Inicio / Noticias / España / García-Page: «Ciudadanos araña votos al PSOE, hay que estar vigilantes»

García-Page: «Ciudadanos araña votos al PSOE, hay que estar vigilantes»

Han pasado 10 meses desde las primarias, ¿un retiro necesario?

Hemos tenido un año duro pero útil. Probablemente el PSOE llevaba mucho tiempo gestionando su propia catarsis y esto ha servido de vacuna.

Dice Felipe González que echa de menos liderazgo en el PSOE, que sea capaz de explicar en 20 minutos su proyecto para España, ¿comparte esta orfandad?

Buscamos que el PSOE gane cuota de liderazgo en la sociedad. El partido tiene definidos su planteamiento ideológico dentro de la socialdemocracia y su liderazgo. Es pronto para saber si las decisiones internas del PSOE son respaldadas socialmente. Eso lo dirán las elecciones.

¿Debe Mariano Rajoy convocarlas si no aprueba los Presupuestos?

En coherencia con sus propios postulados, sí. Los dirigentes del PP repiten constantemente que es clave y determinante tenerlos aprobados y creo que los Presupuestos se van a aprobar.

Si no hay Presupuestos ni elecciones, el PSOE exigirá a Rajoy que se someta a una cuestión de confianza. Teniendo en cuenta que la potestad de hacerlo es exclusiva del presidente del Gobierno, ¿no es más constructiva una moción de censura?

Una moción de censura significa una alternativa global al Gobierno que hay. Las cuentas no salían ni en diciembre ni en junio para una alternativa parlamentaria a Rajoy y siguen sin salir. La idea de la moción de censura es retórica, salvo que el PSOE haga lo contrario a lo que ha prometido, y fundamente su gobierno en los independentistas. Algunos hemos defendido siempre, y los acontecimientos han venido a avalar este planteamiento, que el PSOE no podía tener ninguna ambigüedad con el independentismo y que antes de que se rompiera España se rompería el PSOE.

Pongámonos en el escenario de que Rajoy acata la exigencia del PSOE y convoca elecciones, ¿está el partido preparado para la cita con las urnas?

Evidentemente. Tenemos programa, líder y la organización más experimentada en elecciones del panorama español. Otra cosa es que el ambiente sea el más propicio.

Hemos entrado en una dinámica en la que los líderes atraen más que las siglas. ¿Por qué el liderazgo de Sánchez no acaba de arrancar?

Sinceramente no entraría en ese debate. Pedro Sánchez se ha dejado la piel en cada campaña electoral y probablemente es más un problema de dosificar los ritmos que de pasividad. Supongo que esa es la estrategia que estamos siguiendo. Distingo mucho el ambiente de ahora y de cuando se acercan las elecciones.

Dice «supongo que es la estrategia que estamos siguiendo», ¿no la conoce?

No han compartido esa estrategia conmigo. Todavía queda tiempo para que entremos en escenario preelectoral. En España hay demasiada histeria, un mercadeo ofreciendo alternativas como si las elecciones fueran mañana.

Sin embargo todos los sondeos apuntan que el PSOE no es capaz de capitalizar ni el desgaste del Gobierno ni la crisis de Unidos Podemos. ¿Por qué los votantes no confían en el PSOE como alternativa? ¿Ha dejado de serlo?

Hay que tener paciencia. A estas alturas, el mapa político español no va a tener grandes oscilaciones. La única que se está produciendo es en el centro derecha, la que le come Ciudadanos al PP. El PSOE se mantiene y hay tiempo para esprintar. No puedes estar en una permanente remontada porque tampoco sabemos cuándo serán las elecciones, aunque particularmente pienso que serán al final de la legislatura.

Y ese esprint ¿hacia qué dirección se debe orientar: escorado a la izquierda para ganar el centro o conquistando el centro para ser alternativa en la izquierda?

Todos los que han conseguido entrar en La Moncloa lo han hecho porque han liderado el centro. Por tanto, el PSOE no puede renunciar al centro ni puede conformarse con ser el partido mayoritario de la izquierda. Para conseguir votos a su izquierda, el PSOE tiene que convertirse en alternativa y para ser alternativa hay que ganar el espacio de la centralidad.

Entiendo, entonces, que no comparte la estrategia de Ferraz de predicar «Somos la izquierda» y escorarse en este espectro ideológico para luego pugnar por el centro…

No es que discrepe. Se nos ha echado a la chepa Unidos Podemos, intentando ocupar el espacio de la socialdemocracia. Nosotros tenemos que defender y perimetrar claramente el espacio del PSOE y no permitir que nos invadan. Pero una cosa es eso y otra renunciar a la centralidad.

¿Es Ciudadanos una amenaza para el PSOE?

Ciudadanos está cogiendo votos mayoritariamente del PP, pero también está arañando votos al PSOE. Tenemos que estar vigilantes a esta posición, hay una zona templada del electorado que el PSOE no puede descuidar. Con Ciudadanos el PSOE tiene un margen de entendimiento alto, otra cosa es quién apoye a quién. En las encuestas hay un movimiento de ebullición, ahora la olla está hirviendo, pero no lo va a estar siempre.

Otra olla a presión ha sido el PSOE en los últimos meses, ahora el nuevo reglamento aprueba un cambio de la democracia representativa a la directa, ¿lo comparte?

Los reglamentos y los estatutos están hechos para favorecer los objetivos sociales y los intereses electorales del partido y no al revés. Lo que doy por bueno de este debate interno es que haya acabado. Ha sido un año abiertos en canal y dando un espectáculo de división muy considerable. Esto está superado, aunque eso no significa que no queden heridas y muchos sinsabores, pero hay que mirar hacia delante. Afortunadamente tenemos tomada la decisión del liderazgo. Hay que dar un voto de confianza a Pedro Sánchez, aunque esto no es un convento de clausura.

Hay compañeros que expresaron su malestar y que no acudieron al Comité Federal. Usted lo hizo, pero evitó votarlo, ¿acaso no se siente reconocido en el nuevo modelo de partido?

La votación fue por la tarde y no pude participar. Si hubiera estado en contra lo habría planteado abiertamente. El reglamento tiene importancia respecto a dinámicas internas, estoy más preocupado de que consigamos el liderazgo en la calle.

¿Y blindando liderazgos se ganan elecciones?

Blindar liderazgos… ¿Cree sinceramente que el objetivo de Pedro Sánchez es eternizarse aunque los resultados sean peores? Yo no lo creo…

Puede estar hasta 2029 al frente del PSOE aunque pierda tres veces las elecciones…

En realidad el ejercicio de asumir responsabilidades tiene valor en tanto que es voluntario, no porque estén regladas.

Pero con Sánchez como líder, el PSOE ha roto tres veces su suelo histórico…

Los resultados electorales hay que interpretarlos en función del contexto. Evidentemente la coyuntura del PSOE hoy no es la de los 80. Creo que el partido en las próximas elecciones va a mejorar resultados, la ambición legítima de Sánchez es ser presidente del Gobierno, no ser secretario general del PSOE a cualquier precio.

Suya fue una de las firmas que precipitó la salida de Sánchez. Ahora la dimisión de la mitad de la Ejecutiva no supone tumbar al secretario general… ¿Se arrepiente de aquello?

Hubo errores por todos los lados, pero la dimisión de la mitad más uno de la anterior Ejecutiva tampoco llevó aparejada la dimisión del secretario general. Yo fui invitado a irme si discrepaba y eso fue lo que hice.

¿Acudirá a la Escuela de Buen Gobierno?

Sí. Me invitaron a participar y allí estaré.

Se quiso escenificar una foto de unidad, pero gestos como el veto a Elena Valenciano demuestran que estamos lejos. ¿Sirvió esto para reabrir heridas?

Me hubiera gustado ver a Elena Valenciano presidiendo el grupo parlamentario de los socialistas europeos. Sobre este particular la Ejecutiva tomó su decisión y, por más que lo lamentemos, no va a cambiar. La clave está en la lista a las elecciones europeas. La Ejecutiva quiere abordar una profunda renovación y quiere tener el camino despejado.

Y respecto a la división…

No ha abierto heridas porque hay una determinación de darnos un voto de confianza. Esto no quiere decir que tengas que coincidir en todo ni callarte en todo, pero ahora hay que supeditar todos los objetivos a lo electoral y dar confianza a la dirección. Unos lo harán por convicción y otros por no ser la excusa si hay malos resultados. Estamos en una etapa en la que el PSOE puede discutir, pero centrándose en los problemas de la gente, porque seguir enredado en problemas internos sería entrar en una dinámica suicida.

¿Cree que, a pesar de perder las primarias, se ha impuesto el modelo de partido de Díaz?

Muchos de los debates que se tuvieron al socaire de tanto barullo interno hoy no se mantendrían. El PSOE tiene que definir su propio espacio independientemente de lo que haga Rajoy y tampoco puede pensar que nuestra suerte va a estar en el regreso de un bipartidismo clásico.

¿Por qué Ciudadanos le ha hurtado al PSC la alternativa al independentismo en Cataluña?

La ciudadanía pide de sus políticos certidumbre. Y en tiempos de crisis, más certidumbre.

¿Y el PSC no la ha dado?

El PSC no puede caer en el autoengaño colectivo, porque no es coherente con su trayectoria de gobierno.

¿Hasta dónde debe llegar el 155?

El 155 ha sido una medida obligada, no deseada por nadie. Por tanto, coincido con el Gobierno de España en que cuanto antes salgamos de este régimen de intervención, mejor. Eso sí, será muy difícil levantarlo si no cambia la actitud de los independentistas. Hay que estabilizar las constantes vitales de Cataluña y en el momento que eso sea así, salir de la mesa de operaciones.

Pues amenaza taquicardia. Sin Jordi Sànchez se aplaza el pleno en el Parlament…

Resulta un paso más en una escalada de provocación al Estado. No es tolerable que instituciones constitucionales como los parlamentos autonómicos utilicen el poder constitucional para atacar la Constitución. No hay sistema que lo tolere. Es ahí donde se produce la subversión.

Y mientras, Puigdemont sigue en Bruselas…

Sabe que ha incumplido la ley, por tanto, está huyendo de la cárcel. Si hay alguien que está consiguiendo que Oriol Junqueras y Jordi Sànchez no salgan de la cárcel es Puigdemont.

¿La nueva financiación la debe negociar el Gobierno con el PSOE o con las regiones?

Algunos planteamientos generales se pueden discutir a nivel nacional, aunque se me antoja difícil porque desconocemos los parámetros básicos que quiere plantear el Gobierno. Habrá un posicionamiento global sobre educación, sanidad y servicios públicos, pero es evidente que luego hay un componente territorial.



Fuente: La Razón

Sobre

Ver también

Bescansa propone a Errejón un acuerdo para ir juntos en Madrid y disputar el liderazgo de Podemos a Iglesias

La exdirigente y cofundadora de Podemos, Carolina Bescansa, ha difundido este miércoles un documento en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: