Inicio / Deportes / El futuro de Isaiah en los Lakers dependerá de LeBron y George

El futuro de Isaiah en los Lakers dependerá de LeBron y George

Isaiah Thomas despide la temporada previa a la agencia libre en la que debería haberse hecho con un máximo contrato habiendo disputado apenas 32 partidos y tras haber sido traspasado hasta en dos ocasiones. Hace un año por estas fechas el base sonaba (aunque con mínimas opciones) en las quinielas para el MVP tras haber disputado su segundo All Star Game. En agosto, Celtics y Cavaliers llegaron a un inesperado acuerdo (el desembarco de Kyrie Irving a Boston) que se prolongó más de lo previsto por los problemas en la cadera del propio Thomas. Unas molestias que aparecieron en los playoffs 2017 y que le llevan martirizando desde entonces.

A pesar de que los Lakers, el equipo al que llegó este mes de febrero tras no cuajar en Cleveland, no lo han confirmado, la artroscopia en la cadera derecha a la que el base se someterá este jueves en Nueva York supone el punto final al curso para él. Tras un procedimiento mínimamente invasivo, “se estima un extenso periodo de recuperación“, adelanta la ESPN.

En el mismo artículo firmado por Adrian Wojnarowski también se menciona el futuro del que fuera número 60 del draft 2011. Los Lakers siguen mostrando un interés a la hora de explorar fórmulas para renovarle a partir del próximo 1 de julio. Ahora bien, llegados a este punto, entran en juego los intereses de ambas partes. Los grandes objetivos para la franquicia angelina en el próximo mercado es hacerse con dos súperestrellas de la talla de LeBron James y Paul George. Para ello cuentan con margen salarial más que suficiente. En el caso de que fallen en ambas o en una de estas operaciones, las opciones de Thomas para continuar aumentarían. Eso sí, y siempre y cuando no surjan nuevos reparos al respecto de su salud, lo que le ofrecerían sería un contrato por un año de cara a mantener intactas sus opciones para la free agency 2019.

Dada la pérdida de su caché y un verano en el que los millones de dólares de los contratos van a experimentar una caída importante respecto a las ventanas de 2016 y 2017, el propio Thomas vería bien explorar esta última opción. Firmar por un año y aprovechar la oportunidad para aumentar su valor y perseguir en 2019 el ansiado gran contrato. A sus 29 años, Isaiah nunca se ha embolsado más de siete millones en una temporada.

Ante esta coyuntura (y según parece, a expensas de los resultados obtenidos por los de púrpura y oro con los peces gordos del mercado), no es descartable que el ex de los Celtics siga vistiendo la camiseta de los Lakers en el curso 2018-19. Tal y como detallan las fuentes de la ESPN, tanto la dirección deportiva como Luke Walton están satisfechos con el trabajo y la actitud del base a lo largo de este mes y medio. Todo a pesar de tener que partir desde el banquillo cuando el jugador preferiría contar con un rol como titular.



Fuente: AS

Sobre

Ver también

Volando con el SsangYong que ha sorprendido en el Dakar

Llegar y besar el santo. Cuando SsangYong España anunció que debutaría en la 40ª edición …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 5 =

Close
Síguenos en: