Inicio / Ciencia / El cielo nocturno es invisiblemente brillante

El cielo nocturno es invisiblemente brillante

Los astrónomos han descubierto que el cielo nocturno es invisiblemente brillante. Lo baña una misteriosa luz emitida desde el universo temprano por grandes nubes de hidrógeno atómico. Procedente de galaxias distantes, esa luz nos abre una ventana al pasado. El cielo nocturno es invisiblemente brillante Un equipo internacional de astrónomos ha descubierto una abundancia inesperada de emisión Lyman-alfa en la región del Campo Ultra Profundo del Hubble (HUDF). La emisión procede de grandes reservorios cósmicos de hidrógeno atómico situados alrededor de galaxias distantes.
Esas nubes de hidrógeno detectadas en el universo temprano brillan en emisión Lyman-alfa, revelando que casi todo el cielo nocturno es invisiblemente brillante. La luz viaja asombrosamente rápido, pero a una velocidad finita, lo que significa que la luz que llega a la Tierra procedente de galaxias extremadamente distantes ha viajado durante mucho tiempo, abriéndonos una ventana al pasado, cuando el universo era mucho más joven.

Tendencias 21 (Madrid). ISSN 2174-6850

Fuente: Tendencias 21

Sobre Nueva Teleindiscreta

La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

La actividad humana bloquea la evolución de las especies

La actividad humana ha interrumpido los ciclos naturales de la evolución que regulan la biodiversidad global: el ritmo alcanzado por la sexta extinción masiva de especies, en la que estamos inmersos, no permitirá la recuperación de la vida que está desapareciendo. Los seres humanos estamos exterminando especies animales y vegetales tan rápidamente que el mecanismo de defensa incorporado de la naturaleza, la evolución, no puede seguir este ritmo, según una investigación publicada en PNAS. Un equipo de investigación dirigido por la Universidad de Aarhus (Dinamarca) calculó que si los esfuerzos actuales de conservación no mejoran, muchas especies de mamíferos se extinguirán durante las próximas cinco décadas, por lo que la naturaleza necesitará entre 3 y 5 millones de años para recuperarse de esta pérdida de biodiversidad. El año pasado, investigadores de México y Estados Unidos publicaron un Tendencias 21 (Madrid). ISSN 2174-6850

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cuatro =