Inicio / Noticias / España / Entrevista a Pedro Sánchez en La Sexta: no descarta adelantar las generales

Entrevista a Pedro Sánchez en La Sexta: no descarta adelantar las generales

Cuando se cumplen 100 días del Ejecutivo de Pedro Sánchez, la periodista Ana Pastor entrevista esta noche en “El Objetivo” (La Sexta) al presidente del Gobierno, que responde en directo, desde las 21.30 horas, a las preguntas de la entrevistadora sobre los principales asuntos de actualidad.

El primer tema que se ha abordado ha sido el del presunto plagio de la tesis doctoral de Pedro Sánchez, algo que él ha negado categóricamente, aunque ha dicho que no tiene intención de ir al Congreso a dar explicaciones. “Yo iré al Congreso a hablar de educación o de temas políticos, no de mi tesis”, ha dicho.

“Mi tesis la he hecho yo. He probado que mi tesis no ha sido plagiada. Pensábamos que las fake news venían de otros países pero aquí se están produciendo. ¿Tengo que callarme ante las difamaciones? Ahora lo que he hecho como consecuencia de la difamación hacia mi persona ha sido publicada para todo el mundo. No tuve un trato de favor en absoluto. El tribunal en su composición fue acorde a lo que está establecido en la legislación. Que haya una persona que haya participado conmigo en un artículo concreto no debería influir en la imparcialidad del tribunal. Ni ha habido plagio, ni he tenido un tribunal con un trato de favor hacia mi trabajo. Le puedo garantizar que se cumplió con la ley, que el tribunal es legal… Lo que está ocurriendo realmente es que a falta de una oposición política se dedique a montar ruido”, ha dicho el presidente ante las preguntas de la periodista.

Sánchez sí que ha confirmado que presentará una demanda para defender su honor contra aquellos medios de comunicación que no rectifiquen las acusaciones de que plagió su tesis doctoral, aunque ha descartado querellarse por la vía penal contra los periódicos que se reafirman en estas acusaciones de plagio.

Sobre la dimisión de la ministra Montón por un presunto trato de favor en la Universidad Rey Juan Carlos a la hora de obtener un máster, Ana Pastor ha preguntado el presidente por qué defendió a la titular de Sanidad por la tarde y esa misma noche dimitía.

Sánchez se ha mostrado convencido de que “no le mintió” y ha dicho estarle “agradecido de que haya dado un paso al lado para que no se vea enturbiada” la gestión del Gobierno.

“A mí no me mintió la ministra de Sanidad y estoy agradecido de que haya dado un paso a lado para que no se vea enturbiada la gestión en salud pública del Gobierno”, ha dicho Sánchez en una entrevista en la Sexta.

En ella, el presidente ha subrayado que, cuando respaldó a Montón en declaraciones en el Senado, poco antes de su dimisión, lo que defendió fue su “gestión pública”.

En esa línea, ha vuelto a reivindicar la labor de Montón y ha enmarcado su dimisión en un contexto de ejemplaridad, no de gestión política, igual que en el caso del dimitido ministro de Cultura Maxim Huerta.

“Yo asumiré la responsabilidad política en el momento en que haya un ministro que haga algo que tenga que ver con la gestión política”, ha dicho, tras subrayar que después de siete años de gobierno del PP en los que “nadie dimitía” y “el verbo dimitir no se conjugaba”, su Ejecutivo ha asumido una “ejemplaridad inédita que dignifica el sistema democrático”.

Sobre la posible falta de mecanismos de control en el sistema universitario, Sánchez ha rechazado que sea así: “me niego a creer que no hay controles”, ha sostenido, y ha avanzado que su Gobierno va convocar a los rectores para saber que se puede “mejorar”.

Otro de los temas que se han abordado son los posibles fallos en los mecanismo de control de las universidad públicas a la hora de otorgar máster o títulos. Preguntado el presidente sobre la posibilidad de hacer cambios ha respondido que tienen intención de introducir modificaciones porque considera que no es necesario y que el caso de la URJC es puntual. “No pongamos en duda la solvencia de la Universidad”, ha dicho.

Pastor ha incidido mucho en los bandazos del Gobierno, entre ellos el de la venta de bombas a Arabía Saudí. ¿Se han vendido esas bombas?, ha preguntado la periodista, a lo que Sánchez ha sido tajante: “Sí”, aunque después ha tratado de echar balones fuera explicando que era un contrato que venía de antes y ha culpado a la ministra de Defensa de “no ver el perjuicio que anular el contrato podía provocar en otros contratos”, como es el caso de la venta de buques de guerra a ese país.

“Por este motivo, el presidente del Gobierno, que soy yo, entra”. Ante esta respuesta, Pastor le ha planteado si estaba con ello desautorizando a su ministra. “La política es materializar unos ideales, pero también priorizar”, ha dicho como explicación y ha explicado que lo que ha hecho ha sido “priorizar el futuro de los trabajadores de Navantia y mantener unas relaciones diplomáticas”.

Preguntado sobre si las bombas vendidas a Arabia se utilizan para bombardear objetivos civiles va a haber dimisiones en el Gobierno, Sánchez ha dejado claro que una vez vendidas, lo que hagan los compradores “no es competencia nuestra

La exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos también se ha abordad y ha dicho que “espero” que se haya producido antes de que finalice este año. Sobre “qué será el Valle de los Caídos”, Sánchez ha dicho que ha rectificado, en relación a la posibilidad de que se convirtiera en un lugar de reconciliación, pero ha explicado que ellos decían que “podía serlo”, pero que cuando lo plantearon hubo una polémica entre los historiadores sobre si era posible la resignificación del Valle de los Caídos. “Mi reflexión es que el dictador Franco no puede estar allí y el planteamiento que yo voy a hacer al Congreso es que no puede tener resignificación y debe ser un cementerio civil”, ha explicado y ha insistido en que espera que se pueda sacar el cadáver antes de que acabe este año.

En lo que se refiere al aumento del déficit público anunciado por el Gobierno, Sánchez no ha dejado claro si va a subir los impuestos y se ha escudado en que “tengo 84 diputados”, con lo que ha dejado claro que muchas de las ideas planteadas inicialmente no podrán salir adelante ante la falta de apoyo parlamentario.

“Vamos a aprobar un impuesto de transacciones financieras, vamos a llevar un impuesto a la grandes plataformas tecnológicas y en relación con el IRPF, subiremos el último tramo a partir de 150.000 euros”, explica, aunque ha dejado claro que, en su opinión, “los ricos no pagan el IRPF”, en relación a que pagan otro tipo de impuestos.

En cuanto al impuesto sobre el diésel, Sánchez ha querido dejar claro que su Gobierno está comprometido con el cambio climático, por lo que “queremos subirle una cuantía razonable”, aunque ha descartado que se vaya a aplicar a quienes utilizan este combustible para su trabajo.

Sin embargo, no ha sido capaz de dar una cifra de cuanto puede recaudarse con estos nuevos impuestos de cara a afrontar el aumento del déficit público y ha remitido a Ana Pastor a su ministra de Hacienda.

Ha insistido en que se ligará la subida de las pensiones al IPC (“Hemos cumplido con los pensionistas este año y el próximo cumpliremos también”) y ha reconocido que no podría aprobar la derogación de la reforma laboral tal y como prometió ante la falta de respaldo político en el Congreso.

No ha querido hablar de agotar la legislatura y no descarta adelantar las generales en caso de que “prime el conflicto y no el acuerdo” en su relación con el resto de las fuerzas políticas. De hecho, preguntado por Ana Pastor sobre si incluso podrían celebrarse este año, Sánchez no se ha atrevido a negar esta posibilidad.

De esta manera ha vinculado la duración de la legislatura a la capacidad del Ejecutivo de sacar adelante iniciativas en el Parlamento con el apoyo de otros partidos, dado que el PSOE cuenta sólo con 84 diputados.

No ha querido “mojarse” sobre si los políticos catalanes presos deben o no estar en prisión y ha dicho que él va a defender siempre a los jueces. “Como presidente del Gobierno tengo que ser más escrupuloso en este tema. Tengo una opinión sobre este tema pero respeto y mucho lo que están haciendo los jueces y los fiscales”, ha insistido.

El tema catalán ha protagonizado parte de la entrevista. Sobre cuál va a ser el punto de entendimiento, Sánchez ha dicho que la política es priorizar y ha dejado claro que quiere priorizar el diálogo. “Reconozco que he dado un paso al frente diciendo que esto es un problema político que se resolverá dejando a los catalanes votar, pero creo que los catalanes deberían hacer autocrítica”.

Ha dejado claro que hay una minoría mayoritaria en el Congreso que quiere la independencia y ha invitado a Torra a abrir un diálogo entre catalanes.



Fuente: La Razón

Sobre Ángel Porras

Apasionado en todo tipo de deportes, la cerveza fría y su familia. Locutor de radio por vocación y publicista de profesión. Me gusta escribir y dar las mejores noticias desde bien temprano.

Ver también

Argucia del PSOE para evitar el veto a los Presupuestos

Ante la previsión de que la reforma de la Ley de Estabilidad, para retirar al …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 3 =