Inicio / Deportes / Escocia exige la Calcutta Cup una década después

Escocia exige la Calcutta Cup una década después

Un grupo de gaiteros entona el Flower of Scotland en Murrayfield, segundos antes de que el templo caledonio, con sus 67.000 almas a capela, las lágrimas rodando por la mejilla y las campanillas al rojo vivo, traten de amedrentar al eterno enemigo inglés. Es la Calcutta Cup, el más prestigioso de los duelos que esconde el Torneo de las 6 Naciones. Se disputa desde 1879 y en más de la mitad de las ocasiones se impuso el XV de la Rosa. La última vez que Escocia levantó este peculiar trofeo compuesto por una copa rodeada de tres cobras y coronada por un elefante, fue ya hace una década y eso en Edimburgo pesa como una losa. Una cuestión de Estado para el Cardo. Una oportunidad más para sonreír de forma socarrona en el caso de Inglaterra. ¿Se repetirá la historia?

No se recuerda en este siglo, desde la llegada del 6 Naciones, un momento de más optimismo para Escocia. La mala imagen de Cardiff evidenció las carencias defensivas del Cardo de Townsend, los problemas en delantera, pero en un partido como éste en el que lo emocional está por encima de todo, nunca se sabe. En estos diez últimos años Escocia llegó a ser Cuchara de Madera, y también a jugar los cuartos de final de un Mundial. El XV de la Rosa sufrió en la cita planetaria, pero se ha rehecho con Eddie Jones al punto de ser el primer aspirante a lograr un triplete consecutivo en el 6 Naciones. Para ello, es obligado salir vivo de la batalla de Murrayfield y levantar la Calcutta Cup. Escocia repite el XV que batió con lo justo a Francia, Inglaterra recupera a Hughes para intentar demoler a su rival en Edimburgo.

Esperanza en Dublín. El Irlanda-Gales será el preludio y, a tenor de los precedentes, amenaza con deparar un buen espectáculo. Salvo que Gatland se aferre en exceso al pateo de Biggar y Halfpenny, se espera una lucha sin cuartel, abierta y agradecida. En el Trébol, Schmidt tirará del inexperto Chris Farrell (no confundir con la estrella del XV de la Rosa) para suplir a Henshaw. Ryan-Toner en la segunda y CJ Stander como número 8 son sus armas. En el Dragón también regresa Liam Williams. El que gane quedará como aspirante a derrocar a Inglaterra y le meterá presión antes de la batalla de Murrayfield.



Fuente: AS

Sobre

Ver también

Ernesto Tinajero, el mexicano que quiere comprar el Pucela

El Real Valladolid está en el centro de interés de todos aquellos empresarios y fondos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + 5 =

Close
Síguenos en: