Inicio / Ciencia / Ganar dinero no es sólo cuestión de talento

Ganar dinero no es sólo cuestión de talento

Investigadores italianos han creado un modelo informático que simula el proceso social que permite la acumulación de riqueza. Según este modelo, las personas más ricas no son las que tienen más talento, sino que su fortuna se debe particularmente a la suerte.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores de la Universidad de Catania, en la Italia insular, generaron 1.000 individuos artificiales o agentes a los que asignaron aleatoriamente diferentes talentos y niveles de inteligencia, con la finalidad de que todos tuvieran alguna habilidad.

Esos talentos y niveles de inteligencia se distribuyeron según un promedio, con alguna desviación. Al inicio de la simulación, todos esos individuos tienen similares condiciones: algunos son más listos que la media, pero nadie es 1.000 veces más listo que los demás.

La simulación reflejó 40 años de la vida laboral de cada individuo y a lo largo de ese tiempo va introduciendo sucesos afortunados aleatorios que les permiten ganar dinero, así como acontecimientos desafortunados que les hacen perder dinero. El modelo permite así estudiar el papel que el azar juega en este proceso.

Después de esos 40 años, los investigadores clasificaron a los individuos según su riqueza y analizaron las características de los más exitosos. Asimismo calcularon la distribución de la riqueza generada por el sistema. Luego reiniciaron el sistema y repitieron el ejercicio varias veces.

Réplica de la vida real

En todas las simulaciones, el sistema dibujó un escenario parecido al de la vida real: el 20% de los individuos del sistema se había hecho con el 80% de toda la riqueza generada en el modelo.

El resultado es sorprendente porque replica el modelo social de acumulación de la riqueza establecido por el principio de Pareto, enunciado en 1896 por el economista y filósofo italiano Vilfredo Pareto.

Pareto observó que la gente en la sociedad italiana de la época estaba estructurada por un 20% de población que ostentaba el 80 % de algo, y el grupo mayoritario, formado por un 80% de población, que tenía el 20% de ese mismo algo. Son cifras aproximadas.

Otro resultado que arroja el modelo: las personas más ricas no son generalmente las que acumulan más talento: nunca coincide la consecución del máximo beneficio con el máximo talento, señalan los investigadores. Y añaden: “nuestra simulación demuestra que es una cuestión de suerte”.

Es decir, los individuos que en el sistema habían conseguido mayor riqueza, concentraban también el mayor número de eventos afortunados que la simulación había distribuido aleatoriamente.



Fuente: Tendencias 21

Sobre Nueva Teleindiscreta

Nueva Teleindiscreta
La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

Podremos superar el calentamiento global si permanecemos unidos

Las relaciones comerciales y sociales ayudaron a nuestros ancestros Homo Sapiens a sobrevivir a una …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: