Inicio / Noticias / España / El Gobierno encarga al Consejo de Estado la reforma para eliminar los aforamientos

El Gobierno encarga al Consejo de Estado la reforma para eliminar los aforamientos

El Consejo de Ministros ha decidido hoy encomendar al Consejo de Estado la propuesta de reforma de los artículos de la Constitución (71.3 y 102.1) que establecen el aforamiento de los diputados, senadores y miembros del Gobierno.

La ministra portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, ha afirmado que el objetivo de esta reforma es “reducir el aforamiento político al estricto ejercicio de las funciones del cargo público“, y ha añadido que la intervención del Consejo de Estado asegura la calidad democrática de la reforma.

Así, el Gobierno tiene previsto aprobar el proyecto de la reforma constitucional una vez cuente con el informe del Consejo de Estado y será entonces cuando lo remita al Congreso para que, calcula, pueda ser aprobada en un plazo de sesenta días “si hay voluntad de acuerdo”. EFE

El PSOE, dispuesto a aceptar que afecte a los delitos de corrupción

El PSOE está dispuesto a aceptar que la supresión de aforamientos de los cargos públicos afecte a los presuntos delitos de corrupción que estos puedan cometer en el ejercicio de su cargo, según ha asegurado la vicesecretaria general y portavoz parlamentaria, Adriana Lastra.

El pasado lunes, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, propuso una reforma de la Constitución para eliminar los aforamientos a diputados, senadores y miembros del Ejecutivo, circunscrita a cuestiones que no tuvieran que ver con el desempeño de su actividad.

En una entrevista en TVE, Lastra, sin embargo, ha explicado hoy una nueva posición: que los “delitos que pueda cometer un cargo público en su vida privada, pero también los de corrupción, queden fuera del aforamiento”.

Ha argumentado que el PSOE acepta que sea así porque “ese es el mínimo común denominador de la Cámara”, es decir, en lo que todos los grupos políticos están de acuerdo.

Sobre la propuesta de eliminar todos los aforamientos sin excepción y también la inviolabilidad del rey, ha recordado que para eso es preciso una reforma agravada de la Constitución, lo que implica la disolución de las Cortes, convocatoria de elecciones y celebración de un referéndum, mientras que para el de los políticos basta con una reforma simple, es decir, con una votación que salga adelante por mayoría de tres quintos en las cámaras.


Fuente: La Razón

Sobre Ángel Porras

Apasionado en todo tipo de deportes, la cerveza fría y su familia. Locutor de radio por vocación y publicista de profesión. Me gusta escribir y dar las mejores noticias desde bien temprano.

Ver también

La víctimas pedirán al Gobierno que recurra

Ante la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que se conocerá hoy, asociaciones de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + once =