Inicio / Música / Ed Sheeran,el nuevo cantautor para las masas

Ed Sheeran,el nuevo cantautor para las masas

Empecemos por las cifras. 680 millones de veces, y subiendo, se ha reproducido, sólo en Spotify «Shape of You», primer single de Ed Sheeran (Yorkshire, 1991), que rompió el récord de escuchas durante la primera semana del lanzamiento con 273 millones. Su disco, «÷» («Divide») colocó todas las canciones de forma individual entre las 50 más escuchadas del mundo. Nueve de los diez temas más vendidos en Reino Unido eran suyos y 16 de los 20. Sheeran se preguntaba a los pocos días de lanzarse el disco si no habría habido «algún error» en una entrevista a la BBC. No lo había. En copias, ha logrado la estratosférica cifra de 672.000 ejemplares en la primera semana, una cifra semejante a los 696.000 de «Be Here Now» de Oasis, publicado en 1997, cuando todavía se vendían cintas de casette. En YouTube, el joven británico ya lleva más de 1.000 millones de visionados. Podríamos continuar con esta retahíla obscena de cifras, pero ya se hacen una idea.

A Ed Sheeran le hemos entrevistado por los dos primeros trabajos, titulados también con signos matemáticos («+» y «x»), pero su estatus de superestrella ya no le obliga a promocionar el álbum de 2017. Tampoco lo necesita para agotar en escasas horas las entradas de las dos noches en España, las de Madrid (mañana) y Barcelona (el domingo). Realmente, Sheeran necesita poco para hacer música. Produce centenares de canciones que entrega a otros artistas, de Robbie Williams a the Weeknd. Para Rihanna escribió un tema irónico sobre la desmesurada importancia de la apariencia física y terminó convirtiéndose en «Love Yourself», el mayor éxito de 2016, interpretado finalmente por Justin Bieber. La canción de todos los récords, «The Shape of You», está construida a partir de un ritmo básico de marimba que también estaba pensada para la cantante de Barbados. La rechazó e imaginamos que a partir de ahora se lo pensará dos veces cuando Sheeran le mande un email. Esa es la fuerza del británico, que escribe las canciones que canta. Y muchísimas más: para el primer disco tenía 20 temas y eligió 12. El segundo elepé es el resultado de las mejores 120 piezas. En una entrevista a «The Guardian» reconocía que para «÷» había terminado «centenares» antes de seleccionar las definitivas.

w actuar ante nadie

En sus orígenes está el circuito de los pubs británicos, las noches de micros abiertos. «He llegado a actuar ante cero personas», decía a este periódico antes de su presentación en Benicàssim en 2012. Sheeran ha actuado en festivales como el FIB y Glastonbury –frente a una audiencia de 40.000 almas– apareciendo solo en el escenario, con su guitarra y los ritmos programados. «Nunca me he sentido intimidado por una multitud, es donde estoy más a gusto», afirmaba con cierta parquedad de palabras. Sheeran conecta con gente joven que puede estar escuchando un tema de hip hop y que a continuación pasa a una balada. Es el signo de los tiempos. Sin embargo, rehuye lo de ser la «voz de una generación». «Sólo soy la voz de una persona», protesta cuando se le pregunta sobre canciones de amor y de resaca. Su nuevo álbum es probablemente peor que los anteriores pero el éxito es incontestable. Incluye un tema folk como «Galway Girl», que le constó una dura negociación con su sello, porque no es el género de moda. Por lo visto, se equivocaban. También hay un tema, «Barcelona», dedicado a la Ciudad Condal o al menos a una experiencia vivida allí, que es un tanto más sonrojante: «Bebiendo sangría, mi niña, te amo. Mamacita rica (sic), te adoro señorita, nosotros vive la vida. Cómo es vivir en Barcelona». Si con semejante letra el tema ha sido un éxito, es que hay que dejar de buscarle explicaciones.

Hasta la fecha, el pelirrojo se ha mantenido al margen de fotografías indiscretas borracho o drogado, escándalos y testimonios de antiguos compañeros de clase contando intimidades vergonzantes o asistentas vendiendo el relato de extraños comportamientos. Sheeran ganó, seg0ún «Forbes», 33 millones de dólares solo el año pasado. Hizo lo que cualquiera: comprarse una casa, otra a sus padres y un deportivo que no conduce «porque parezco un gilipollas». ¿Qué más? Ah sí, se construyó un pub en el jardín. Tiene 26 años.



Fuente: La Razón

Sobre Nueva Teleindiscreta

Nueva Teleindiscreta
La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

Sobrecogedora alegoría

Henze: “The Bassarids” (“Las bacantes”). Franco Pomponi, Sean Panikkar, Mihoko Fujimura, Mark S. Doss, Nikolai …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × dos =

Close
Síguenos en: