Inicio / Noticias / España / El decreto ley como llave

El decreto ley como llave

¿Se pueden prorrogar los presupuestos indefinidamente?

En, teoría, no hay ningún impedimento constitucional. El artículo 134.3 obliga al Gobierno a presentarlos al menos tres meses antes de la expiración de los del año en curso. Pero en el siguiente punto, el cuarto, abre la posibilidad de su prórroga automática si no se aprueban en el Parlamento antes del primer día del ejercicio económico correspondiente.

¿La situación actual deja al Gobierno atado de pies y manos?

No, siempre que esté aprobado el techo de gasto. Y lo está. Desde julio de 2017, con el apoyo de Cs, PNV, UPN, Coalición Canaria y Foro Asturias: 175-173.

¿Por qué no hay PGE-18?

El Gobierno no tiene los apoyos parlamentarios necesarios y por eso no los presentó en su momento, más pendiente, entonces, del 1-O. En el camino ha perdido el apoyo del PNV.

¿Pero, puede tomar decisiones de gasto?

La subida de las pensiones ya se acordó en diciembre en un 0,25%. Y lo mismo puede hacer con la subida de los funcionarios, la bajada del IRPF «pactada» con Cs… Para eso está el decreto ley.

¿Y la va a utilizar? Montoro amenaza con el uso indiscriminado de este recurso si no hay presupuestos a finales de marzo.

¿Tiene alguna ventaja?

El decreto ley debe ser convalidado en el Parlamento, pero el debate es menos exhaustivo. El Gobierno pretendería poner al descubierto las posiciones de los grupos en cada asunto. ¿Se opondría el PSOE, por ejemplo, a una subida del sueldo de los funcionarios?

¿Se usó antes?

Existía la Ley de Acompañamiento por la que se colaban las medidas más importantes. Hasta que Zapatero acabó con ella en 2004.



Fuente: La Razón

Sobre

Ver también

Arrimadas: «Puigdemont y Gabriel piensan igual, actúan igual y huyen igual»

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, cree que el expresidente de la Generalitat …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: