Inicio / Noticias / España / El objetivo del PP, «aguantar hasta Navidad»

El objetivo del PP, «aguantar hasta Navidad»

La petición del líder del PSOE, Pedro Sánchez, al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de que se someta a una moción de confianza si no consigue aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) ha sido recibida en Génova como un «brindis al sol». En el Ejecutivo siguen adelante con su último calendario para presentar los Presupuestos, después de ir aplazándolo a la espera de que haya un nuevo Gobierno de la Generalitat. Pero aunque no hubiera Presupuestos, opción que el discurso oficial continúa descartando, Rajoy no se someterá a una moción de confianza y la respuesta al giro socialista es que se atrevan ellos a presentar una moción de censura.

La dirección popular descarta que vuelva esa pantalla por muy mal que se les pongan las cosas por la presión de la oposición y de las encuestas, y por su soledad parlamentaria. Están convencidos de que ni hay ni habrá acuerdo en la izquierda ni de la izquierda con Ciudadanos (Cs). La relación del PSOE con Cs no se ha hecho más estrecha porque el partido de Albert Rivera haya decidido romper la cuerda con la que sostiene junto con el PP la legislatura. Todos los partidos han empezado ya a mirar a su precampaña y a sus intereses electorales y no son convenientes conjunciones que despisten al electorado, más cuando en el caso de Cs su intención es seguir recogiendo votos del PP y también socialistas. En ese sentido, en el PP creen que su soledad parlamentaria no va a mejorar en los próximos meses, pero tampoco empeorar hasta forzar a Rajoy a disolver y convocar elecciones.

Ahora bien, es un hecho que los sondeos siguen haciendo sonar alarmas en el PP. Hasta los que manejan internamente confirman la misma tendencia al alza de Ciudadanos, en la línea de los pronósticos de los que se están publicando en distintos medios de comunicación. Aunque sin «sorpasso». Pero en Génova insisten en que ellos mantienen su hoja de ruta: las convenciones, los actos del partido y presentar iniciativas parlamentarias aunque las pierdan por no tener suficientes votos para sacarlas adelante.

El PP está viendo las orejas al lobo pero también creen que si aguantan hasta Navidad, incluso sin Presupuestos es probable que Rajoy pueda seguir sosteniendo el Gobierno hasta 2019, hasta agotar prácticamente la legislatura. Como hubo repetición de las que se celebraron en diciembre de 2015, y se votó otra vez en junio de 2016, Rajoy podría apurar hasta 2020, el año de la fecha simbólica de los 20 millones de personas trabajando en España que se marcó en la campaña de esas últimas generales. La idea de que la clave está en resistir hasta Navidad la sostienen en el argumento de que a partir de enero del año que viene todos los partidos empezarán a estar más pendientes de la campaña que del Congreso. «Si no hay Presupuestos la cosa será más difícil, dependerá de que haya otras circunstancias que hagan que la opinión pública esté pendiente de otros temas», analizan dentro del partido.

Esta semana está previsto que por fin se resuelva el relevo de Luis de Guindos en el Ministerio de Economía y Competitividad, pero Rajoy ha rebajado tanto las expectativas al respecto que ha dejado de ser tema en los cenáculos de su organización política. Sí están pendientes del próximo debate de las pensiones en el Congreso porque los cuadros territoriales comparten la impresión de que en esta cuestión se la están jugando, igual que también les puede penalizar, por el uso que de ello haga Ciudadanos, el problema del castellano en Cataluña.

Son dos temas «sensibles», y sobre los que en el partido están vigilantes de la acción del Gobierno porque creen que las equivocaciones les pueden «salir muy caras». En el caso de las pensiones, el Ejecutivo no tiene previsto tirar de nuevos fondos de momento, si no esperar a que haya más crecimiento económico. Desde el entorno de Rajoy precisan que el objetivo de ese debate no es tanto hacer anuncios de nuevas medidas como que cada partido se retrate y que el jefe del Ejecutivo «haga balance de lo que ha hecho por mantener el sistema público de pensiones en un momento económico muy complicado».

El castellano tiene casi peor arreglo una vez que el Gobierno asumió el compromiso de que utilizaría el 155 para hacer que se cumplieran las sentencias judiciales que establecen que en el 25 por ciento de las asignaturas el castellano debe ser lengua vehicular. De momento lo que se ha visualizado son pasos atrás por parte de distintos portavoces del Gobierno con el argumento de que quien legisla es el Parlamento catalán y de que todavía hay tiempo porque se ha ampliado el plazo para las preinscripciones escolares del año que viene. Pero Ciudadanos está a la espera de que venzan esos plazos e incluso aunque antes haya nuevo Gobierno de la Generalitat, es poco probable que deje pasar esta ocasión sin intentar desgastar también al Ejecutivo de Rajoy con un asunto tan sensible para el electorado tradicional del PP como la defensa de la lengua castellana en todo el territorio nacional.

En cualquier caso, el presidente del Gobierno no da señales de estar tan preocupado como dentro de su partido por el aire que parece que está cogiendo la formación de Rivera. Al menos así lo trasladan sus colaboradores. No niega la tendencia al alza, pero sostiene que queda demasiado tiempo para las elecciones como para que sea indicativo el termómetro demoscópico.

La sucesión a De Guindos vendrá desde el propio ministerio

Quién será el nuevo ministro de Economía el viernes próximo sigue siendo el secreto mejor guardado de Mariano Rajoy. El presidente del Gobierno sigue fiel a sus costumbres y no alimenta especulaciones sobre quién sucederá a Luis de Guindos. Se da por seguro que el presidente desvelará el misterio el jueves. Hay quien avanza que si fuera una mujer (lo que parece cada día más cercano) Rajoy lo desvelaría a última hora del miércoles, para atraer todas las miradas en el nombramiento y no en la jornada reivindicativa del Día de la Mujer. La sucesión puede estar en el propio ministerio.



Fuente: La Razón

Sobre

Ver también

Rajoy dice que cumplió con su «obligación» en Cataluña y que el resto está en manos Justicia

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado que él cumplió con su “obligación” al …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: