Inicio / Deportes / El drama del éxito demorado

El drama del éxito demorado

La segunda parte del Informe McLaren, encargado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), revela, según se conoció ayer, que alrededor de 1.000 deportistas rusos participaron desde 2011 en el plan estatal de dopaje que, cinco años después, ha puesto al mundo del deporte y al olimpismo en una situación alarmante. La halterófila española Lydia Valentín, quinta en los Juegos de Pekín 2008, cuarta en Londres 2012 y tercera en Río 2016 en la categoría de 75 kilos, representa fielmente el drama de los atletas que compiten en condiciones de inferioridad frente a los rivales fraudulentos.

Lydia Valentín sabe desde hace meses que la descalificación de las tres primeras la convierten en subcampeona olímpica en Pekín. La detección del dopaje de las tres integrantes del podio en Londres 2012 significa que la española es por derecho campeona olímpica en Londres. Sin embargo, el proceso de revisión de los tests, las presiones políticas, los intereses económicos y las prácticas de encubrimiento han demorado, y anulado en la mayoría de los casos, la satisfacción personal, ética y económica de los deportistas relegados del podio por los tramposos.

No es lo mismo recibir una medalla en el escenario olímpico, tras el inmediato éxito en los Juegos o en los grandes campeonatos, que en un despacho, o por correo certificado, ocho o nueve años después. No es lo mismo aspirar al beneficio de becas, patrocinios o sueldos por el rango de las medallas que perder durante años esas potentes sumas por el fraude de los rivales.

Es trascendental investigar, detectar y no hacerse trampas en el solitario –el nacionalismo tiende a señalar las culpas de los demás y exculpar las propias– y combatir el dopaje sin tregua, pero esa exigencia no impide que se articulen soluciones para reparar como se merecen los innumerables casos de atletas que perdieron su gran oportunidad por el efecto de la cloaca que inunda el deporte.

Lydia Valentín es la primera medallista oficial de la halterofilia española. El bronce en Río lo atestigua. Disfrutó de su gran momento donde correspondía. Las otras dos medallas esperan los trámites judiciales y administrativos que envuelven los procesos antidopaje. La recompensa demorada tiene importancia, pero deportistas como Lydia Valentín merecen mucho más



Fuente: AS

Sobre Nueva Teleindiscreta

Nueva Teleindiscreta
La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

Rabat recibe el alta y el martes sabrá si puede correr en Italia

Tito Rabat (Reale Avintia Racing) ha recibido el alta médica en el Hospital Universitari Quirón …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 5 =

Close
Síguenos en: