Inicio / Vida Sana / Evitar el 60% de las recaídas en mieloma múltiple

Evitar el 60% de las recaídas en mieloma múltiple

Hace un año se aprobaba Darzalex (daratumumab) como fármaco único en monoterapia en pacientes con mieloma que habían recibido, por lo menos, tres líneas de tratamiento previo. En este estadío, la situación normalmente era grave y el paciente se encontraba muy deteriorado. Sin embargo, los resultados obtenidos por los estudios Pollux y Castor, han sido un indicador clave para la aprobación del medicamento, por parte del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en fases previas y ampliar así las indicaciones del mismo. «Si los pacientes fracasasen a la primera línea de tratamiento, serán elegibles para recibir daratumumad», afirma Antonio Fernández, director de Acceso a Mercado y Government Affairs de la compañía Janssen.

Los estudios realizados, combinan el anticuerpo monoclonal daratumumab, presente en Darzalex, con bortezomid y dexametasona, en el caso de Castor, y con lenalidomida y dexametasona, en el caso de Pollux. El primero consiguió una disminución del riesgo de recaída de la enfermedad o muerte en un 77% y el segundo en un 63%. Ambos datos muy significativos en una enfermedad donde los pacientes prácticamente no respondían a ninguna terapia existente.

Hasta ahora, un 30%, es decir, uno de cada tres de los pacientes que no obtenían ningún resultado frente a los tratamientos, respondían sólo a la daratumumad. «Es esperanzador –afirma el doctor Jesús San Miguel, director del grupo de Mieloma de la Clínica Universidad de Navarra–, pero seguía habiendo recaídas en los pacientes y, por ello, nos planteamos qué ocurriría si combinábamos daratumumab con otros esquemas que ya se han ido aprobando y que funcionan. Así aparece el estudio Pollux y obtenemos que la tasa de respuestas completas se duplica, pasando de un 33% a un 55%». A esto, el doctor San Miguel, enfatiza: «Hay pacientes en los que, además, se consigue erradicar la enfermedad mínima residual negativa, que es el marcador más importante en la garantía de la supervivencia». Se demuestra, así, que los pacientes tienen muchas menos oportunidades de recaer y de que exista una progresión de la enfermedad que en aquellos pacientes que no reciben la daratumumab.

Innovación

El daratumumab es el primer y único anticuerpo monoclonal aprobado en España que funciona como un fármaco dirigido y que actúa sobre la célula plasmática, la célula «estrella» cuando se habla de mieloma, y ataca a un marcador presente en la superficie de las mismas; la proteína CD38. «El mecanismo de acción dirigido es responsable de las respuestas tan rápidas que vemos cuando utilizamos daratumumad en los pacientes con mieloma. En menos de un mes las células plasmáticas mueren y comienza a haber una respuesta», explica la doctora María Victoria Mateos, responsable de la Unidad de Mieloma del Hospital Universitario de Salamanca. Mateos añade: «Daratumumab va también dirigido contra ciertas células del sistema inmune produciendo una estimulación de nuestras defensas. De esta forma, la respuesta que hemos obtenido de manera rápida va a mantenerse en el tiempo y los pacientes podrán alcanzar respuestas profundas y duraderas». Respecto a la toxicidad de este anticuerpo, se ha demostrado que es manejable y que la administración del fármaco no impacta de forma relevante en la calidad de vida de los pacientes».

El fármaco se ha suministrado a diferentes perfiles, siendo destacable que las personas mayores de 75 años obtienen resultados de eficacia mantenida similares a los observados en el resto de la población global de pacientes que han recibido la combinación del estudio Castor en líneas de tratamiento previas. «Cuando nos vamos a pacientes que han recibido esta combinación en la primera recaída, el beneficio es, si cabe, mucho mayor y la supervivencia libre de progresión no es de 17 meses, sino que supera los dos años», sostiene Mateos.

De cara al futuro, y teniendo en cuenta que todavía no se ha alcanzado la supervivencia global, San Miguel asegura que «estamos participando ya en ensayos en los que se combinan los cuatro fármacos que intervienen en los estudios de manera simultánea. Se espera que dados en primera línea sean el resultado definitivo. Se debe conseguir un diagnóstico precoz y un tratamiento eficaz».



Fuente: La Razón

Sobre

Ver también

Los carbohidratos refinados triplican el riesgo de fracturas óseas

La dieta es un factor decisivo en la compleja tarea de proteger los huesos. La …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − 9 =

Close
Síguenos en: