Inicio / Animales / El control de las colonias felinas es una responsabilidad de los ayuntamientos, pero pocos la asumen

El control de las colonias felinas es una responsabilidad de los ayuntamientos, pero pocos la asumen

El método C.E.S., la captura, esterilización y suelta de los gatos en una colonia, que va de la mano de su censado, alimentación, control de su estado de salud y la búsqueda de hogar de aquellos animales que por su edad o carácter puedan ser entregados en adopción a una familia.

Ese método, aplicado internacionalmente con éxito, es la única forma eficaz y humanitaria de controlar las colonias felinas. Es lo que debería hacerse con los centenares de animales que hay en las instalaciones de AENA, que fue noticia la pasada semana por la cruel decisión de optar por el camino de prohibir su alimentación y sancionar a los que quieran aplicar este método.

Este método tiene unos costes que las administraciones públicas deberían asumir, porque suya es la responsabilidad de los animales abandonados que malviven por sus calles. Así lo dice la ley.

Hay que felicitar públicamente a los ayuntamientos que sí asumen esta responsabilidad que es suya mediante este método, como el Ayuntamiento de Alicante que ha sido ejemplar en este sentido, el de Madrid, el de Bilbao, el de Huelva, el de Barakaldo, el de Zamora, el de Vila Joiosa, el de Galdakao, el de Torremolinos… Cada vez son más los que dan un paso al frente en la dirección correcta, aunque no siempre sea un paso todo lo firme que debiera.

La última iniciativa, de hace pocos días, llegó desde Málaga, cuyo concejal competente ha asegurado que:

El pasado año ingresaron en el Zoosanitario 1.247, una cifra que supone un 47% o más que el año anterior. De ellos, 926 fueron recogidos de la vía pública y el resto, con un incremento significativo sobre el año pasado, fueron abandonados en el Centro por sus propietarios.

Esta realidad hace que los responsables del área de Sostenibilidad Medioambiental “tengan muchas esperanzas puestas en el proyecto Gatos de Málaga“. Una iniciativa en colaboración con la Asociación Amigo Animal (AMAN). En el transcurso de este año se desarrollará el proyecto iniciado en 2017 por la asociación para la gestión eficiente de las colonias estables de gatos ferales o asilvestrados que existen en Málaga.

El Ayuntamiento de Málaga ha aportado a esta entidad una ayuda de 30.000 euros, a renovar en 2018, que permitirá la puesta en marcha de esta iniciativa y que incluirá la implementación del método de Captura Esterilización y Suelta (CES) en la mayoría de colonias posibles, pues este sistema es el que ha demostrado mayor eficacia para evitar el crecimiento de las mismas y los problemas de convivencia asociados con estas agrupaciones de animales, que viven en libertad en el entorno urbano

No obstante, la mayoría de los consistorios miran a otro lado, dejando que los gatos (más fáciles de ignorar que los perros abandonados) se las apañen como puedan. Y ya hemos hablado en este blog en el pasado de que los gatos no saben apañárselas en la calle como muchos creen, que sin asistencia y dejados a su suerte se atan condenados a una vida corta y a sufrir enfermedades, accidentes, hambre y gamberradas.

Las colonias felinas con más suerte son aquellas que logran que particulares bienintencionados o asociaciones velen por ellas aplicando el C.E.S. Particulares y asociaciones que con frecuencia no sólo es que no logren ayuda, sino que se encuentran con zancadillas e incomprensión.

Estos días una colonia felina cordobesa ha tenido esa suerte. A los gatos que la componen les ha tocado la lotería de Navidad después de que la asociación El Amigo Fiel haya decidido implantar este método. Se realizará con fondos privados, es decir, exclusivamente con el dinero de la asociación. El ayuntamiento, y debería avergonzarse por ello, se ha desentendido de su responsabilidad.

El Método C.E.S. se implantará, como venimos haciendo, con todas las garantías. Las esterilizaciones serán en la Clínica Veterinaria de nuestra confianza (VETA). Los animales serán censados y marcados.

Hace años controlamos y aplicamos el Método C.E.S. en una numerosa colonia y el resultado ha sido muy satisfactorio: la colonia felina está totalmente estabilizada. Nos avalan ya seis campañas anuales de esterilización y sabemos que es la única manera de atajar el problema de raíz.

Hemos querido embarcarnos en un plan de trabajo mucho más ambicioso y por consecuencia, más duro, por ello implantamos de nuevo el Método C.E.S. en una colonia de más de 40 individuos que reside en un barrio de Córdoba. Después, vendrán otras más.

Son muchas las colonias felinas que hay en nuestra ciudad, en cada barrio, en cada calle. Gatos invisibles que se refugian bajo los coches, mendigando en los bares, entre matorrales, sufriendo en la más absoluta soledad, muriendo en silencio… mientras que la gente pasea.

Contadas personas de buen corazón alimentan día a día a estas colonias, tanto en verano como en invierno, haga frío o calor, de madrugada o al amanecer, siempre en la clandestinidad, lejos de mirar hacia otro lado.

Hartos de ver el desentendimiento y la falta de interés de aquellos a los que les correspondería asumir esta realidad social, nuestra Asociación no puede seguir mirando hacia otro lado. El problema de nuestra ciudad recae en que el sacrificio no está prohibido, con lo que ante el más mínimo atisbo de problema con las colonias felinas, se le da una solución “rápida”.

Sin dinero público, sin subvenciones, sin albergue para gatos, solo con nuestros medios, demostramos una vez más que el Método C.E.S. funciona, que es posible controlar colonias felinas, que no se puede echar la vista hacia otro lado y que jamás el fin último de esos animales que malviven en la calle sea el sacrificio.

En definitiva queremos concienciar y hacer respetar a estos animales, los gatos, tan mal vistos en nuestra ciudad y darles, dentro de su situación de abandono, dignidad y respeto. No podemos seguir esperanzados a que este gran problema en Córdoba se solucione por medio de quien debería hacerlo, no podemos seguir viendo gatos mutilados, enfermos, cientos de camadas muriéndose, no hay adoptantes para tantos gatos, esa es la realidad.

Es inhumano que los gatos de Córdoba sigan en estas condiciones… ¿Seguimos mirando hacia otro lado?

La gatita negra se llama Moon. Es casera y sociable. Abandonada en la calle, pasó meses mendigando comida por las calles. Cuando enfermó y la llevaron al veterinario descubrieron que tenía una infección muy grave en el útero, una piometra que casi le cuesta la vida. Se salvó por poco y ahora busca un hogar.

La tricolor se llama Sweet y es fruto de una camada callejera. De todas las crías que tuvo su madre en verano, solo sobrevivió ella. Sus hermanos fueron desapareciendo poco a poco, envenenados, atropellados o por enfermedades. Es una gatita tímida, pero sus miedos desaparecerán en un hogar.
Se entregan en adopción con seguimientos, contrato, vacunas, pasaporte europeo, microchip, desparasitaciones, esterilizada y con revisión veterinaria.

Contacto y más información: A.P.A.P “EL AMIGO FIEL” [email protected]

Contenidos relacionados:

La entrada El control de las colonias felinas es una responsabilidad de los ayuntamientos, pero pocos la asumen aparece primero en En busca de una segunda oportunidad.



Fuente: 20 Minutos

Sobre

Ver también

Sobre la gestión no ética de las palomas urbanas en la estación de Atocha

Hoy no seré yo la que hable, hoy cedo este espacio, desde el mismo título, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + trece =

Close
Síguenos en: