Inicio / Noticias / España / El PSOE confía en sacar las cuentas con el apoyo de los soberanistas

El PSOE confía en sacar las cuentas con el apoyo de los soberanistas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, era ayer el invitado «estrella» en la recepción en el Palacio Real por el 12-O, ya que por primera vez subió la treintena de escalones de la residencia oficial de los Reyes como presidente del Gobierno. Sin embargo, fue un estreno agridulce, ya que además de los abucheos en el desfile militar, y el malentendido en la línea de saludos, al líder del Ejecutivo el «tocó» hablar de presupuestos y de la situación en Cataluña con los periodistas en el tradicional «corrillo» en los salones del Palacio. El Gobierno se encuentra en una encrucijada, como quedó patente tras la conversación, ya que por un lado está supeditado a los votos de los secesionistas para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado, y por otro, como presidente de un partido que respalda de los valores constitucionalistas, no puede permitir que salga adelante la propuesta de los «comunes» de reprobar a Felipe VI. Sánchez aseguró que hasta no presentar las cuentas en la Cámara Baja –a finales de noviembre o principios de diciembre–, no negociará con los secesionistas. Tras el pacto con Unidos Podemos, el secretario general socialista necesita aún el respaldo de ERC y del PNV, que ayer señaló que primará la estabilidad en la negociación sin renunciar a que se respeten los compromisos adquiridos, asi como la abstención del PDeCAT, pese a que, como anunció ayer, llamará a Nueva Canarias y a Compromís. «No os creáis que es más fácil negociar con ERC que con el PDeCAT», aseguró el presidente del Gobierno, un comentario contextualizado en el órdago que el partido secesionista le ha echado: o hace guiños al separatismo, o no hay apoyo. No obstante, se mostró convencido de que los presupuestos acabarán viendo la luz. «Paciencia», pidió. Paralelamente a esta situación, explicó, en consonancia con la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, que el Ejecutivo está estudiando las vías legales necesarias para recurrir la resolución del parlamento catalán. «Es probable que la vía sea el Tribunal Constitucional», aseguraron. Sánchez se mostró optimista y aseguró que el sector soberanista está más en hacer declaraciones que en incurrir realmente en ilegalidades. En definitiva, al presidente del Gobierno se le abre un «complicado» panorama político, como él mismo aseguró ser consciente, sin que sea óbice para agotar la legislatura.

Por su parte, Casado se atrinchera en su negativa a las cuentas planteadas por el Gobierno, que considera «una broma en contenido y forma». El presidente del PP cuestionó además los socios con los que cuenta el Ejecutivo para aprobarlas, al igual que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que reprochó a Sánchez pactar con aquellos que reprueban al Jefe del Estado.

El presidente del PP se mostró, además, seguro de sus posibilidades en el ámbito electoral, ya que aseguró que el resurgir de VOX no le preocupa, ya que los sondeos le sitúan como el primer partido. Casado incluso confía en unos buenos resultados de cara a las próximas elecciones andaluzas, también al calor de los resultados de los sondeos, que según el presidente del PP colocan a su partido cinco puntos por encima de Ciudadanos, con el que no descarta hacer pinza.


Fuente: La Razón

Sobre Ángel Porras

Apasionado en todo tipo de deportes, la cerveza fría y su familia. Locutor de radio por vocación y publicista de profesión. Me gusta escribir y dar las mejores noticias desde bien temprano.

Ver también

El Gobierno rectifica y advierte ahora de que «no le va a temblar la mano» para aplicar el artículo 155

El PSOE no descarta que el Ejecutivo de Pedro Sánchez responda de inmediato a lo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 14 =