Inicio / Música / El gran salto de viva Suecia

El gran salto de viva Suecia

Sin duda, el pasado ha sido el año de su vida musical. Con «Otros principios fundamentales» (Subterfuge, 2017), Viva Suecia se ha abierto camino entre las bandas nacionales de mayor tirón popular, encabezando el pelotón perseguidor de los llenaestadios como Vetusta Morla o Lori Meyers. Los murcianos no imaginaban que se presentarían ante multitudes en festivales como el FIB, Low, Mad Cool, Cruïlla, Arenal Sound, ni que serían capaces de llenar tres veces el Ochoymedio de la capital. Una advertencia para Viva Suecia: así empezaron los que hoy colman el Palacio de los Deportes de Madrid, haciendo series de la misma sala como si se tratase de un entrenamiento gimnástico. «Te agradezco lo que dices, pero somos muy cautelosos y no nos queremos ni poner a pensar en eso. La verdad es que todavía no nos vemos en esa situación», dice Rafa Val, cantante del grupo. Al tiempo. De momento, reciben el 2018 en la Steroparty de su sello, junto a Neuman y Cintia Lund, con el adelanto de sus planes para el año. No pueden ni quieren parar.

Creérselo un poco

«Nuestra actitud es la prudencia pero es cierto que hemos visto cosas pasar como tener a 800 personas en Granada o mil en Alicante que nunca nos había sucedido. Pero queremos contener las expectativas», comenta Val, que si se tiene que quedar con un solo concierto de la gira… «hay muchas cosas que han estado bien. Pero sí que es verdad que guardamos con cariño el Granada Sound, porque eran las siete de la tarde y de repente se llenó todo el recinto y tuvimos que tocar con gafas porque si no, no del sol no veíamos los pedales. Mirábamos al fondo y no veíamos el final del público. Eso puede que haga que te lo creas un poco». Recapitulando, en el cartel oficial de la gira hay 64 fechas, «a las que hay que sumar otros 10 o 15 conciertos más entre benéficos y otros», comenta Val, una cifra que «da pánico, cansancio y alegría», asegura sobre la buena acogida del último álbum. «No sé qué explicaciones tiene el salto que hemos dado. Humildemente pienso que las canciones han conectado con la gente y al final, si ningún tipo de artificio maravilloso, sin tratar de inventar nada, intentando hacer buenas canciones hemos llegado al público. Eso es lo único que funciona, basándonos en nuestra propia experiencia», reflexiona.

Y es que de la experiencia, del trabajo de campo en festivales, pueden hablar Viva Suecia. «En un festival tienes que convencer. Se trata de subir la intensidad y captar la atención de mucha gente que seguramente no ha ido a verte a ti. Por eso hemos mantenido casi el mismo repertorio de temas que en su día nos propusimos que fuese dinámico, directo, más si se puede que en el disco. Eso nos ha funcionado». Pero en paralelo han tocado en salas. «Ahí te puedes permitr tocar alguna más lenta, dar otra energía. En ese caso no hemos planteado la gira como una presentación al uso en la que te sientes obligado a tocar el álbum nuevo porque es el que toca, sino que depende del lugar en el que vayamos hay muchas variables», señala Val. Escribir premeditadamente un «temazo» es imposible, y a veces, incluso cuesta reconocerlo cuando lo tienes. «Nuestra canción más popular últimamente es “Adónde ir” que no tiene hechuras de ser un temazo, quiero decir que no es rápida o salvaje como puede ser el resto, como “Hemos ganado tiempo”, pero se ha acabado convirtiendo en una canción obligatoria. Y nos tuvieron que convencer los demás de que era buena, porque no la veíamos. La escuchó Carlos Hernández, el productor,y él nos dijo que teníamos una gran canción. Y ahí nos lo creímos. Pero tu objetivo no es ése, tratas de hacer el mejor disco posible y luego la gente es quien elige», explica.

Una de las claves de su éxito son las melodías vocales, los estribillos. «Creemos que es importante que si nos tragamos un millón de canciones en inglés sin saber lo que dicen, solo porque la melodía funciona, tenemos que intentar hacer lo mismo. Eso es lo que logran las bandas que nos encantan, desde Radiohead a The National. Intentamos que eso funcione. Porque una letra cojonuda con una melodía mala no la escucha nadie. Si la letra es mediocre pero la melodía es buena, es otra cosa. Luego yo me dejo los sesos para que sean decentes». Después de un año de triunfo, Viva Suecia trabaja en canciones para el nuevo álbum, que esperan poder publicar en el año recién comenzado. «Tenemos cierta fama de grupo pesimista pero creo que este nuevo disco es ya bastante positivo. Ahora mismo, todo lo que estamos viviendo son cosas bonitas y quizá por eso para el próximo nos salga repleto de canciones del verano», señala.



Fuente: La Razón

Sobre

Ver también

La jugada redonda de Arctic Monkeys

El vinilo no pasa de moda y los Arctic Monkeys lo han demostrado. Hace 25 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 3 =

Close
Síguenos en: