Inicio / Deportes / El ruido del Muro Amarillo de Dortmund deja a Werner en casa

El ruido del Muro Amarillo de Dortmund deja a Werner en casa

Timo Werner aún sigue resentido de los mareos que sufrió en el partido de Champions de hace dos semanas contra el Besiktas. La joven promesa del fútbol alemán —a quien se ha relacionado con el Real Madrid— no ha vuelto a jugar un partido desde entonces y tampoco fue convocado para los dos últimos compromisos de la selección de Alemania. Hasta el martes de esta semana, dos semanas después de su cambio en Leipzig, el jugador no había vuelto a entrenarse.

Su regreso a los terrenos de juego aún tendrá que esperar. El RB Leipzig visita este fin de semana el Signal Iduna Park de Dortmund (sábado, 18:30, Movistar Multifútbol 2) y, según Bild, el equipo sajón ha decidido que Werner no viaje. No obstante, el estadio renano pasa por ser uno de los más ruidosos de Alemania. Con el Muro Amarillo —la grada más grande de Europa, con capacidad para 24.454 espectadores de pie— sin parar de animar, en el campo del Borussia se alcanzan 130 decibelios de ruido, solo dos menos que los que el Leipzig sufrió en el infierno turco.

El parte médico del RB Leipzig habla de un bloqueo de los músculos propios de la columna cervical y de la articulación temporomandibular. En Alemania apuntan a que los problemas pueden ser derivados de un codazo que recibió del chileno Gonzalo Jara en la final de la Copa Confederaciones (victoria 0-1 de Alemania el 2 de julio).

En dichas dolencias, el ruido supone un factor de estrés que puede agudizar las molestias y el dolor. El martes, el jugador recibió la visita del doctor Kurt Mosetter, prestigioso traumatólogo, y en el club prefieren ser prudentes. “Timo debe recuperar la confianza y decir: estoy preparado para un partido como este”, ha dicho el director deportivo del Leipzig, Ralf Rangnick.



Fuente: AS

Sobre

Ver también

Séptima pole para Márquez y fiasco de Dovizioso: undécimo

Mister poleman está de vuelta. En Japón se le escapó por un error de cálculo, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: