Inicio / Noticias / España / El EI acusa a periodistas de ser espías

El EI acusa a periodistas de ser espías

Los yihadistas lo tienen claro: “las ideas no derrotan al terrorismo, sólo lo hace la lucha contra el terrorismo”.

Ofrecen en el manual, que ayer comenzó a publicar LA RAZÓN, unos datos básicos sobre el esquema de seguridad de los distintos países. “La seguridad nacional suele decidirse por ministerios específicos: residencia, Interior, Defensa y financieros. Además, los medios juegan un papel muy importante, y todos ellos deciden sobre la política exterior del país”.

► Manual del Estado Islámico (1ª parte): Las siete reglas de «oro» del «buen» yihadista

“El ejército es el principal servicio de seguridad. Su papel es defender al país de las agresiones extranjeras pero eso es en las naciones desarrolladas. En nuestras tierras árabes que son infieles, el ejército está allí para proteger el régimen contra su propia gente. Ocurre lo mismo con la Policía. En

los países desarrollados sirve para proteger a la sociedad de cualquier daño; en los países árabes, sirve a los intereses del régimen”.

“Agencias de inteligencia: hay inteligencia militar, especializada en proteger los secretos de los militares. Recopilan información sobre el enemigo. Y está la agencia nacional de inteligencia, vinculada al ministerio del Interior que se ocupa de amenazas internas. Tienes que entender que las agencias de inteligencia siempre necesitan un centro, una ubicación que puedan usar como base. En la mayoría de los casos, una embajada es una base perfecta ya que el país de origen no va a buscar dentro de la embajada y los diplomáticos son perfectos oficiales de inteligencia.

Otra buena base son las fundaciones de medios y las corporaciones. Una cosa que debes saber, es que la BBC es la antena de inteligencia británica en todo el mundo. En su día, anunciaron la caída de Kandahar (Afganistán) y era falso pero desmotivó a los talibanes. Siempre usarán la tapa del periodismo. Un periodista capturado por Al Qaeda en Waziristan dijo que hacía un informe sobre las escuelas coránicas en las áreas tribales hasta que descubrieron que era un espía judío. Lo ejecutaron”.

“También usan proyectos económicos como una tapadera para actividades de inteligencia. Van a un país islámico pobre y trabajan en hospitales, escuelas… pero en realidad todo su propósito es la recopilación de información. Tal vez el jefe de la fundación sea un hombre decente, con un deseo real de hacer el bien, pero puedes estar seguro de que algunas personas trabajan para la inteligencia”.

Entre los que pueden ser espías también hay taxistas (en países musulmanes). Una vez, un hermano estaba en Pakistán; en la carrera le pedí que me llevara a un hotel. El taxista me preguntó: “¿Quieres un hotel en el que te pidan pasaporte o no? Quería engañarle. Si le decía, sin pasaporte, es que era un Mujahid o un ilegal”. Nadie se libra de ser un agente secreto, según la teoría de los yihadistas.

En caso de que no estés trabajando como un lobo solitario (Jihad individual), podría darse el caso de tener que reclutar a un nuevo miembro.

A los hermanos que quieren unirse a ti, debes conocerlos muy bien. Debes saber su historia, su infancia, su pasado, sus experiencias en la universidad, sus trabajos, su afiliación política, prácticamente todo. No es necesario que entres en los detalles, pero debe saber a quién tienes enfrente y debería poder ver cualquier contradicción en la historia que te cuenta”.

“Cualquier hermano (incluyéndote a ti) que quiera trabajar como lobo solitario, o como célula de múltiples lobos, debe tener un cierto número de características: no debe aparecer como muy religioso, sino mezclarte con la población general. Si puede, evitar tener barba y vestir con atuendos árabes . Además, no deberías ir con demasiada frecuencia a lugares como mezquitas, institutos islámicos o bibliotecas islámicas. También deberías usar ropas de estilo occidental que parecen neutrales y no llaman la atención. No es necesario utilizar demasiado de las oraciones habituales que utilizan los hermanos religiosos, como “salam alaykum (“la paz sea contigo”),” barakallah feek (“las bendiciones sean contigo”)”o” jazakallah

khayr (“que Alá te recompensa con la bondad”) “y así sucesivamente”.

