Inicio / Música / Fagioli, casi Bartoli en masculino

Fagioli, casi Bartoli en masculino

Obras de Haendel. Franco Fagioli. Il Pomo D’Oro. Auditorio Nacional.
Madrid, 15- III-2018.

Día completo en el Auditorio Nacional con un concierto de Ibermúsica en la sala sinfónica y una nueva cita de «Universo barroco» en la de cámara. En un principio podía pensarse que este espacio podía resultar pequeño y «reverberante» para un conjunto de seis instrumentos de acompañamiento a la voz de un cantante. Sin embargo, no sucedió así o, por lo menos, esa reverberación no molestó a la voz e incluso ayudó a dotar de una mayor presencia las piezas instrumentales. Éstas, dentro del programa monográfico dedicado a Haendel, fueron tres sonatas que ayudaron a descansar al contratenor protagonista y permitieron el lucimiento de los dos violines, viola, violonchelo, contrabajo y el clave. Aún está reciente el sonado triunfo de Fagioli (Tucumán, 1981) en el Teatro Real con «Arias para Caffarelli» hace justo un año. La voz, siempre peculiar en todos los contratenores, es mucho más agradable que la de la mayoría de los de su cuerda, con un timbre casi de contralto, sólidos e infrecuentes graves y enorme facilidad en las coloraturas. La extensión alcanza las tres octavas, posee un fiato generoso, es especialista en los amplios saltos, cuida mucho las dinámicas y tiene la rara habilidad de pasar del registro de cabeza al de pecho de forma homogénea. Su mayor atractivo para el público probablemente lo constituyan sus asombrosas coloraturas. Al oírle el espectacular aria de «Agitato da fiere tempeste» de «Oreste» recordaba a Cecilia Bartoli en sus mejores tiempos. Toda una proeza casi circense. En cambio, Bartoli hubiera cantado con mayor concentración y expresividad el «Cara sposa, amante cara» de «Rinaldo», algo precipitado y sin rematar emocionalmente.

Un concierto de inmenso deleite para los amantes del barroco y de la cuerda de contratenor, pues Fagioli es, sin duda, uno de sus máximos representantes en la actualidad. Quienes no pudieran disfrutarlo en vivo, aún pueden hacerlo a través del disco que se acaba de publicar con algunas de las piezas incluidas en esta velada.



Fuente: La Razón

Sobre

Ver también

Esta Morente sigue jugando

En la educación musical de los Morente nunca ha habido prejuicios, pero de los tres …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: