos llegado”, asegura el primogénito de los Gavilán. Una decisión que sirvió como punto de partida para los éxitos que han ido llegando, que no se entienden sin el esfuerzo del día a día. Y juntos, (casi) siempre juntos. “Le echamos bastantes horas, entre el fisio, el judo… Tenemos ocupadas las mañanas y las tardes”. Pero no dejan de ser dos veinteañeros más. “Siempre que tenemos huecos, buscamos hacer otras cosas, además del judo. Yo me saqué periodismo y ahora hago un Master de Comunicación Empresarial”, cuenta Álvaro. También hay tiempo para el ocio, pero sin locuras y “cada uno por su lado, no tenemos el mismo grupo de amigos”, dice entre risas Dani. “Lo dejamos para el fin de semana, cuando no hay competición. Somos bastante responsables. De fumar y beber ni hablar y salir, cuando hay competición, tampoco”, dice Álvaro. De hecho, y es algo en el que están de acuerdo los dos, “de fiesta no nos gusta salir mucho. El plan ideal es cenar por ahí, ir a dar una vuelta a un parque y tomar algo con amigos o la novia”.

Una pasión entre Kimonos y Tatamis

Una vida entre kimonos y tatamis. Una pasión por un deporte que les ha dado mucho. “El judo nos aporta competir, nos ha dado la oportunidad de conocer nuevos lugares del mundo, de pasarlo bien con otros compañeros de selección, valores…”. Por ello, “recomendamos a todos los chavales el judo. A nosotros nos ha ayudado mucho porque ayuda a relacionarte al ser un deporte que se practica en pareja. Estás todo el día con gente, en el gimnasio hay piques sanos”, ríen. También practican karate y, antes de la enfermedad, fútbol. “Me gustaba desde bien pequeño, jugaba de defensa en un equipo de barrio con mis amigos, pero a raíz de la enfermedad lo tuve que dejar porque me comía los balones y todos los fuera de juego”, dice entre risas Álvaro. Algo que corrobora su hermano: “Yo también jugaba al fútbol pero, visto lo visto, no habríamos llegado a nada”. No poder practicarlo no les quitó su fervor por el balompié, en el que se declaran madridistas y rayistas, por aquello de ser de cuna vallecana. Los Gavilán ya están preparando los Juegos Paralímpicos de Río, que arrancarán el próximo mes de septiembre. “No nos imaginamos que pudiéramos llegar a clasificarnos, sobre todo al principio, cuando empezamos, y más viendo el nivel. Pero mira, al final lo hemos logrado”, dice Dani. Llegados a este punto, por soñar que no quede.  “Nos ilusiona la medalla en Río. Hay que ir a por ella, aunque somos conscientes de que es muy difícil”. Pocas diferencias con el judo convencional El Judo para discapacitados, explican los hermanos, “es el deporte paralímpico que menos adaptaciones tiene”. En efecto, este es un deporte que los deficientes visuales puedan practicar sin necesidad de adaptación de materiales u otro tipo de ayudas específicas motivadas por su deficiencia. Las diferencias con respecto al judo convencional las encontramos en dos aspectos del reglamento. “Comenzamos agarrados para tener una referencia y, cuando estamos a punto de salirnos del tatami, los árbitros nos avisan”, cuenta Álvaro.

Fuente: 20 Minutos

Sobre Tino Castro

Tino Castro
Un informático loco por la tecnología de Internet. Me encantan el Marketing Online y Offline, la política, la música y los perros grandes. Cualquier tema lo estudio y le busco la estrategia. Emprendedor y autodidacta. Siempre inventando al 100%

Ver también

Los Mossos buscan en la mezquita de Ripoll pistas sobre el imán

Los Mossos d’Esquadra han acudido hoy a la mezquita de Ripoll (Girona) para buscar pistas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: