Inicio / Noticias / El cerebro puede realizar más de una tarea simultáneamente

El cerebro puede realizar más de una tarea simultáneamente

Un “interruptor multitarea” permite cambiar la atención de una tarea a otra

Podemos caminar y hablar a la vez, o incluso añadir una tercera tarea, como escuchar música, y una cuarta, como comernos un helado. Se trata de “programas” automáticos que se ejecutan sin prestar apenas atención. Pero la cosa cambia cuando tenemos que concentrarnos en la tarea que estamos haciendo.

Pensemos en lo difícil que es para conducir y mantener una conversación con el copiloto a los conductores novatos. Estrictamente hablando, no podemos hacer dos cosas a la vez que requieran nuestra concentración. Sin embargo, todos tenemos la experiencia de estar hablando con alguien, pero a la vez ser capaces de captar una palabra significativa en una conversación que oímos a nuestro alrededor y desviar nuestra atención hacia ella.

Así es precisamente cómo conseguimos hacer dos cosas a la vez, desplazando la atención secuencialmente de una tarea a otra. ¿Cómo lo logra el cerebro? Gracias a una estructura simétrica localizada en el centro del cerebro llamada tálamo. Del tamaño aproximado de dos pequeñas nueces unidas por la parte medial-anterior, el tálamo recibe toda la información procedente de los sentidos, excepto del olfato. Su misión es seleccionar lo realmente relevante para enviarlo a la corteza cerebral, donde se procesa de forma consciente y se emite una respuesta. Sin la labor de intermediario del tálamo, la corteza cerebral no podría funcionar a pleno rendimiento.

Es lo que ocurre en algunos trastornos, como el déficit de atención e hiperactividad, que se caracteriza por la dificultad de centrarse en una tarea. Varios estudios apuntan a que el tálamo, considerado el interruptor multitarea del cerebro, podría no estar funcionando adecuadamente.

Información relevante

¿Y cómo decide el tálamo qué información es relevante? Pues esto viene marcado por nuestros intereses y expectativas en cada momento, por la tarea que estemos realizando o el lugar al que nos dirigimos. El tálamo desvía a la atención hacia el sentido más importante para la tarea que estemos llevando a cabo en ese momento, bloqueando temporalmente la información que llega desde los otros sentidos. Un estudio reciente publicado en Nature concreta que es la cubierta externa del tálamo, denominada núcleo reticular, la que en realidad llevaría a cabo esa tarea de interruptor para desviar la atención de una tarea a otra.

¿Todo el mundo puede hacer varias cosas a la vez? Según un estudio realizado entre conductores y publicado en Plos One, las personas que con más frecuencia hacen varias cosas de forma simultánea son las menos preparadas para trabajar en multitarea. Al parecer, son más impulsivas, con más tendencia a buscar sensaciones nuevas, y una confianza excesiva, y poco realista, en su capacidad para hacer varias cosas bien a la vez.

Por el contrario, las personas que puntuaron más alto un test para medir su habilidad multitarea eran las que menos trabajan de forma simultánea en varias actividades, debido a que tienen una mayor capacidad para concentrarse en una sola tarea, que las absorbe. Y es que, según el estudio, las personas que se implica en varias tareas a la vez suelen tener dificultades para mantener su atención en algo concreto, ya que su cerebro filtra peor la información relevante.

Madres “multitarea”

Pero la vida diaria nos impone con mucha frecuencia a estar pendientes de varias cosas a la vez. Según un estudio de la Universidad de Bar Ilan, en Israel, son las mujeres, y en concreto las madres, quienes más trabajan en multitarea. Al parecer pasan casi la mitad de su tiempo haciendo dos o más cosas a la vez. El trabajo, las tareas domésticas y el cuidado de los hijos hacen que el interruptor multitarea del cerebro de las mujeres que tienen hijos esté trabajando a tope. Por el contrario, los padres solo dedican un tercio de su tiempo a la multitarea y en actividades más gratificantes.

Como curiosidad, la multitarea no es exclusiva de nuestra especie. Según un estudio de la Universidad de Minnesota, las hembras de la rana arbórea gris (Hyla versicolor) que habita en el este de los Estados Unidos y el sureste de Canadá, eligen entre sus pretendientes a aquellos cuyas llamadas reflejan la capacidad de realizar múltiples tareas con eficacia. Las ranas prefieren a los machos que tienen cantos de cortejo más elaborados, porque, al parecer, dos o más cosas difíciles al mismo tiempo, como controlar la frecuencia y duración de los sonidos que emiten refleja que tienen mejores cualidades que el resto.

Según los investigadores, “es fácil imaginar que los seres humanos también podrían preferir parejas multitarea, alguien capaz de ganar un buen sueldo, preparar la cena, gestionar las finanzas y llevar a los niños a sus actividades extraescolares a tiempo.”

Fuente: ABC

Sobre Tino Castro

Tino Castro
Un informático loco por la tecnología de Internet. Me encantan el Marketing Online y Offline, la política, la música y los perros grandes. Cualquier tema lo estudio y le busco la estrategia. Emprendedor y autodidacta. Siempre inventando al 100%

Ver también

El juicio contra Chaves y Griñán comenzará el 13 de diciembre

La Audiencia Provincial de Sevilla juzgará a partir del día 13 de diciembre del presente …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: