Inicio / Vida Sana / El Vall d'Hebron, primero del mundo opera parálisis facial con dos incisiones

El Vall d'Hebron, primero del mundo opera parálisis facial con dos incisiones

El hospital barcelonés Vall d’Hebron es el primer centro en el mundo en usar una técnica mínimamente invasiva para operar la parálisis facial, que consiste en realizar sólo dos pequeñas incisiones, detrás de la oreja y en el interior de la boca del paciente.

Un total de 24 personas se han beneficiado de esta nueva cirugía facial en los últimos cuatro años, ha informado hoy en un comunicado el Hospital Universitario Vall d’Hebron. Esta intervención, que realizan los profesionales de la Unidad de Parálisis Facial, creada en octubre de 2016, permite reducir el tiempo de intervención respecto a la que se realiza en otros centros, y el postoperatorio es más corto, lo que ayuda a iniciar antes la rehabilitación de los músculos afectados.

Los cirujanos usan una combinación de endoscopia, microcirugía reparadora y cirugía plástica de autotrasplante de tejidos, musculatura y nervios para tratar a los pacientes. El jefe del Servicio de Cirugía Plástica y Quemados de este centro, Joan Pere Barret, asegura que se trata de una técnica “muy compleja, de tercer nivel”, que implica realizar un trasplante de nervios o de nervios y músculo de la pierna del paciente a la cara.

La técnica habitual de este tipo de intervención deja una gran cicatriz en la cara, mientras que en Vall d’Hebron han conseguido que sólo se tengan que hacer dos pequeños cortes detrás de la oreja y en el interior de la boca, que quedan escondidos a la vista. Además, la inflamación y el edema posteriores son menores, se reduce el dolor y se adelanta el alta del paciente, se asegura en el comunicado.

En la operación participan dos cirujanos plásticos, dos residentes de cirugía plástica, un anestesiólogo y un residente en esta especialidad, y dos profesionales de enfermería. La parálisis facial es una patología que afecta a entre 15 y 45 personas por cada 100.000, y sólo un 30 por ciento no consigue una recuperación completa.

Este tipo de dolencia pone en pelÑgro la viabilidad del ojo, altera el habla y dificulta la alimentación, y tiene un gran impacto psicológico y emocional en la persona afectada. La causa más frecuente de esta lesión es la denominada “parálisis de Bell” o “parálisis facial a frigore”; otra causa es tumoral, por neurinoma (tumor) del nervio auditivo; seguida por cáncer de la glándula parótida. También existen dos tipos de parálisis congénita.

La nueva Unidad de Parálisis Facial de Vall d’Hebron está codirigida por los servicios de Cirugía Plástica y Quemados y Medicina Física y Rehabilitación.

Efe



Fuente: La Razón

Sobre Nueva Teleindiscreta

La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

Las nuevas terapias frenarán la demencia antes de la aparición de los primeros síntomas

Aunque parezca una enfermedad que haya caído en el olvido o que sólo se hable …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − diez =