Inicio / Vida Sana / «El sector privado forma parte de la solución del modelo sanitario»

«El sector privado forma parte de la solución del modelo sanitario»

– En 2017 han presentado tres grandes informes que miden el estado de la Sanidad privada. ¿Qué destacaría de ellos?

-Los informes que hemos presentado muestran que el sector sanitario aporta eficiencia, accesibilidad, calidad asistencial, seguridad y resultados de salud, aspectos clave para el mantenimiento del sistema, tal como lo conocemos. El informe Aportando valor señala la que la sanidad privada favorece el acceso a todos los servicios sanitarios puesto que cuenta con 452 hospitales y más de 51.000 camas, lo que representa el 57% de los hospitales y el 33% de las camas ubicadas en nuestro país. El sector lleva a cabo el 29% de las intervenciones quirúrgicas, casi 1,5 millones del total, el 24% de las altas y atiende a más de seis millones de urgencias, casi la cuarta parte de las mismas de todo el territorio nacional. El Informe RESA (Resultados en Salud 2017) aporta resultados excelentes y suma, cada año, más centros, y supone el mejor exponente de la calidad técnica y organizativa de la sanidad privada, comparables a los de las mejores redes nacionales e internacionales. Los 3,38 días de estancia media de ingreso, la atención a mas de cuatro millones de urgencias en menos de 30 minutos o comenzar el tratamiento en procesos oncológicos en menos de dos semanas son muestra de la eficiencia del sector privado. Mientras tanto, el esfuerzo realizado en citar cualquier prueba diagnóstica en menos de una semana, así como los tiempos de entrega de pruebas complementarias, inferiores a los cuatro días en la mayoría de los casos, evidencian la alta accesibilidad. La calidad y seguridad se sustentan en proporciones de reingreso en hospitalización y retorno a urgencias excelentes y en tasas de supervivencia similares e incluso mejores a las de Cat-Salut y Sermas en indicadores como la supervivencia al alta por infarto agudo de miocardio –con un 94,4%–, por insuficiencia cardíaca –90,6%– o por ictus –86,7%–. Respecto del Barómetro de la Sanidad Privada, que pulsa la opinión de los usuarios, es destacable la puntuación de notable en todos los indicadores consultados y el porcentaje de recomendación que hacen los pacientes, que es del 92%; éste es un dato incontestable.

-También se ha consolidado la entrega de acreditaciones QH. ¿Cómo ha cambiado este certificado la asistencia en muchos centros?

-Nuestro objetivo con la acreditación QH es reconocer el esfuerzo y el trabajo que se está haciendo en la sanidad porque la asistencia sea segura y de calidad. Se está avanzando. Y mucho. Las organizaciones prestan, cada vez más, especial atención a que sus prácticas estén protocolizadas y acreditadas. Y creo, sinceramente, que este reconocimiento de la Fundación IDIS está ayudando en ello. No en vano, son ya 115 las entidades públicas y privadas que poseen Acreditación QH en alguna de sus modalidades. En este momento está abierta la quinta convocatoria.

-Las fluctuaciones políticas han marcado la agenda de algunas comunidades como la catalana o valenciana. ¿Está en peligro el modelo de colaboración público-privada?

-Si digo que sería fundamental despolitizar la sanidad, no digo nada nuevo. Pero eso es muy difícil si no existe voluntad. Desde la Fundación vemos con asombro y preocupación lo que está ocurriendo en los diferentes sistemas sanitarios de nuestro país, desde luego. Y creemos que estas medidas no benefician a nadie y mucho menos al ciudadano, que es quien sufre las consecuencias de todas estas iniciativas, que en algunos casos, desgraciadamente, tienen cierta carga ideológica, por encima de la búsqueda de la excelencia en asistencia. En cualquier caso, nuestra sociedad es madura, consciente y observadora. Cuando un ciudadano decide hacerse un seguro suplementario de salud, por algo será. Y si año tras año crece el número de pólizas, como nos indica ICEA, es porque muchas personas tienen normalizada la convivencia entre sector público y privado, como debería ser y como es en países de nuestro entorno. No olvidemos que más de ocho millones de personas en España tienen un seguro privado de salud y hay cerca de dos millones de mutualistas usuarios del sector (siendo los únicos que pueden elegir entre sector público y privado… si el 85% de los funcionarios del Estado elige la sanidad privada, algo estaremos haciendo bien). Desde luego, nuestro objetivo es que se reconozca una realidad evidente, que el sector sanitario privado forma parte de la solución de lo que tiene que ser el modelo futuro del sistema sanitario español, buena prueba de ello es el plan de choque frente a las listas de espera en las diferentes comunidades autónomas que presentamos a finales del pasado mes de agosto. Éste es un aspecto al que vamos a prestar una especial atención puesto que consideramos que la enfermedad no admite esperas y por lo tanto es necesario utilizar todos los recursos que ofrece el sistema, tanto público como privado, para mejorar la salud de los ciudadanos evitándoles incertidumbres, preocupaciones, inseguridades y esperas innecesarias.

-¿Qué tienen preparado para 2018?

-Tenemos muchos proyectos que continuar y algunos para empezar. Interoperabilidad y receta privada electrónica en el ámbito de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), cuidados sociosanitarios intermedios y experiencia de paciente que reforzarán los dos anteriores en cuanto a lo que tienen en común respecto del ciudadano y nuestra sociedad en su conjunto, calidad asistencial a través de nuestra acreditación QH, listas de espera relacionadas con la accesibilidad al sistema y el impulso de la necesaria reforma de nuestro sistema para adaptarlo a las necesidades del futuro en cuanto a solvencia y sostenibilidad. Mucho trabajo por delante..

-¿Qué significa la puesta en marcha de la receta electrónica privada?

-El proyecto de la receta electrónica privada es un paso más en la apuesta de la Fundación IDIS por el desarrollo y aplicación de las TICs y por la interoperabilidad de los sistemas. La receta electrónica, que permitirá que cualquier prescripción electrónica realizada en el ámbito privado pueda ser dispensada en cualquier farmacia del país, es muy relevante para los pacientes por lo que aportará en agilidad de los procedimientos, seguridad y mayor adherencia terapéutica. Ello reforzará la idea de que el paciente ocupe el centro del sistema y de que el modelo asistencial gire en torno a él, haciéndole corresponsable de la gestión de su salud. Desde luego, esta herramienta supone un elemento de mejora para todo el SNS al aumentar la eficiencia, reducir costes y optimizar la atención a los pacientes.



Fuente: La Razón

Sobre

Ver también

¿Qué saben de ti las aseguradoras y para qué lo van a usar?

Las aplicaciones y dispositivos móviles que cada vez encontramos con más frecuencia pueden ser vistos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 20 =

Close
Síguenos en: