Inicio / Deportes / El Tamudazo cumple 5 años

El Tamudazo cumple 5 años

Hay instantes que cambian la historia. Este sábado 13 de mayo se cumplen cinco años de aquel Tamudazo que dejó al Rayo en Primera y condenó al descenso al Villarreal. Aquella jugada permanece indeleble en la memoria de todo el rayismo. Corría el primer minuto de los tres de añadido decretados por Undiano Mallenco y los franjirrojos llevaban 33 minutos virtualmente descendidos. Piti inició la jugada con un zurdazo que se encontró con la defensa del Granada, el rechace le cayó a Michu y el balón se estrelló esta vez con el larguero, ahí apareció la cabeza de Tamudo. Esa misma que tornó la agonía en éxtasis y le aupó a la categoría de héroe de Vallecas.

“Recuerdo un día de mucha tensión desde que estábamos en el hotel. Sabíamos que teníamos una responsabilidad muy grande. Fueron pasando los minutos, el gol no llegaba, la gente se impacientaba… Yo estaba en el banquillo y cuando me llamó el míster para salir sabía que alguna ocasión iba a tener. El 1-0, en posición dudosa, fue válido y tras marcar, me giré y no vi a mis compañeros, sino a toda Vallecas dentro del campo celebrando el gol conmigo”, confesó a AS el gran protagonista, que antes de saltar al campo (entró en el 75’ por Arribas) ya tenía una corazonada: “Estaba calentando con Nacho, el preparador físico, que estaba muy nervioso y le dije: ‘No te preocupes, en cualquier momento se puede marcar. No sufras. Igual salgo yo y en la última jugada lo hago’. Cuando acabó el partido vino a recordármelo. Ni Vallecas, ni Madrid, ni el Villarreal, ni yo lo olvidaremos”. Imágenes que aún se agolpan en su memoria: “Hasta Cobeño subió a rematar y tras el gol la gente rompió a llorar de la tensión… Le tengo mucho cariño al Rayo y a su afición. Allí me sentí muy querido”.

Fue un momento inolvidable para quienes lo vivieron dentro y fuera del terreno de juego. De esos que aún crean un nudo en la garganta e inundan los ojos de lágrimas. “Ese día era de vida o muerte. No habíamos estado en descenso en todo el año, pero durante el partido contra el Granada estuvimos en Segunda. Nunca había visto llorar a tanta gente de alegría, tirada en el suelo, dándose besos por todos lados…”, rememoraba el técnico de aquel Rayo, José Ramón Sandoval. “El encuentro fue raro. No disponíamos de ocasiones claras, pero gracias a Tamudo nos quedamos en Primera. Veíamos que no éramos capaces de marcar, corría el tiempo, se torcía el duelo y cuando llegó el gol… Fue una explosión de felicidad, una sensación similar a la del ascenso”, esgrimía uno de los titulares aquel día inolvidable, Tito.



Fuente: AS

Sobre Nueva Teleindiscreta

Nueva Teleindiscreta
La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

“Sainz tiene una base fantástica para ser un piloto exitoso”

A pesar de que Cyril Abiteboul ha descartado luchar contra Red Bull y McLaren hasta 2019, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: