Inicio / Tecnología / Internet / Amazon / Galaxy S8: Samsung lanza un móvil de pantalla infinita

Galaxy S8: Samsung lanza un móvil de pantalla infinita

Samsung vuelve a la carga en los smartphones de alta gama. El gigante surcoreano ha presentado hoy su nuevo móvil estrella, el Galaxy S8 (y su versión Plus), en un evento simultáneo en Nueva York y Londres. Sabe que el mercado va a someterla a un duro escrutinio después de que la compañía se viera obligada a retirar del mercado el flamante Galaxy Note 7 pocos días después de haberlo lanzado por las igniciones espontáneas que sufría el dispositivo. Ahora quiere hacer borrón y cuenta nueva, y lo quiere hacer con un prodigio de ingeniería: un smartphone de pantalla infinita.

El fabricante surcoreano ha llevado a cabo el primer salto importante de diseño desde el S6 y ha presentado una máquina estéticamente casi perfecta. Le ha quitado los marcos, lo que le ha permitido ajustar su pantalla al borde, resolviendo la paradoja que reclaman los clientes de móviles que quieren cada vez pantallas más grandes para reproducir contenidos bajo demanda de calidad, pero que a la vez sea un teléfono manejable con una sola mano. Y el Galaxy S8, con pantalla de 5,8 pulgadas (el del Plus es de 6,2 pulgadas), lo es.

“Es el móvil más bonito que hemos hecho nunca. Nos hemos inspirado en las piscinas que se prolongan hacia el mar y que parece que no acaban nunca. Queríamos lanzar un móvil donde todo fuera pantalla y lo hemos conseguido, quitando los bordes y también el botón principal de inicio, que ya no se ve aunque sigue ahí virtualmente bajo la pantalla. Todo ello hace que el Galaxy S8 ofrezca una visión inmersiva sin igual”, dice la compañía, que pondrá el terminal a la venta en algunos países el próximo 21 de abril (en España será una semana después). Aunque la compañía no ha desvelado los precios, algunas filtraciones apuntan a que partirán de los 809 euros (el S8) y los 909 euros (la versión Plus).

Durante la presentación del nuevo buque insignia de la empresa, Samsung ha reconocido que el mercado de smartphones necesita un refresco. “Los consumidores están cansados de ver modelos muy parecidos y cada vez tardan más en renovar sus equipos, por eso queríamos sobrepasar los límites de los terminales actuales”.

La mayoría de los analistas cree que el hardware volverá a situar a la tecnológica surcoreana como el fabricante de los móviles más sofisticados del mundo, junto a Apple. En el S8 ha introducido varias tecnologías biométricas para potenciar la seguridad en su uso. El equipo incluye reconocimiento facial, del iris (uno de los más seguros, “porque el ojo no muta desde que se es bebé hasta que se es anciano”) y huella dactilar. En este caso, el lector de la huella está situado en la parte trasera del equipo.

Móvil y PC a la vez

Con el Galaxy S8, Samsung también se ha propuesto cumplir el viejo sueño de convertir el móvil en un ordenador. La compañía lanza junto con su Smartphone un accesorio, llamado Dex, que permite conectar el teléfono a un teclado, un ratón y una pantalla (que puede ser incluso la del televisor) y utilizarlo como si fuera la CPU de un ordenador, recreando un entorno de trabajo de ventanas idéntico al que se tiene con un PC. Dex tiene para ello dos puertos USB, otro HDMI, una conexión de Ethernet y una entrada de alimentación USB tipo C.

La idea, que trata de explotar la altísima capacidad de proceso de los móviles actuales (en este caso 4 gigas de RAM, 64 gigas de almacenamiento ampliables a 256 mediante tarjeta microSD y un potente procesador), no es nueva. Motorola intentó hace unos años unir el móvil con el ordenador y el pasado año HP anunció en el Mobile World Congress de Barcelona su Smartphone Elite X3, un teléfono con Windows 10 que, gracias a la tecnología Continuum de Microsoft, se transformaba en un PC de escritorio cuando se acoplaba en un accesorio. También la semana pasada se conoció que Apple había patentado un híbrido de smartphone y ordenador, donde el iPhone actuaría de CPU, pero se desconoce si finalmente lo lanzará al mercado.

Con esta propuesta, que permite al usuario pasar de un entorno móvil al de escritorio casi como por arte de magia, solo pinchando o desconectando el S8 del Dex, Samsung pretende revolucionar la experiencia de la informática móvil, tanto en el segmento empresarial como de consumo.

Más inteligente

Samsung también ha introducido en su nuevo móvil un asistente virtual propio llamado Bixby, el cual se despierta a través de una tecla dedicada situada en un lateral. Esta especie de mayordomo digital, similar al Siri de Apple, al Alexa de Amazon o al Assistant de Google, está integrado con el hardware para sacar todo el partido a la inteligencia artificial. “El objetivo es que el usuario pueda interactuar con el teléfono de una manera mucho más natural e intuitiva utilizando la voz, el tacto y las imágenes”, explica la compañía.

Gracias al asistente, el usuario podrá hablar a su Galaxy S8 y decirle, por ejemplo, que tiene una reunión y que no le molesten en dos horas. “Bixby lo entiende y no le pasará llamadas”. También podrá pedirle que le active la alarma, que le enseñe las fotos del último verano o incluso que le ofrezca información sobre un monumento o una botella de vino, gracias a un sistema de reconocimiento que se llama Bixby Vision a través de la cámara del móvil. “En este último caso, el asistente incluso podrá activar la compra del vino o de otros productos”. Para ello, Samsung ha llegado a un acuerdo con Amazon, aunque la idea de la compañía surcoreana es ampliar el número de socios.

Aunque la compañía ha defendido que su asistente “va a tener muchas ventajas” frente a los rivales y que irá aprendiendo según lo vaya utilizando el usuario, aún tendrá que demostrar la potencia de Bixby y convencer a los desarrolladores que merece la pena invertir en crear aplicaciones integradas con su agente digital. Bixby, que se estrena en inglés, coreano y saldrá pronto en español latino (no llegará hasta la segunda mitad del año en castellano), funcionará inicialmente con unas 10 aplicaciones de Samsung, pero la firma lanzará una herramienta para permitir a los desarrolladores crear aplicaciones que lo integren.

Conexión con los electrodomésticos

El flamante Galaxy S8, que llegará en tres colores (negro, plata y nuevo gris violeta), también viene con un app llamada Samsung Connect, que estará en la nube, y que permitirá conectar el móvil con los electrodomésticos. Así, el usuario podrá controlar desde el Smartphone la tele, la lavadora, el aire acondicionado, poner o apagar el robot-aspirador o las luces, e incluso ver qué hay dentro del frigorífico. La firma surcoreana quiere tomar posiciones en el internet de las cosas, tanto en el hogar como en la oficina. En un principio, esta aplicación funcionará con dispositivos Samsung, aunque la idea es que más adelante también funcione con productos de otros fabricantes.

 

Fuente: Cinco días

Sobre Nueva Teleindiscreta

Nueva Teleindiscreta
La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

La homilía del monasterio de Montserrat defiende el referéndum y rechaza la «represión»

El monje de Montserrat Sergi d’Assís ha defendido el 1-O este domingo, en la homilía …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: