Inicio / Ciencia / Identifican el origen común de la maldad humana

Identifican el origen común de la maldad humana

Una investigación ha identificado el origen común de la maldad humana: se llama Factor D. Agrupa a nueve comportamientos maliciosos que expresan el núcleo oscuro de la personalidad: el afán de poner por encima de los demás y de la comunidad, a cualquier precio, los intereses propios. Identifican el origen común de la maldad humana Una investigación en la que han participado científicos daneses y alemanes ha identificado el origen común de la maldad humana y lo han llamado el “factor oscuro de la personalidad” o “Factor D”.
Según esta investigación, el “Factor D” es la tendencia general a maximizar el interés individual sin tener en cuenta, de manera malintencionada, el daño que ese comportamiento puede tener sobre los demás, ni la inutilidad de su comportamiento.
Todos los rasgos oscuros de la personalidad se explican por esta tendencia psicológica a poner los intereses personales por encima de cualquier otro interés, ya sea de otra persona o comunidad, según esta investigación.

Tendencias 21 (Madrid). ISSN 2174-6850

Fuente: Tendencias 21

Sobre Nueva Teleindiscreta

La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

El futuro de nuestros hijos depende principalmente de la genética

La educación que proporcionamos a nuestros hijos sólo configura el 10% de su personalidad. La genética aporta el 40% y el entorno el 50%. La religiosidad o la música apenas están condicionadas por la influencia familiar. Las personas que comparten genes son mucho más parecidas que las personas que comparten educación. Por Eduardo Costas y Victoria López Rodas (*). La diversidad está en la esencia de lo que nos hace humanos: Las personas somos muy diferentes entre sí, no solamente en nuestro aspecto físico, sino también en nuestros rasgos conductuales. Basta un simple vistazo en la calle para comprobar que hay individuos altos y bajos, gordos y flacos, morenos y rubios… Pero también los hay descarados y tímidos, hábiles y torpes, que se les dan bien las matemáticas o que son incapaces de entender una ecuación, que tienen facilidad para los idiomas o que les cuesta mucho hablar otra lengua, que son muy agresivos o extraordinariamente pacíficos… ¿Qué es l... Tendencias 21 (Madrid). ISSN..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 4 =