Inicio / Vida Sana / El tinte vegano que se recarga en peluquerías

El tinte vegano que se recarga en peluquerías

La reducción de envases es una de las apuestas en materia de sosteniblidad en el que se haya inmerso el gigante de la belleza L’Oréal. «El no recipiente es el mejor de los envases. Lo que queremos es reducir la cantidad de material que se usa, utilizar plástico reciclado y hacer los envases rellenables para las líneas profesionales y también para que los consumidores puedan ir al supermercado y recargar sus botellas. Es la mejor manera de luchar contra la basura, aunque contamos con toda una estrategia para reducir el plástico de aquí a 2040. Otra solución a la que se está recurriendo es diseñar el paquete para optimizar el transporte y reducir la huella de carbono con menos traslados. También investigamos en bioplásticos», explica Alexandra Palt, jefa del área de Responsabilidad Social Corporativa de L’Oréal. La compañía también acaba de firmar un acuerdo con la empresa Carbios para llevar el mercado una tecnología de bioreciclaje de plástico a escala industrial; se basa en un proceso de biodegradación enzimática que rompe los polímeros hasta los componentes básicos (monómeros) usados originalmente para crearlos, para que el plástico sea completamente biodegradable a temperatura ambiente.

L’Oréal acaba de presentar en París su primera coloración para el pelo hecha 100% por productos naturales, totalmente vegana, y que, además, es rellenable. Su nombre es Botanea y está compuesta por añil, corteza de casia o aceite de coco procedente de India y considerada como «solidarity sourcing», es decir, de aprovisionamiento solidario. Su envase está elaborado al 50% por PET de origen reciclado y es rellenable. Las recargas se les entrega a los peluqueros en bolsitas herméticas hechas con papel certificado FSC de bosques gestionados responsablemente. En comparación con la venta de producto convencional en frascos, este envase permite salvar un envase por cada nueve recargas. Durante el mismo acto la marca presentaba otra de sus novedades para 2018. El Source Essentiell, una línea de productos para el cuidado del cabello que se puede reutilizar en salones y que está formulado con entre el 80 y 100% de productos de origen natural. Los clientes podrán acudir al salón a rellenar sus envases con lo que se ahorra el peso de una botella por cada tres recargas, o lo que es lo mismo, se usa un 30% menos de plástico.

El objetivo final de la compañía gala es que para 2020 el 100% de los productos de sus más de 40 marcas hayan mejorado su perfil social o medioambiental. El programa de desarrollo del grupo, «Sharing Beauty with all» tiene como aspectos clave reducir el impacto medioambiental de las fórmulas, tanto en huella hídrica como en biodegradabilidad; optimizar los envases; el uso preferencial de materias primas de fuentes renovables y el aprovisionamiento solidario», explican desde la compañía. Un reto que se materializa, entre otras cosas, reduciendo el peso de los envases, eliminando el uso de PVC y utilizando sólo papel y cartón certificados como en los productos presentados.

Otra de las grandes apuestas de L’Oréal es la química verde, lo que significa que los ingredientes deben provenir de fuentes renovables y obtenerse mediante un proceso que minimice el número de etapas de sintetización y el consumo de energía o disolventes. «El concepto supone que se utilicen menos materiales y se reduzcan los impactos medioambientales. En 2017, el 55% (en volumen) de las materias primas utilizadas se produjeron siguiendo dichos principios, lo que representa el uso de más de 750 materias primas naturales. No queremos llegar al 100% de materias naturales porque la química no es mala. Cuando produces teniendo en cuenta el medio ambiente algunas veces los ingredientes naturales tienen un mayor impacto que los productos químicos. Creemos que la mejor opción es la combinación de ambas cosas, ingredientes naturales y química. No elegir una o la otra», opina Palt, que ha llegado a la compañía tras pasar años en Amnistía Internacional.

Botanea, el primer tinte vegano de la marca, se encuentra en fase de fabricación en la sede que la compañía gala tiene en Burgos y saldrá a la venta el próximo mes de mayo. La fábrica española es referente en la apuesta por la sosteniblidad de la firma, ya que es neutra en emisiones de CO2 desde 2015.



Fuente: La Razón

Sobre

Ver también

El CEU analiza en un Congreso la Bioética al servicio de la vida y de la salud

La Universidad CEU San Pablo y el Instituto CEU de Humanidades Ángel Ayala organizan del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: