Home / Ciencia / Identificada la región cerebral que percibe la geometría espacial

Identificada la región cerebral que percibe la geometría espacial

Rastreando geometrías en el cerebro

Para averiguar cómo el cerebro percibe la geometría de sus alrededores, el equipo de investigación pidió a un grupo de voluntarios que mirasen imágenes de diferentes escenas tridimensionales, por ejemplo, de una habitación con paredes, techo y piso.

En otro momento de la investigación, los voluntarios veían los mismos espacios pero con cambios sustanciales: por ejemplo, la misma habitación sin paredes o sin techo.

Durante todo el experimento, los cerebros de los voluntarios eran observados en tiempo real a través de dos tecnologías de imagen cerebral de vanguardia: resonancia magnética funcional (RMf) y magnetoencefalografía (MEG), que permiten detectar no sólo patrones de actividad, sino también tiempo de ejecución de funciones.

Este procedimiento permitió a los investigadores observar cómo se reorganizan las zonas cerebrales implicadas para codificar la habitación con o sin paredes,  o con y sin techo: cuando eso ocurre, se producen cambios en el cerebro para que podamos percibir la geometría espacial en la nueva circunstancia.

Después de analizar los escáneres cerebrales de los participantes, los investigadores descubrieron que la actividad de las neuronas de OPA era la que reflejaba la geometría de las escenas observadas.

Más cerca de la solución

«La visión nos da una sensación casi instantánea de dónde estamos en el espacio, y en particular de la geometría de las superficies (el suelo, las paredes) que limitan nuestro movimiento. Aunque esa visión la percibimos sin esfuerzo, necesita la actividad coordinada de múltiples zonas cerebrales,» explica Nikolaus Kriegeskorte, autor principal del artículo, en un comunicado.

«La forma en que las neuronas trabajan juntas para darnos este sentido de nuestro entorno sigue siendo un misterio. Con este estudio, estamos un paso más cerca de resolver ese rompecabezas», añade Kriegeskorte.

En el futuro, el equipo de investigación planea incorporar tecnología de realidad virtual para crear entornos 3D más realistas para que los participantes experimenten. También planean construir modelos de redes neuronales que imiten la capacidad del cerebro para percibir el entorno.

«Nos gustaría juntar estas cosas y construir sistemas de visión por ordenador que sean más como nuestros propios cerebros, sistemas que cuentan con maquinaria especializada como lo que observamos aquí en el cerebro humano para detectar rápidamente la geometría del ambiente», concluye Kriegeskorte.



Fuente: Tendencias 21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + 6 =