“Si usas documentos falsos (pasaporte, por ejemplo), debes saber de memoria todo lo que está escrito: nombre del padre y madre, fecha y lugar en que se emitió, todas las visas, etcétera”.

Para insistir en el sentido religioso de su actividad terrorista, los yihadistas subrayan que “la diferencia entre un Mujahid y un bandido es conocimiento religioso. La experiencia de la mayoría de las operaciones que fracasaron en Occidente lo hicieron debido a hermanos que fueron insuficientemente preparados. Es por eso que privilegiamos a las personas que ya son de Occidente (para no enviar a alguien desde aquí). Porque en Occidente, ya conoces el entorno, cómo habla la gente, se comporta y puede ser como un pez en el océano si respetas algunas reglas básicas”.

“Tenga cuidado de quién se hace amigo, tenga cuidado con el alcohol, las drogas, las discotecas….Cuando alguien está borracho, empieza a contar cosas que no contaría en tiempos normales, incluidas sus creencias políticas (…) No crees ningún tipo de problema con tus vecinos o colegas. Trate de ser tan cortés como sea posible y evitar todos los conflictos”.

Los yihadistas conceden una gran importancia a la guarida en la que se deben esconder sus terroristas y dedican al asunto un capítulo entero en su manual.

“El apartamento que elija como casa de seguridad debe estar de acuerdo con la naturaleza de la actividad que vas a desarrollar: si es para almacenar armas, celebrar reuniones, preparar explosivos o un coche bomba…Mejor si el refugio está rodeado por muchos otros edificios similares”, señala.

“Prepara lugares para almacenamientos secretos con el fin de esconder armas, materiales explosivos, documentos. Nadie debería saber sobre el refugio excepto la pequeña célula de hermanos con la que estás trabajando. Excepto esas personas, nadie más debería entrar en el mismo, ya sean amigos, familiares o cualquiera que usted conozca”.

Siguen las instrucciones sobre los “pisos francos”: “debes tener “una historia” que contar a terceros sobre el refugio. En caso de que le hayas dicho al propietario que eres médico, actúa como tal y no uses ropa sucia. Si te haces pasar por estudiante universitario, actúa como tal y cuando los miembros de tu célula lleguen a la casa de seguridad, todos deberían actuar como un grupo de estudiantes”.

“Mantén buenas relaciones con los vecinos de ese refugio. No te abras demasiado, pero no seas introvertido con ellos. Manténte en el camino medio. Si puedes hacer que ese apartamento parezca no islámico, hazlo. Si puedes alquilar ese apartamento con documentos falsos, hágalo. Por supuesto, todo esto depende de la naturaleza del trabajo y la importancia de tener una casa segura para la operación que estás preparando”.

“Debes tener suficientes alimentos, bebidas y medios de comunicación. En caso de que sepas que estás bajo vigilancia o que te siguen, toma las precauciones necesarias. Deberías tener un código con los otros miembros de la célula: por ejemplo, toca la puerta dos o tres veces si sabes si eres seguido. En ese caso, nadie abrirá la puerta y podrás continuar. Al mismo tiempo, los hermanos de dentro pueden tomar las medidas necesarias, destruyendo documentos importantes, huyendo o cualquier otra cosa.

“Usa el refugio lo menos posible. Si necesitas utilizar un teléfono fijo en la casa de seguridad, siempre debe responder la misma persona. Lo mismo, con la interacción con los vecinos, con el repartidor, etcétera. Siempre debe ser la misma persona”.


Fuente: La Razón

Sobre Ángel Porras

Apasionado en todo tipo de deportes, la cerveza fría y su familia. Locutor de radio por vocación y publicista de profesión. Me gusta escribir y dar las mejores noticias desde bien temprano.

Ver también

Las declaraciones de Torra abren una nueva crisis en el «procés»

«Nosotros no participaremos de esta huelga de hambre. Tampoco del folclore asociado. Mantenemos firmes el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − cuatro =