Inicio / Noticias / España / El PSOE celebrará el 4 de marzo su acto por el Día de Andalucía, en el que intervendrá Susana Díaz

El PSOE celebrará el 4 de marzo su acto por el Día de Andalucía, en el que intervendrá Susana Díaz

Susana Díaz acelera los tiempos. Si hace unas semanas su equipo aseguraba que esperaría a que el 39º Congreso del PSOE estuviera formalmente convocado –por un Comité Federal en abril– para presentar su candidatura, ahora el criterio ha cambiado y se apunta a un anuncio inminente. Eso sí, siempre respetando el perfil institucional que marcan sus responsabilidades al frente de la Junta e intentando «acompasar lo que ella tenga que decidir con los tiempos congresuales». Según fuentes cercanas a la presidenta consultadas por LA RAZÓN, Díaz quiere desvelar su intención de competir por el liderazgo del partido en un gran acto que celebrará el PSOE-A el próximo 4 de marzo en Sevilla con el Día de Andalucía como telón de fondo. Se trata de una cita masiva en la que la dirigente intervendrá y volverá a exhibir su fortaleza interna, después de que el pasado sábado asegurara –ante miles de alcaldes y dirigentes afines– que tenía «ganas, ilusión y le encanta ganar». Unas palabras que se interpretaron como una declaración de intenciones para hacerse con las riendas de Ferraz y que tendrían su colofón el primer sábado de marzo con el anuncio definitivo. Sin embargo, los portavoces oficiales de la Junta prefieren no confirmar este punto y aseguran que «es un día para celebrar Andalucía» –cuyo día oficial es el 28 de febrero– y que «no tienen ninguna información que indique que vaya a ocurrir nada diferente» a dicha celebración en el acto de Sevilla.

La presidenta andaluza lleva tiempo valorando la decisión de presentarse y en los últimos días ha intensificado los contactos en este sentido. A la precipitación de los tiempos anima que el acto del pasado fin de semana en Madrid fue «muy bien». El entorno de Díaz se felicita de haber conseguido congregar a varios miles de afiliados con carné –y, por ende, con derecho a voto en las primarias– y que pagaron el traslado «de su bolsillo», mientras que otras candidaturas –en alusión a la de Pedro Sánchez– necesitan hacer «demasiados esfuerzos de movilización» y no aseguran que todos los asistentes militen en el PSOE, creando un falso espejismo de masificación. Desde el entorno de la presidenta se exige el mismo «respeto» que ellos profesan a los precandidatos y muestran su disposición a «no criticar a nadie», aunque se defienden del mensaje que Patxi López escribió en Twitter («En primarias, siempre es mejor ir a escuchar a los militantes que moverlos para que vengan a donde ti»), puntualizando que la presencia de Díaz en Madrid se debió a una invitación.

No obstante, la maquinaria de movilización para su candidatura ya está engrasada y dirigentes de su entorno y confianza como la secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, han comenzado a compartir en las redes sociales un vídeo promocional de la presidenta que la presenta como «fuerza y esperanza». La grabación se abre con la entrada triunfal de Díaz tras su victoria en las elecciones andaluzas y se adereza con imágenes de apariciones públicas y en televisión, junto a testimonios de militantes que alaban las cualidades de la dirigente.

Con el liderazgo del PSOE aún por dilucidar, lo ocurrido en Vistalegre II el pasado fin de semana marca el contexto con el que el nuevo secretario general socialista tendrá que lidiar. Aunque oficialmente los socialistas se felicitan por que la victoria aplastante de Pablo Iglesias escora a la formación morada hacia la izquierda radical y deja el espectro moderado de la socialdemocracia libre para el PSOE, lo cierto es que aumenta la preocupación por la falta de entendimiento existente con el líder de Podemos. Públicamente los candidatos defienden la autonomía del partido respecto a otras opciones de izquierda y sobre todo de derecha, pero los socialistas se encuentran a día de hoy muy lejos de ser –de nuevo– un partido de mayorías con capacidad para gobernar en solitario y necesitarán la complicidad de otras fuerzas para volver al poder. El clima actual, que aleja por tanto al PSOE de La Moncloa, lo explicitó ayer el portavoz de la gestora, Mario Jiménez. «La posibilidad de un espacio común de izquierdas ha volado. Será muy difícil trabajar juntos», destacó en el programa «Más de uno» en Onda Cero. Jiménez, que comparó el «pablismo» con el «leninismo», recordó que la «experiencia demostró que con Iglesias no se puede llegar a ningún sitio», por la imposibilidad de alcanzar un pacto de investidura con el que calificó como el «máximo divisor de la izquierda».



Fuente: La Razón

Sobre Nueva Teleindiscreta

Nueva Teleindiscreta
La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

La Guardia Civil detiene al «número 2» de Junqueras tras registrar las sedes de Economía y Exteriores

La Guardia Civil ha detenido a doce personas, entre ellas varios altos cargos del Govern, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: